1. Deportes
  2. »
  3. Otros deportes

Milito, La champions league es Argentina

La champions es Argentina con Milito el ganador de la final para el Inter de milan con dos anotaciones, asi como Walter Samuel, Cambiasso y Zanetti y con Messi como goleador absoluto.


El argentino abrió el marcador ante el Bayern Munich en el estadio Santiago Bernabeu. Foto: Reuters
Dos goles y una majestuosa actuación de Diego Milito le permitieron hoy al Inter de Italia ganar la Liga de Campeones, tras superar en la final por 2 a 0 al Bayern Múnich de Alemania.

Milito anotó los tantos a los 34 minutos del primer tiempo y a los 24 del complemento, y de esa manera le dio al elenco italiano un título que había ganado por última vez hace 45 años, al tiempo que le permitió quedarse con la Triple Corona tras ganar la Liga italiana y la Copa de ese país.

La Liga de Campeones la había ganado dos veces, en las ediciones de 1963/194 y 1964/1965, ambos con el argentino Helenio Herrera como entrenador. (NA)







A los 66:44 el argentino selló la suerte del Inter de Milan entregándole la Champions con la cual completa la tripleta, como lo hiciera el Barcelona. Dos golazos de Milito no permitieron reaccionar al Bayern que al final sucumbió 2 a 0.


Diego Milito, del Inter de Milán
El delantero argentino del Inter de Milán Diego Milito celebra su gol, el segundo de su equipo, frente al Bayern de Munich durante el partido correspondiente a la final de la Liga de Campeones que se disputa en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid.


Síntesis

Bayern Múnich: Butt; Lahm, Van Buyten, Demichelis, Badstuber; Robben, Van Bommel, Schweinsteiger, Altintop (Klose, m.63); Müller y Olic (Mario Gomez, m.74). Director técnico: Louis Van Gaal.

Inter Milán: Julio Cesar; Maicon, Lucio, Samuel, Chivu (Stankovic, m.68); Javier Zanetti, Cambiasso, Sneijder Eto'o, Diego Milito (Materazzi, m.91) y Pandev (Muntari, m.78). Director técnico: José Mourinho.

Goles: 0-1, m.35: Milito; 0-2, m.70: Milito
Árbitro: Howard Webb (ING). Mostró tarjeta amarilla a Demichelis (m.25), a Chivu (m.30) y a Van Bommel (m.77).
Incidencias: final de la Liga de Campeones disputada en el estadio Santiago Bernabéu ante unos 75.000 espectadores.



Diego Alberto Milito, futbolista argentino, nació el 12 de junio de 1979 en Bernal, partido de Quilmes, provincia de Buenos Aires. Juega de delantero y su actual equipo es el Inter de Milán de la Serie A de Italia.

