Check the new version here

Popular channels

Nadie puede contra Golovkin

Nadie puede con la Triple G: ¿Algún valiente contra Golovkin?



El boxeo no llora la abdicación de Floyd 'Money' Mayweather, hay mucha emoción, pasión y verdad más allá de las grandes orgías del dinero. Sin tanto humo... A Gennady Gennadievich Golovkin tampoco jamás nadie le hizo besar la lona, su cara bonita tan intacta como la de Pretty Boy, muchos menos millones de dólares en la cuenta a pesar de más dinamita en los puños.


link: https://www.youtube.com/watch?time_continue=23&v=YeCrE_vuumI


En un duelo de noqueadores sólo puedo quedar uno en pie, la patente de la mano pesada, y se sabe de quien es. Gennady Golovkin (kazajo, pero de etnia rusa, 33 años, 75 kg) se reafirmó como el peso medio medio más temible del momento tras machacar del primero hasta el octavo asalto, lo que le duró, a un noqueador tan agresivo como el canadiense David Lemieux, que le retaba con un 34 victorias, 2 derrotas, 31 de ellas antes del límite. El jab como frontón y también como mortero, ya ni hablamos de su clásica doble combinación o el poder de sus ganchos. Le recetó 359 jabs, todo un festival, e impactó la friolera de 171, casi en vía libre, mientras que de sus 190 golpes de poder clavó en la diana 110. Eso dicen las matemáticas de CompuBox. Impecable discurso.Las cuentas salen de memoria al Triple G, al invicto más temible, el TKO consecutivo número 21. Son 34 victorias,, 0 derrotas, con 31 antes del límite, el mejor porcentaje de KO la historia de la división. Y que sigan las esquelas una vez su primera gran velada en PPV por la HBO, a 50 dólares la ración, con un Madison lleno hasta la bandera. Que pase el siguiente deprisa, la corona mundial del peso medio de la FIB se suma a las que ya tenía de más rango en el Consejo Mundial (interino de la CMB), la OIB y la AMB. A priori era su prueba más dura en sus 34 víctimas, pero el kazajo 'mexicanizado' por su esquina (bajo las artes de Abel Sánchez) demostró la eficencia de una procesadora de jabs que hizo rebotar como un muelle una y otra vez la cabeza del canadiense. Y, para calentar al Madison, también le recetó a conveniencia, con el cálculo del riesgo siempre presente, anestesia de su clásica doble combinación que terminaron en ganchos a la cabeza o al cuerpo. ¡Ay!Un concierto de jabTanto hierro hizo hincar el orgullo y las rodillas del canadiense, como al final del quinto round con una derecha al hígado. Hasta los más valientes piden clemencia, que el árbitro concedió aunque él no lo quisiera. Allí lo salvó el conteo antes de la campana, y tras el espejismo de equilibrio y furia en el sexto, el trabajo de demolición siguió en el séptimo para que el juez se cansara de ver el castigo (minuto 1.23 del octavo), el martirio, siempre del mismo lado. Jab como defensa y... ataque, su clásica doble combinación y, de propina, unos ganchos poderosos con el brazo lo más extendido posible, de la mano más pesada del boxeo actual. .Ni en el centro ni, desde luego, contra las cuerdas, el paredón donde Golovkin los martiriza uno tras otro. Si una cosa se demostró a las claras es que el boxeo frontal, sin apenas burlas laterales del canadiense, estaba perfectamente estudiado por Triple G, constante aguijón venenoso con su jab y que, con uno o dos pasos hacia atrás, salió de la distancia de su oponente, impotente salvo en un par de ataque en el sexto. Porque Golovkin no sólo es mano pesada, boxeó y muy bien con efectivos pases laterales y también peleó yendo hacia atrás. El incontestable triunfo en un clásico duelo de noqueadores eleva aún más el caché de Triple G, en busca del combate y el botín de toda una vida. Nunca aburre, pero Mayweather no quiere probar lo que es un martillo pilón, está oficialmente retirado según él -nadie se lo cree que no vaya a por el botín nº 50- y totalmente entregado al lujo y exhibición de sus decenas de millones de dólares por Bora Bora, Cuba, Las Caimán etc etc. Se lo negó y se lo negará casi seguro pese a que GGG estaría dispuesto a bajar, por la gloria y por la bolsa de su vida, hasta las 157 libras. Quien no debiera negárselo, por el bien de las 16 cuerdas, sería el ganador de la megapelea del año, el Canelo vs Cotto, México vs Puerto Rico (otro histórico más), del próximo 21 de noviembre en el Mandalay Bay de Las Vegas . Dicen que así será. Top Rank no está muerta tras la decadencia y jubilación de Pacquiao, al que sólo le queda la pelea de despedida. Esperan las grandes bolsas y, aunque su promotora sea K2 Promotions, Triple G anda suelto y exige valientes. ¿Los hay?





0
0
0
1
0No comments yet