Check the new version here

Popular channels

Olave: "es lindo jugar en River"

La historia del personaje no deslumbra, aunque tiene varias aristas interesantes. El deporte siempre fue su mundo, y a pesar de que Juan Carlos Olave alcanzó a trascender en el ambiente como futbolista, su carrera comenzó ligada al basquetbol.






En el Club Las Palmas, de Córdoba, el ahora arquero de River inició su trayectoria picando la pelota, tirando al aro y bajando rebotes. El fútbol se interpuso en su camino y cambió el parquet por el césped. Fue el turno de Instituto de Córdoba, el paso por Bolívar, de Bolivia, en donde jugó la Copa Libertadores de 1997, el regreso a su provincia para vestir la camiseta de Belgrano, el traspaso a Gimnasia y Esgrima La Plata, la partida a Murcia, de España, y la vuelta al país para ocupar el arco millonario.





"Esta es una linda oportunidad. Agradezco a quien me la ha dado, y lógicamente aparte del desafío personal hay uno deportivo. Hay que tratar de salir campeón y ganar la Copa, dos objetivos que seducen a cualquier jugador", confiesa, y denota que si bien hace poco que está en el club de Núñez ya está inmerso en ese objetivo especial que significa para los millonarios el máximo certamen continental.

Hoy, en esta ciudad, el arquero que en algún momento estuvo cerca de ser transferido a Boca, y que era primo del popular cantante cordobés El Potro Rodrigo, tendrá la primera experiencia con los colores de River. Para el simpatizante el partido frente a Oriente Petrolero no tiene demasiados atractivos después del 6-0 logrado en el match de ida, pero para Olave será inolvidable.

"Nosotros vamos a jugar un partido que está 0 a 0. Debemos ganarlo, jugar como lo hace River y como pretende el técnico. No hay que pensar en el resultado anterior, sino en afrontar 90 minutos con la misma actitud e intensidad con las que jugó River en sus dos primeros partidos", explica. En las palabras se refleja el pensamiento de todo el plantel y, en especial, del cuerpo técnico que encabeza Daniel Passarella, que no desea ninguna sorpresa en el camino.


-¿Cómo se hace para no entrar desconcentrado en un partido que en los papeles está definido?

-Este plantel es humilde y se sacrifica mucho. Hay que tener los pies sobre la tierra, porque esto recién empieza. River está jugando muy bien y hay que mantener ese nivel, porque eso será lo que nos permita hacer la diferencia en el torneo local y en la Copa.

-¿Sentís nervios por la proximidad del debut?

-(Risas)... No sé si voy a debutar, porque Passarella todavía no confirmó el equipo. Uno siempre se ilusiona con jugar, y ojalá que se me presente la oportunidad y aprovecharla. River tiene dos arqueros de muy buen nivel y yo vine a buscarme un lugar en el equipo.

-Pero con Passarella estuviste hablando en los últimos días.

-Passarella me va comentando cuál es su intención. Me vienen muy bien esas charlas, porque uno va conociendo y se quiere mostrar. De a poquito, me va inculcando lo que quiere. Además, los consejos del Flaco (Alejandro) Saccone también ayudan. El estuvo muchos años en el club.

-Te está preparando para el debut entonces.

-(Risas)... Es que en equipos como River te llegan poco y uno tiene que trabajar en la concentración para estar bien los 90 minutos.

-¿Qué es lo que más te deslumbró de River?


-River es un equipo muy prestigioso a nivel mundial. Lo que se hace tiene repercusión en todo el mundo. Te sorprende la calidad de jugadores que hay. Yo vengo de un fútbol totalmente distinto.


-¿Ese prestigio que tienen los jugadores es un plus que tiene el plantel?


-Es muy lindo estar en un equipo que juega bien como lo está haciendo River hasta ahora. Lo importante es lograr una regularidad y mantenerla hasta el final de la competencia. Si River mantiene este nivel puede lograr cosas importantes.


Algún tiempo atrás pocos en River imaginaban que habría que ir tras los pasos de un arquero. Pero la venta de Franco Costanzo al Alavés, de España, abrió esa puerta para Olave, que conoce que el puesto es de Germán Lux y que deberá mantener una dura batalla con Juan Pablo Carrizo, el juvenil que deslumbró en los torneos de verano.

Pero en un equipo que aún busca definir su perfil, la oportunidad puede aparecer en cualquier momento. Y esta noche, Olave tendrá la primera prueba de fuego . .
0
0
0
0No comments yet