Es el hermano mayor de Gabriel Milito, jugador del Fútbol Club Barcelona, compañeros en la selección Argentina de Fútbol.Jugó también con su hermano y con Sergio Agüero (el Kun) en el equipo de "Viejo Bueno" (Quilmes).
Debutó con Racing Club en 1999 ante Unión de Santa Fe (3-3). Llegó a ser campeón nacional con Racing Club, luego de 35 años de espera en 2001. Fichó por el Genoa en 2004.
En el verano de 2005, y tras ascender a la Serie A, motivos administrativos -debido a un caso de amaño de partidos- provocaron el descenso del Genoa a la Serie C.
En ese momento el Real Zaragoza, al que pertenecía su hermano Gabriel, vio una oportunidad de mercado para hacerse cargo de sus servicios. Tras estar a punto de contratar a Claudio López, el club zaragozano desestimó su adquisición a última hora y decidió centrar todos sus esfuerzos por traer al "Príncipe" a la capital aragonesa.
Pese a unas arduas y duras negociaciones de Jerónimo Suárez, en ese momento directivo del Real Zaragoza, que dialogó de forma personal con Enrico Preziosi, y gracias a la presión del jugador y su deseo de jugar en el Real Zaragoza, la entidad logró el pase del jugador en las últimas horas de mercado- el último día, 31 de Agosto, se llegó a un acuerdo e hizo oficial la contratación. Los términos del acuerdo consistían en una cesión por dos años, con un coste de 2 millones de Euros, y una opción de compra pasado este periodo, de 5 millones.
Para aquel entonces, ya había comenzado la temporada con un empate a cero, ante el Atlético Madrid en el Vicente Calderón, evidenciando una alarmante falta de gol. Recordemos que sólo había dos delanteros centro en la plantilla: un joven Sergio García, recién fichado del Barcelona, y Ewerthon, procedente del Borussia Dortmund.
En esa campaña, Diego Milito tenía la difícil misión de remplazar a David Villa, que tras un gran rendimiento en el equipo había sido traspasado al Valencia por 12 millones de Euros. Tras un recibimiento y presentación multitudinaria, Diego Milito debutó en liga el 11 de Septiembre de 2005, en la jornada 2, frente al propio Valencia C.F, con un resultado de 2-2, aunque no consiguió anotar. El primer gol, vestido de blanquillo lo anotó en la jornada 4, en la Romareda, frente a Osasuna de Pamplona, anotando el primer tanto zaragocista, para una cómoda victoria por 3-1.
Continúo su labor goleadora a lo largo de la temporada, consolidándose como una de las opciones más fiables del equipo. A lo largo de la campaña anotó 14 goles, siendo el máximo referente en este aspecto de la plantilla.
Sin embargo, su mayor logro lo convirtió en la Copa del Rey. Tras haber eliminado al Atlético de Madrid en octavos de final por un marcador global de 3-2, el Real Zaragoza se enfrentaría en cuartos de final al Barcelona, posteriormente campeón de La Liga y la Champions League esa misma temporada. El Real Zaragoza ganó en La Romareda, tras un partidazo por 4-2, con dos goles de Diego Milito y otros dos de Ewerthon. En la vuelta, partido disputado en el Camp Nou, el Real Zaragoza se defendió perfectamente, y pese a perder 2-1, alcanzó la siguiente ronda. En semifinales le esperaba el Real Madrid.
El 8 de febrero de 2006, se disputaba el encuentro de ida en La Romareda. Diego Milito le hizo 4 goles al Real Madrid, tres en la primera parte, todos con el pie, y uno tras la reanudación, de cabeza a la salida de un córner. El Real Zaragoza ganó ese partido con un histórico 6-1, con los mencionados cuatro goles de Milito y otros dos de Ewerthon. Quizás haya sido uno de los mejores partidos a nivel individual de un jugador del Real Zaragoza en toda la historia de este equipo, y este resultado marcó un hito en la ciudad. En el partido de vuelta, y pese a sufrir lo indecible, el Real Zaragoza perdió 4-0 en el estadio Santiago Bernabeu, y alcanzó la final del torneo.
La final se iba a disputar también en el estadio Santiago Bernabéu, el 12 de abril de 2006, y pese a que el Real Zaragoza de Víctor Muñoz llegaba como favorito, perdió por 4-1 frente al RCD Espanyol. Los goles de Corominas, Luis García (2) y Tamudo, neutralizaron el gol zaragocista de Ewerthon. Diego Milito disputó todo el partido, aunque no fue capaz de anotar. De esta forma, se terminaba en la forma más triste posible una de las trayectorias más impecables en este torneo.
En la temporada 2006-2007, pese a no realizar una buena pretemporada, sus presentaciones pronto comenzaron a destacar de nuevo, superando, con creces el rendimiento mostrado en la temporada anterior.
Se convirtió en el segundo máximo goleador del Real Zaragoza en una temporada en Primera división con 23 goles, sólo superado por el peruano Juan Roberto Seminario en la temporada 1961/1962 con 25.
De esta forma contribuyó de forma decisiva, tras estar toda la temporada tocando los puestos de Champions League, a la entrada del Real Zaragoza en la Copa de la UEFA tras acabar en sexta posición del campeonato, teniendo un papel crucial en las últimas jornadas, siendo el líder del equipo, y anotando el gol definitivo en la última jornada frente al Recreativo de Huelva, en el Nuevo Colombino, para empatar a uno, y conseguir la clasificación. En la jornada previa anotó dos goles frente al Real Madrid, en un partido decisivo para la consecución del campeonato y que estuvo a punto de costar el título a la entidad madridista. El resultado final fue 2-2, y gracias al gol de Real Madrid en el Camp Nou en el último minuto, Milito no se convirtió de nuevo en el verdugo madridista.
Compitió hasta la última jornada por el trofeo al máximo goleador de la liga, Pichichi, junto al holandés Ruud Van Nistelrooy, del Real Madrid y el malí Frédéric Kanouté, del Sevilla FC, yendo el trofeo al final para Van Nistelrooy que anotó 25 goles frente a los 23 de Milito. También luchó por la Bota de Oro, pero ésta fue definitivamente para el italiano de la AS Roma, Francesco Totti.
A mitad de temporada, el Real Zaragoza acordó pagar la opción de compra del jugador al Genoa, convirtiéndose a todos los efectos en jugador zaragocista.
La temporada 2007-2008, comenzó con rumores sobre su marcha de la entidad, que finalmente no fructificaron. Posteriormente el club mejoró su contrato vinculándolo por 4 años más y con una cláusula de rescisión record en la entidad: 100 millones de euros.
Pese a la mala marcha del equipo, eliminado en Copa de la UEFA frente al Aris y en Copa del Rey frente al Racing de Santander, además de descender de categoría, fue uno de los máximos anotadores con 15 goles.

