Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
En 1978 se marchó de Medellín, con una lesión de rodilla que cerró su carrera de futbolista. Pero volvió al país en 2012, para brillar en su primer ciclo y reafirmarse como seleccionador colombiano



El titular del fútbol colombiano habló por el pueblo. El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, dijo que la renovación de José Pékerman siempre fue "el plan A, B y C para el cargo" de seleccionador. El país lo ama, se rinde a sus pies.

Pero su historia con el país que hoy lo adora viene de lejos. Jugó en el Independiente Medellín entre 1975 y 1978. Era un mediocampista de marca, buen recuperador de balones, corría los noventa minutos y tenía gran visión del campo. Vanessa, su hija mayor, nació por esos años de futbolista.

Jugó hasta que una lesión en una de sus rodillas terminó con su carrera como jugador a los 28 años. El volante de las medias caídas, cabello dorado y cintas de tela en la rodilla tuvo que decir adiós al fútbol profesional muy temprano. Su carrera como jugador estaba acabada. Tuvo que lidiar con problemas económicos que lo llevaron incluso a trabajar como taxista.

El titular del fútbol colombiano habló por el pueblo. El presidente de la Federación Colombiana de Fútbol, Luis Bedoya, dijo que la renovación de José Pékerman siempre fue "el plan A, B y C para el cargo" de seleccionador. El país lo ama, se rinde a sus pies.

Pero su historia con el país que hoy lo adora viene de lejos. Jugó en el Independiente Medellín entre 1975 y 1978. Era un mediocampista de marca, buen recuperador de balones, corría los noventa minutos y tenía gran visión del campo. Vanessa, su hija mayor, nació por esos años de futbolista.

Jugó hasta que una lesión en una de sus rodillas terminó con su carrera como jugador a los 28 años. El volante de las medias caídas, cabello dorado y cintas de tela en la rodilla tuvo que decir adiós al fútbol profesional muy temprano. Su carrera como jugador estaba acabada. Tuvo que lidiar con problemas económicos que lo llevaron incluso a trabajar como taxista.

Comienza una nueva etapa, con un contrato de cuatro años, hasta el 2018. Pekerman tendrá como grandes objetivos preparar al equipo para la Copa América de Chile 2015 y las eliminatorias para el Mundial Rusia 2018.

Pero mientras llegan las competiciones, su reto inmediato será el partido amistoso del próximo 5 de septiembre con Brasil en Miami, en el que Colombia tendrá la oportunidad de revancha de la eliminación mundialista. Otra revancha para Pékerman, que se vengó de aquel retiro prematuro con una idolatría.