About Taringa!

Popular channels

Pronostican que se agravará la recesión después del default

Según 11 economistas consultados por Clarín, el consumo y el crédito caerán más en el segundo semestre. Ven una contracción promedio del PBI de 2%. Un acuerdo con los fondos buitre, dicen, atenuaría el declive.


Ya eligió. Ahora Kicillof apuesta a expandir el gasto público


El viernes a las 7 de la tarde los principales economistas de la city seguían en sus oficinas abriendo y cerrando planillas de excel. Mañana arranca la primer semana de agosto y sus informes o charlas saldrán como pan caliente.

¿Cuánto más caerá la economía? ¿Cuánto subirá el dólar? ¿Qué mensajes enviar a la casa matriz? “Por estas horas uno trabaja más como psicólogo que como economista”, confesó a Clarín Rodrigo Alvarez, director de Analytica. “Estamos terminando los números para presentarlos esta semana”, dijo Miguel Angel Broda el viernes por la noche desde su oficina en Palermo. Y anticipa: “La velocidad a la que caerá la economía en los próximos meses se acelerará”.

Clarín preguntó a 11 economistas cómo sigue la película después de que el país no cumplió el miércoles pasado con un vencimiento de US$ 539 millones del bono Discount. Todos corrigieron para abajo, en mayor o menor magnitud, sus pronósticos de crecimiento, que en realidad son de contracción.

Hay dos visiones entre los gurúes. Por un lado, quienes calculan que la contracción será de alrededor de 3% (abeceb.com, LCG, E&R, Melconian). Ellos creen que, a la trayectoria descendente que ya traía la economía en la primera mitad del año, se sumará ahora el nuevo evento: no habrá acuerdo con los fondos buitre y se gatillará la deuda, con lo cual aquellos que tienen bonos que vencen en 2033 podrían pedir que les devuelvan su capital. Esto se traducirá en que las provincias y las empresas deban fondearse con préstamos más caros. La otra visión, más optimista, sostiene que el mercado seguirá “creyendo” en un arreglo antes de diciembre o, a lo sumo, en enero. “Trabajamos con la idea de que el default es transitorio”, explica Broda, que ve una recesión de 1,7%.

La pregunta del millón es cómo afectará el default -o como se llame- la vida cotidiana.

Todos los economistas coinciden. En primer lugar, este default modelo 2014 no es la versión 2001/2002. Segundo, el impacto será una mayor recesión. ¿Y qué significa más recesión?

“Menos consumo, menos crédito y menos inversión”, dice Alvarez. ¿Pero entonces qué es lo distinto a lo que vivían los argentinos 10 días atrás? “Esas variables se contraerán ahora a una velocidad mayor”, vaticina Broda.

Por estos días se escuchará a más economistas decir que, además del tema buitres, hay otros frentes abiertos de aquí a fin de año. Uno es el precio de la soja. Su valor futuro a noviembre perforó los US$ 400. El otro es el dólar. “En la primera mitad del año las reservas prácticamente no aumentaron sin el affaire Griesa y con la cosecha”, especula Carlos Melconian. “Ahora habrá menos oferta de dólares y la presión subirá”. Para Dante Sica, director de abeceb.com, el dólar oficial a fin de año llegará a $9,40.

Uno de los principales problemas de los pronósticos de los economistas es que sus proyecciones muchas veces no tienen en cuenta que el Gobierno reacciona. Y el kirchnerismo ha dado prueba de ello. Sin embargo, para Broda esa es la parte más fácil de pronosticar este año porque “el ministro Axel Kicillof ya eligió: habrá más gasto público y más expansión monetaria”. Según Nicolás Dujovne, la emisión para asistir al Tesoro será de más de $ 167.270 millones.

Lucas Llach, economista y profesor de la Universidad Torcuato Di Tella, cree que lo grave del default sobre el día a día no será que agrave la recesión sino que trunque la posibilidad de despertar la economía con dólares nuevos. “Había una chance de dejar atrás una economía que funcionó mal en la segunda gestión de Cristina”, explica. “Y esa posibilidad cabe sólo si conseguimos dólares para no pagar la deuda con reservas del Banco Central. Eso nos permitiría usar dólares para importar más y que el nivel de actividad no se caiga”, concluye. Para Melconian, el plan del Gobierno de buscar dólares “quedó trunco, con independencia de lo que ellos quieran”. Dujovne advierte un riesgo: “Si la desconfianza crece y la macro se deteriora, podría producirse un nuevo ataque especulativo sobre las reservas”. Y explica: “Los bonos podrían caer si se duda de la capacidad de pago”.

Alvarez explica que por estas horas hay dos tipos de llamados de empresas para saber qué sucederá con la economía. “Los que piden información para enviar a sus casas matrices y los gerentes de finanzas que quieren cubrir sus cajas. Buscan cubrirse”. Mañana a las 9 arranca el consultorio de los economistas. No va más.
0No comments yet