El 1 de septiembre de 2008 se hizo público su fichaje por el Genova para las siguiente tres temporadas, que pago por su traspaso 10 millones de euros fijos más dos por objetivos, que finalmente gracias a la gran temporada del jugador se cumplieron, por lo que el precio final del traspaso fue de 12 millones de euros.2 Sin embargo, el Zaragoza no lo dio por oficial, ya que el contrato llegó tarde a la Liga, que lo aceptó. Pese a todo, el Zaragoza lo hizo oficial al siguiente día a expensas de ser un fichaje fuera de tiempo. Ya asentado en el club genoense Milito se ha consagrado como uno de los mejores delanteros del Calcio, por lo que varios grandes clubes han mostrado interés en él, con solo 28 partidos jugados ya acumulaba 21 goles en liga, solo por detrás de Marco Di Vaio con 23 y Zlatan Ibrahimović con 22 respectivamente. En la última jornada del calcio marcó 2 goles para terminar la temporada con 24, solo por detrás de Zlatan Ibrahimović.
El 20 de mayo de 2009, La Gazzetta dello Sport confirmó que Milito fue transferido al Inter por 25 millones de € (junto a Thiago Motta). Tuvo un excelente comienzo en su carrera con el Internazionale marcando dos goles en un 2-0 para ganar a Milán. Posteriormente, el 29 de agosto, en su primer derby, Milito ayudo en dos goles y anotó uno de penalti, su primer gol de la temporada, para coronar una victoria por 4-0. Más tarde, el 13 de septiembre, se anotó su segundo gol en la victoria por 2-0 en casa contra el Parma. En el siguiente partido contra el Cagliari marcó los dos goles para el Inter en un 1-2. Estos dos goles le colocaron en la parte superior de la tabla de goleadores de todos los tiempos con una tasa de espectacular, con 28 goles en 35 partidos, dando una media de 0,8 goles por partido. Milito continuó su carrera con otro gol en el partido de liga contra el Napoli, anotando el segundo gol después de que Samuel Eto'o anotó en el primer minuto, partido que ganaron 3-1.
El 30 de octubre, en una victoria en casa 5-3 contra el Palermo, Milito, que regresaba de una lesión, salió desde el banquillo para anotar el quinto gol del Inter. En el próximo partido, contra el Livorno anotó otro gol, metiendo siete goles en nueve partidos de liga. Tres días después, el 4 de noviembre, marcó su primer gol en la Liga de Campeones de la UEFA en fase de grupos. 1-2 victoria sobre el Dinamo de Kiev. El 24 de febrero, en otro partido de la Liga de Campeones, esta vez en octavos de final, anotó un gol importantísimo con el Chelsea en el Giuseppe Meazza, gol anotada en los primeros momentos del partido. Cuatro días más tarde, Milito metió el gol que le daría al Internazionale la victoria de 3-2 ante el Udinese, una victoria muy dura para los neroazurri. El 27 de marzo, tras perderse la victoria por 3-0 sobre el Livorno por una lesión muscular, Milito regresó a la batalla por el título en Roma, en donde marcó un gol en la derrota por 2-1. El 31 de marzo, anoto el único gol en el Giuseppe Meazza ante el CSKA de Moscú en cuartos de final, lo que aumentó las posibilidades del Internazionale de llegar a la semifinales. Diego marcó un gol vital que valió un pase a la final de La Liga de Campeones en Madrid contra el Barcelona, en una victoria por 3-1 en el Giuseppe Meazza. Día más tarde, el 5 de Mayo de 2010 Diego Milito conquista la Copa de Italia (TIM CUP) anotando un gran gol en la final que le dará este título al Inter de Milan frente a la Roma en el Stadio Olímpico de Roma. El 16 de Mayo de 2010, en la última jornada de la Serie A, en la que el Inter jugaba contra el Siena disputándose el título de liga con la Roma, anotó el único gol del partido, tras recibir una asistencia del capitán Javier Zanetti, dando así la liga al conjunto 'nerazzurro'

MESSI GOLEADOR




FUENTE
0
0
0
0No hay comentarios