Check the new version here

Popular channels

¡Música de Champions League!

EL MADRID debuta defendiendo corona y con la obligación de cambiar pitos por aplausos • Casillas se reencuentra con el Bernabéu • No habrá rotaciones



Vuelve el campeón de campeones de la Champions, el Real Madrid, de blanco inmaculado -sin los rasgones de la Liga- y con novedad en la camiseta. Por primera vez los madridistas jugarán la Copa de Europa con un 10 encima de la orejona en la manga. Un motivo de orgullo para un madridismo en horas bajas.
Habrá música de Champions... y quién sabe si de viento. El eco de los pitos a Casillas todavía resuena en el Santiago Bernabéu. El partido dará comienzo mucho antes que el silbido inicial. Empezará con el calentamiento, cuando Iker salga al terreno de juego, y continuará cuando por megafonía se anuncie la alineación blanca y el speaker nombre al portero. Para ese momento, las gradas estarán llenas. Y ya se sabrá por dónde irá el juicio del público "soberano", que ya tiene avisado a más de un compañero del capitán.
Ancelotti no quiere debates. Su portero es Iker. Al italiano nunca le gustaron los incendios, aunque haya demostrado ser un bombero experimentado. Prefiere que se hable de fútbol. Por ahí debe empezar el Madrid a recuperar el crédito perdido. Carlo apostará por los mismos de Cardiff, kilómetro 0 del Madrid post Décima, aunque desde aquel día el equipo haya perdido el rumbo.
Sin cambios
En los jugadores está cambiar los pitos por aplausos. Aunque las encuestas entre aficionados repartan culpas, desde lo más alto hasta casi el jardinero, el técnico y la propia plantilla han señalado que falta tensión e incluso actitud. Otro asunto son las piernas y las segundas partes. Todo ello, en definitiva, apunta al equipo.
No se esperan muchas variaciones en el once respecto al derbi. Carlo quiere que el que va a ser su bloque durante la temporada recupere sensaciones, acople automatismos y genere simbiosis. No parece que sea tiempo propicio para rotaciones.
El vocabulario de Ancelotti no es muy extenso, pero cuando insiste en un término no lo hace por falta de sinónimos, sino intencionadamente. El año pasado fue 'equilibrio'. Ahora parece que 'continuidad', repetida ayer en varias ocasiones en sala de prensa. El objetivo ahora es trasladar los buenos minutos de fútbol, que los ha habido -Cardiff, la primera media hora de Anoeta, un tramo antes del descanso en el derbi-, al resto del partido.
El Madrid no se puede permitir otro tropezón hasta el próximo parón por selecciones. Son seis partidos, dos de Champions (Basilea y Ludogorets) y cuatro de Liga (Riazor, Elche, El Madrigal y Athletic). Ni hay margen para el error, ni está el Bernabéu para bromas. El vestuario coincidió tras Lisboa en que se abría un ciclo ganador para el Madrid, sin la presión de la Décima. Urge dejar atrás las fuertes turbulencias para recuperar el rumbo.
Basilea y el 'jogo bonito'
El compañero de viaje esta noche será el Basilea, que viene de perder el liderato tras caer con claridad contra el Grasshopper (3-1). Paulo Sousa, técnico del equipo suizo -una de las cenicientas del bombo dos-, avanzó ayer que no serán un conjunto correoso. "Este año vamos con una propuesta de juego diferente. Nos está gustando y nos trae buenos resultados. Hay alegría. Buscamos un fútbol atractivo. Venimos sin complejos, con mucha personalidad, con ambición y coraje".
Los blancos deberán tener cuidado con el '9', Streller, una torre de 1,95 que deberá ser vigilada en los balones aéreos. Habrá un exmadridista en el Basilea, el argentino Samuel (36 años), aquel famoso Muro que duró una temporada en el Bernabéu.



link: http://www.youtube.com/watch?v=eqw81iMZYaQ



link: http://www.youtube.com/watch?v=bCTrMEJWk3M
0
0
0
0No comments yet