Mundial: Por culpa de boca castigan a Uruguay

Muchas fuentes aseguran que se perdió el medio cupo que tenia suramerica en el mundial debido a los incidentes ocurridos en el partido de Boca Juniors y River plate.



La FIFA le pasará una costosa factura a la CONMEBOL por el escándalo de la violencia en el Superclásico de Copa Libertadores, del jueves pasado. El máximo organismo del fútbol mundial quería una sanción ejemplar contra Boca Juniors, por la violencia de sus barras contra los jugadores de River Plate. Y el fútbol sudamericano pagará muy caro por el bochorno: la quinta plaza para el Mundial de Rusia 2018 para Sudamérica está casi perdida.

Juan Ángel Napout, el actual presidente de la CONMEBOL, no tiene el peso que hasta su fallecimiento tuvo Julio Grondona, el presidente de la AFA y vicepresidente de la FIFA, quien hasta el Mundial de Brasil consiguió sostener el pulso a la FIFA y a la UEFA para impedir que se le quite una plaza a Sudamérica en los mundiales. Lo que no está claro por el momento es si esa media plaza iría a parar a la CONCACAF o a Asia. Cabe recordar que la UEFA pidió un cupo más para el Mundial de Rusia, al estar Rusia clasificada como anfitriona.





En las negociaciones que mantuvieron la FIFA y la CONMEBOL el sábado pasado para determinar la sanción que debía imponerse a Boca Juniors con motivo de la agresión en La Bombonera a jugadores de River Plate con gas pimienta, el organismo del fútbol sudamericano optó por perder la quinta plaza antes que perder a Boca en 2016 y años sucesivos en las competiciones continentales.


En conclusión prefirieron castigar a todos los países de suramericana que sancionar como se debe a Boca juniors.