Check the new version here

Popular channels

No tiembla, ruge

El Virrey había decidido sacar al Puma y a Castellani y, si bien el ensayo al final se suspendió, fue todo un mensaje: no hay titulares.




Una lista, prolijamente impresa, pegada en el corcho del vestuario, anuncia los citados a la práctica de fútbol prevista para hoy. En dos horarios distintos, titulares por un lado, suplentes del otro. Entre los primeros, aparecen nombrados Orion, Grana, Díaz, Forlin, Zárate, Erbes, Gago, Bravo, Carrizo, Martínez y Calleri. A esa hora de la mañana, sin la noticia del fallecimiento de Grondona y la suspensión de la fecha, los 11 elegidos para arrancar el torneo frente a Newell’s en La Boca.

La sorpresa no está en los que ingresan (Fede Bravo y Juan Manuel Martínez), sino en los que salen en esos lugares: el Puma Gigliotti, el 9 referencia en la última temporada. Y Castellani, el refuerzo que se pensó para ser la alternativa a Riquelme. La comparación es con la formación que arrancó en el 0-2 ante Huracán: además de Zárate, quien aparece en el lateral izquierdo en lugar de Insúa (desgarrado), Bravo es el recuerdo fresco de cómo el equipo logró el equilibrio defensivo en el último tramo del torneo. Y ahora que se recuperó de una lesión ligamentaria en la rodilla, para el DT se imponía su presencia. Y para Martínez, de quien siempre se espera más, es una nueva oportunidad de demostrar que no se olvidó de jugar.

Sin embargo, para Bianchi, como el martes les hizo saber a los jugadores en la intimidad, ninguno tiene el puesto ganado. Y ya hay dos que parecen pagar cara la eliminación en la Copa Argentina. Aunque lo pidió con insistencia hace un año, y fue el goleador de Boca en la 13/14 (ocho gritos en cada semestre), hace un tiempo que el DT quiere sacar a Gigliotti. Lo nota con escasa movilidad, poco participativo del juego y menos efectivo de lo que él pretende. En el Final, no tenía por quién reemplazarlo (apenas Riaño jugó de 9 un par de partidos y no gustó). Ahora, se le abre la competencia con la llegada de Chávez, romperredes del Banfield que ascendió, pero el primer respaldo como centrodelantero es para Calleri, quien jugaba en esa posición en All Boys y mojó cuatro veces en los amistosos, contra ningún tanto de Gigliotti, víctima de las pocas chances que el equipo le genera.

¿Y Castellani? Su puesto de origen es enganche, aunque hace años que no juega en esa ubicación. En el primer partido oficial del nuevo 4-4-2, el ex Godoy Cruz arrancó como volante derecho y alternó la banda con Carrizo. Mostró una pegada interesante pero no terminó de acomodarse. Ayer Bianchi dialogó un rato con él y le dio indicaciones. Como Bravo es 5 de recuperación, seguramente Erbes jugará de 8. Una idea para el debut que, como ahora quedó más lejos, podrá sumar más de un ensayo o, por caso, sufrir modificaciones. Otra vez.
0
0
0
0No comments yet