Check the new version here

Popular channels

No compito con Cristiano



Andrés fue el más aplaudido cuando la voz del estadio anunció su nombre y ovacionado cuando salió de la cancha. Ah, asistió en el gol. ¿Nace un ídolo?

Y con el número 25, Aaaaaandrés Cháaaavez”. El aplausómetro explotó cuando de la gola de la voz del estadio surgieron cada una de las letras de su nombre y apellido. Casi tomado como propio, el ex Banfield fue, por lejos, el más que más mimos recibió por parte del hincha de Boca ayer en la Bombonera. Desde ese momento y en cada intervención se notó el cariño que el Comandante se ganó en un puñado de partidos que, a pesar de la levantada en las últimas fechas, no son de lo mejor en la era moderna del Xeneize. Aún así, tal vez por características, por ganas, por esa pinta de tanque con hambre de gloria, a su nombre lo acompañó una tremenda ovación que él retribuyó con la asistencia para el gol de Pachi Carrizo. Decime qué se siente, Andrés...

Porque el amor de la gente hay que ganárselo en cancha. Ahí es donde el punta cosecha los aplausos partido a partido. Además de ser figura, fue desequilibrante y gran artífice del triunfo. Después de esa bola que recuperó Gago en la mitad de la cancha, Chávez arremetió en velocidad, dejó en el camino (y bien atrás) a Sebastián Martínez y le dijo a Pachi ‘tomá y hacelo’. La Bombonera, lógico, anotó esa acción para que después el ex Taladro se volviera a ganar que a los hinchas se le pongan coloradas las palmas por él. Y cuando el Vasco Arruabarrena lo cambió por el chileno Fuenzalida, apareció la segunda gran ovación de la noche. Andrés va camino a la idolatría.






0
0
0
0
0No comments yet
      GIF
      New