Mourinho entra en 'guerra' directa con el técnico del Benfic



El entrenador portugués del Chelsea José Mourinho entró en confrontación directa con el técnico del Benfica, su compatriota Jorge Jesús, al que acusó indirectamente de ser "poco inteligente" y recordó sus "agresiones" a la gramática portuguesa durante sus ruedas de prensa.

En una entrevista concedida a la cadena de televisión "TVI" divulgada hoy, Mourinho criticó a Jesús por "haber dudado" de sus palabras cuando dijo que la joven promesa brasileña del Benfica Talisca había sido seguido por clubes ingleses y que si hubiese podido conseguir permiso de trabajo, estaría jugando en la Premier League.

Mourinho se refería a unas declaraciones del preparador del conjunto lisboeta en las que cuestionaba que el futbolista fuera objeto de deseo de otros equipos.

"Si el Benfica llegó primero, una vez más demuestra que tiene capacidad en lo que hace. Ellos -en referencia a los clubes ingleses- conocían tan bien a Talisca por sus partidos en Brasil como yo conozco a D'Artagnan", señaló irónicamente el preparador del conjunto lisboeta.

Estas palabras, sin embargo, ofendieron al hoy entrenador del Chelsea, que se burló del nivel cultural de Jesús.

"Sobre el Benfica, voy a ser más explícito para que los menos inteligentes me entiendan. Tienen una buena estructura de observación, un buen presidente por su capacidad de dar al entrenador la posibilidad de contar con buenos jugadores... Pero no me gustó que un colega dudase de mis palabras, que además fueron comentarios positivos", argumentó.

"Me agrada entender que él lee a Alexander Dumas -autor de "Los tres mosqueteros", la obra donde aparece el personaje de D'Artagnan-, al contrario que yo, que por la vida que tengo y por estar trabajando fuera de Portugal desde hace tanto tiempo, me limito a leer cuando puedo el diccionario para que nunca me acusen de darle patadas", dijo en clara alusión a su compatriota.

La forma de hablar de Jesús ha sido ocasionalmente motivo de mofa en Portugal, y el propio preparador se ha defendido insistiendo en que tiene que ser juzgado por su capacidad como entrenador y no por sus dotes de oratoria.

"Parece que es íntimo de D'Artagnan, está leyendo a Dumas y le admiro por eso. Yo me limito a mi identidad, no leo a Dumas, tengo una vida diferente, un nivel cultural diferente e intento educarme y busco no ser acusado un día de ir dándole patadas al diccionario y agredirlo", insistió Mourinho.