About Taringa!

Popular channels

Qué cambió en Boca con la llegada del Vasco Arruabarrena

Qué cambió en Boca con la llegada del Vasco Arruabarrena

El 3-1 ante Vélez en la Bombonera les devolvió una enorme sonrisa a los hinchas. Aunque el técnico dijo que "en dos días no se puede cambiar nada", su llegada provocó una gran reacción en el plantel.



En apenas 48 horas, Boca fue otro Boca. De aquel equipo insulso y sin convencimiento de Bianchi, a este de Rodolfo Arruabarrena, que fue un torbellino de ganas y, también de fútbol. ¿Qué fue lo que cambió para que los hinchas de Boca pudieran disfrutar de un domingo feliz después de mucho tiempo? Hubo una actitud y una entrega diferente de parte de los jugadores. Y también fue clave la inyección anímica que el Vasco le transmitió a un plantel confundido y sin rumbo. Nuevos nombres y flamante esquema para comenzar la reconstrucción ante Vélez, uno de los mejores del país.

El golazo de Correa, cuando se moría el primer tiempo fue un puñal para Boca, que no merecía irse al descanso en desventaja. Situaciones similares, para el Boca de Bianchi fueron irremontables. Para el de Arruabarrena fue una prueba de fuego. El nuevo DT acertó con los cambios de nombres y esquemas y, principalmente, los ejecutores de la idea, lease jugadores, no le fallaron.

Arruabarrena apostó por Nicolás Colazo, un volante de constante ida y vuelta por la franja izquierda. Y fue un acierto. Porque el futbolista que pasó por All Boys a préstamo y no era tenido en cuenta por el Virrey mostró lo mejor de su repertorio: salida clara, proyección, y buena pegada.

Ahora, Cristian Erbes es volante central. No se tira más a la derecha, donde realiza un desgaste que no deja beneficios. Con el Vasco se mete cerca de los centrales y jugó donde más cómodo se siente. Fernando Gago, por su parte, mostró destellos de su talento, especialmente en el complemento. ¿Qué cambió? Se ubicó unos metros más adelantado y se despreocupó por la marca. Está más liberado. Fue decisivo, también, el trabajo de Marcelo Meli, la gran figura de la cancha: corrió, pasó al ataque, colaboró en la marca y, de yapa, hizo un gol.

Con el atrevido Luciano Acosta, Boca ganó más dinámica aún cuando el juvenil no tuvo una de sus mejores tardes. Arriba, un único punta: Jonathan Calleri. Un delantero joven, con despliegue, entusiasmo y mucho hambre de gol. Esta vez no pudo convertir, pero su movilidad fue un dolor de cabeza para la defensa de Vélez. Además, Arruabarrena acertó con los cambios. Entraron Emmanuel Gigliotti y Andrés Chávez, asistidor y autor del tercer gol.

Con estas variantes, Boca fue más rápido que el otro Boca. Más punzante. Abrió la cancha, y dejó sin invicto a Vélez. En su primer partido como DT, Arruabarrena le cambió el maquillaje a un equipo que estaba golpeado. Y dio vuelta el marcador, algo que con Bianchi había sucedido apenas tres veces en 20 meses...
0No comments yet
      GIF