Popular channels

Peñarol: Un arranque soñado

Un arranque soñado


Fútbol, velocidad, orden y disciplina táctica. La inteligencia colectiva para saber elegir la estrategia; para apretar el acelerador e ir a fondo, de la misma forma que elegir el camino para administrar las fuerzas, porque el partido está bajo control. Superioridad física y anímica. La mejor versión de Antonio Pacheco. También la de los carrileros, que son claves en la estructura que plantea el técnico Jorge Fossati. La seguridad en el arco y la profundidad de los atacantes. El estreno de Peñarol en el Apertura fue soñado para el hincha y de esos que dejan argumentos que bien puede utilizar como para creer que está en presencia de un equipo capaz de brindarle tantas alegrías como hacía tiempo no le sucedía.





El estreno de los torneo suelen generar muchas expectativas, que se desinflan. Porque los músculos están en ablande, y la ilusión y esperanza se va llenando en cuentagotas. Sin embargo, Peñarol, que demostró que no es un equipo en formación sino que es uno que lleva siete meses de crecimiento y maduración con el técnico Fossati, salió a demostrar valor agregado en todos los aspectos de su juego.
Con el ritmo que propuso el equipo y el brillo que le dieron Pacheco, Diogo y "Japo" Rodríguez, Peñarol encontró en lo de todos y en los de cada uno, las fortalezas para estrenarse con una goleada 3-0. Y había que ver a "Tony" cambiando las lágrimas del último torneo, cuando el final de su carrera parecía tan cerca, por la sonrisa que llenó su rostro en el estreno en el Apertura 2014-2015 en el que se lo vio como en sus mejores épocas, con brillantez futbolística y excelencia física.
El éxito de Peñarol lleva el agregado de que Cerro, con sus limitaciones, le salió a jugar con la misma fórmula: con fútbol. Siempre miró el arco de Migliore y, aunque no tuvo el mismo peso en sus individualidades, intentó jugar bien para llegar a un buen final. En esta ocasión las diferencias fueron grandes, no obstante se ve el sello de Pablo Rodríguez.
Por eso Peñarol planteó un partido sin pausas hasta que estableció la diferencia, y llevó el juego al lugar que más le convenía. Con el marcador de su lado, reguló el esfuerzo, pero encontró en Rodales y Diogo dos motores que impulsaron el juego. Pacheco jugó con inteligencia y fútbol a un toque, igual que "Japo". Jonathan Rodríguez velocidad y el estreno de los aurinegros fue soñado. Por fútbol y goles, si esta es la carta de presentación, es seguro que sigue así, no lo para nadie.





0
0
0
0No comments yet