Check the new version here

Popular channels

"Mirame de abajo"

Las declaraciones de Funes dios mori gemelo vienen con doble intenciones..


Bienvenido a mi nuevo post lince!











Funes Mori metió otro cabezazo clave y River le ganó a Newell's un partido muy chivo en Rosario. Así, y aun sin jugar bien, el Millonario mantuvo el invicto y estiró la ventaja sobre Independiente y Lanús. ¡Vamos, falta cada vez menos!

La fecha había sido todo lo favorable que parecía que no sería la visita al Parque Independencia. Los empates de Lanús e Independiente no solo le habían dado al equipo de Marcelo Gallardo la posibilidad de mantener la punta del torneo más allá del resultado de su duelo con Newell's, sino que también le habían ofrecido la chance inmejorable de volver a estirar la diferencia sobre sus perseguidores inmediatos.

Pero el Millonario se topó en el Coloso del Parque con el primer equipo que lo superó futbolísticamente en lo que va del semestre. Los rosarinos fueron dominadores absolutos del primer tiempo, en el que se adueñaron de la posesión de la pelota y del terreno. Lo único que le faltó al conjunto dirigido por Gustavo Raggio fue contundencia en los últimos metros y un arquero rival que no fuera de selección, como lo es Barovero.

Trapito evitó lo que se presagió como una derrota segura. Tapó tres o cuatro pelotas increíbles, incluido un mano a mano con Muñoz haciendo la de Dios, la de Ángel David Comizzo. Ojo, que él fuera la figura del partido era un síntoma inequívoco del nivel del equipo. River tuvo los peores 45 minutos del torneo: estuvo muy incómodo en defensa, jamás controló el medio ni pesó en ataque.

Extrañó a Teo y Vangioni, por supuesto. La ausencia del colombiano lo obligó a jugar sin un referente de área. Ni Mora ni Boyé pudieron contrarrestar la presión inacabable de Coti Fernández y Víctor López. Así como Funes Mori no pudo acomodarse al lateral. Lo desbordaron repetidamente y hasta le ganaron la espalda. Sumado a ello, el equipo en general fue impreciso, Ponzio no tuvo una buena noche y Sánchez y Rojas no pudieron hacer la diferencia que venían haciendo por las bandas.

Sin embargo, en el complemento, River pareció comprender aquel mensaje que Gallardo bajó contra Boca y, ante la imposibilidad de jugar por abajo, aprovechó cada pelota por arriba. Pezzella y Boyé dieron la advertencia, con palo incluido, y Funes Mori dio la estocada inesperada: córner, cabezazo y gol para enmudecer a medio Rosario. Sobre todo porque, a partir de ahí, el Millonario se paró con mayor seguridad, cerró filas y Newell's sintió el mazazo de haber hecho mucho como para quedarse con las manos vacías. Una pena, leproso, pero así es este River de Gallardo, puntero, invicto y ganador. Muy ganador.




0
0
0
0No comments yet