"Puede ser el gran año de Boca"



Calleri, titular ante Colón, se ilusiona con "salir campeón". Mano a mano con Olé cuenta la convivencia con Osvaldo, las chances de una posible venta y más...

Llegaron jugadores de jerarquía y eso es importante para que los más chicos podamos progresar día a día”. A Jonathan Calleri le cuesta asumirse como una de las figuras de Boca. Se excluye del equipo ideal y se sonroja cuando lo reconocen por la calle. “Pasé de irme al descenso con All Boys a jugar en el club más grande de la Argentina”, se anima el goleador de 21 años, quien esta noche va de titular en el Cementerio de los Elefantes. Mano a mano con Olé , cuenta que, pese a la puja por el puesto, ve a Osvaldo como “un ejemplo a seguir”; que “éste puede ser el gran año de Boca” y, en vísperas de una posible transferencia al exterior, dirá que nunca jugaría en River, ni por una millonada. ¿Comprometido, yo? -¿Cómo te estás sintiendo? -Estoy muy contento con este presente, con mucha confianza. Cuando te acostumbrás a ganar a pesar de la seguidilla de partidos, es imposible no sentirte a gusto.

-En poco te tiempo te tocó sacarle el puesto a Gigliotti y ahora peleás con Osvaldo. Da la sensación de que respondés mejor bajo presión.

-Es que yo me crié de abajo, peleándola siempre. Y además me encanta el desafío de competir con un jugador de elite como es Daniel, que por algo es el 9 de la Selección de Italia. Es más, ojalá ninguno de los dos se quede con el puesto, así podemos jugar juntos. Sería grandioso para mí.

-Contame tu reacción cuando te enteraste que llegaba.

-Me puse feliz porque sabía que podía aportarle mucho al grupo y al equipo. Y no me pongo el cassette, eh. Los que me conocen bien saben que pienso de esa manera. Me gustó que viniera porque me servía para seguir aprendiendo. Yo disfruto mucho de verlo en cada práctica, de compartir un vestuario, una cancha, o una ronda de mates con él. Además de un gran profesional, es una gran persona. Quizá se tiene una imagen distinta de Daniel, pero la verdad es que es un crack en todo sentido.

-¿Eras de mirarlo por la tele?

-Si, soy de mirar mucho fútbol. Lo he visto en la final de la Eurocopa 2012 contra España, en la UEFA con el Inter, en la Roma, en el amistoso contra Boca cuando estaba en el Espanyol de Barcelona, que metió dos goles. He aprendido mucho de los grandes jugadores que tuve al lado. Del que más me nutrí fue de Mauro Matos. Intentaba copiarle todos sus movimientos. Y hoy veo a Osvaldo como un ejemplo a seguir.

-¿Le preguntás sobre su experiencia en Europa o es más lo que vos le contás de Boca?

-No, todos nos interiorizamos en los clubes en los que jugó, pero lo tratamos como una persona normal, que es como él quiere que lo tratemos. Se siente muy bien en el plantel y se le nota en la cara que está cumpliendo un sueño.

-Bueno, tu representante blanqueó que te pretende el Brujas de Bélgica y que manda videos tuyos a Italia. Quizá puedas seguir los pasos de Osvaldo.

-Sé del interés de algunos clubes, pero ahora tengo mi cabeza en Boca. Lo primordial es salir del campeón de la Copa Libertadores. Con los jugadores que tenemos, ni me pongo a pensar en irme a Europa.

-¿Ser campeón es una obligación, y ser segundos es un fracaso?

-Este es un club que ha ganado todo y que hace mucho tiempo que no consigue un título, pero yo creo que éste puede ser el gran año de Boca. Estamos tan ilusionados como la gente y trabajamos para lograr los objetivos. Con el nivel de jugadores que hay, se nos puede dar. Tampoco debemos relajarnos porque esto recién empieza y aún no hemos conseguido nada. Ahora tenemos un partido clave con Colón, que necesita los puntos como local.

-¿Cómo repercutieron en el grupo las declaraciones de Ledesma?

-No hemos hablado del tema, y tampoco creo que me corresponda meterme. Como dijo el Vasco, tenemos que poner toda la energía en el partido.

-Se te nota muy metido.

-Sí, estoy con muchas ganas. Veo que estamos bien y el cariño de la gente también me carga de pilas. Todavía no puedo creer que me griten por la calle, nunca me había pasado. Es como que no me termino de adaptar a esta locura que es Boca y cada vez me sorprendo más.

-¿Te vas haciendo un poco hincha?

-Cuando uno llega a un club, inmediatamente se hace hincha de ese equipo. Yo defiendo estos colores a muerte porque me siento un privilegiado de poder estar acá. ¿Sabés cuántos quisieran jugar en Boca? -¿Y All Boys? -All Boys es el club de mis amores, soy fanático. Cuando no puedo ir a la cancha, trato de verlo por la tele.

-¿Hay algún club en el que no jugarías?

-En Chicago, jamás. Y en River, tampoco, menos. Hoy me debo a Boca y espero jugar en el club todo el tiempo que pueda. Quiero salir campeón.