Check the new version here

Popular channels

“Nos vienen a silbar estos hijos de p#"a”.

Luego del empate de Vélez ante Atlético de Rafaela, un grupo de la barra del fortín "habló" con el arquero uruguayo Sebastián Sosa, quien se había enojado por los insultos y silbidos recibidos en el encuentro. Retirándose del campo de juego el exgolero de Peñarol, dijo enojado: “Nos vienen a silbar estos hijos de puta”.



Después del empate ante Atlético de Rafaela, un grupo de simpatizantes de Vélez, se acercó al vestuario y pidió hablar con el arquero Sebastián Sosa, quien se había enojado por los insultos del público. "No pasó a mayores, quedó todo ahí", explicó.
"Nos vienen a silbar estos hijos de puta", exclamó furioso Sosa, minutos después del partido, mientras se retiraba del campo de juego. Estaba enojado, caliente, por eso le pidió a sus compañeros que no saluden al público. Sin embargo, antes de retirarse del estadio, un seguridad le preguntó si tenía problemas en recibir a un grupo de barras. Sosa dijo que si y hablaron durante unos minutos, aunque el golero no quiso revelar el diálogo.
"No, no estuvo bueno. Estaba mi familia cerca de esa conversación. Incluso, la gente de seguridad me preguntó si no tenía problema. Les dije que no. No tenía problemas. Nunca me había pasado algo así. Salvo un hola y chau cuando me los he cruzado", contó Sosa luego de lo sucedido y agregó: "No quiero decir más nada, fue una conversación con la barra", finalizó.
Sobre el enojo tras el partido, dijo: "Yo salía de una conversación con un compañero y justo nos silbaron. En lo personal, no me sentí identificado porque creí que había tenido un buen partido. No esperaba eso" y para finalizar reflexionó: "quería pedirle disculpas a la gente que se sintió afectada. Fue una situación del momento, tenía las pulsaciones a mil".
0
0
0
0No comments yet