Check the new version here

Popular channels

Quedan pocas fechas para el torneo y las cosas estan asi

Como ante cada final de torneo, en el fútbol argentino reaparecen las especulaciones sobre los partidos que definirán el título. Con el Independiente-Lanús de hoy arranca una serie de encuentros para alimentar la sospecha de los más escépticos. Fijate.

Se viene el tramo final del campeonato de Primera y los ojos del mundo futbolero argentino se posarán sobre los partidos de los equipos que pelean por el título para poder especular sobre arreglos, negociados y demás chanchullos. Como en la Argentina uno es culpable hasta que se demuestre lo contrario, cada encuentro estará teñido de sospecha para los escépticos de turno, que no son pocos. Como para darle de comer a esa creencia de que está todo digitado, la definición del torneo tendrá algunos partidos que alimentarán ese morbo entre los hinchas. Aunque, muchas veces, la realidad desmitifique ciertas conjeturas.



Independiente vs. Lanús:



El encuentro de este lunes que cerrará la 16° fecha es el primero de una serie de partidos que generan cierto escozor. El Rojo está a seis puntos de River así que, en el caso de triunfar, se colocaría a sólo tres unidades cuando quedan nueve puntos en juego, además de poner un pie en la Copa Sudamericana del 2015. Lanús, por su parte, alcanzaría la cima si logra la victoria y dependería de sí mismo para sumar otra estrella. Está claro que los hinchas del Rojo alentarán a su equipo para que gane. ¿Está claro? Para la mayoría, sí. Sin embargo, existe otro grupo (imposible definir cuántos) que no vería con malos ojos una hipotética derrota. ¿Cómo? Sí, aunque parezca inverosímil teniendo en cuenta las chances de salir campeón, algunos (las redes sociales son testigos) preferirían perder para no beneficiar a Racing.

La Academia, en el caso de que Lanús no gane, quedará en una posición de privilegio: dependerá de sí mismo para salir campeón ya que ganando los tres partidos, que incluye el encuentro con River, daría la vuelta olímpica. Vale aclarar que la opinión de ese grupo de hinchas difiere del pensamiento de Almirón y de sus dirigidos, que no piensan en ese tipo de especulaciones. Pero el asunto hasta es tema de discusión en foros de páginas partidarias.


Lanús vs. Gimnasia:



En la próxima fecha, la 17°, a disputarse el fin de semana que viene, el Granate recibirá en el Sur la visita del Lobo. El local jugará ese encuentro peleando la punta (más allá del resultado de esta noche ante Independiente) mientras que los de Troglio lo harán sólo para cumplir con el fixture. Hasta ahí todo normal. Pero el morbo surge desde la figura de Guillermo Barros Schelotto. Idolo tripero, para los escépticos ese dato alcanza para definir este partido como "sospechoso". El pensamiento sería: si el Lobo no juega por nada y enfrente está el Mellizo, le dará los puntos. Esa idea contrasta con las estadísticas: desde que Guille agarró como DT de Lanús enfrentó dos veces a Gimnasia y nunca le pudo ganar (fueron dos 0-0). Hay más: en esas ocasiones, el Granate necesitaba los puntos por estar peleando el torneo y el empate lo complicó...


River vs. Banfield:



En la 18° fecha, el equipo de Gallardo recibirá en el Monumental a un Banfield que llega con un andar irregular y que ya no lucha por nada. En el banco de suplentes del equipo rival estará sentado nada menos que Matías Almeyda, en su primer partido enfrentando a su amado River. Seguramente en la semana previa se escuchará el inefable "está todo cocinado" para que el Pelado le dé los puntos a los de Gallardo y así darle una mano al club de sus amores. Además, habrá hinchas del Taladro que no querrán "ayudar" a su eterno rival, Lanús.

Teniendo en cuenta el profesionalismo y el pensamiento de Almeyda, Banfield saldrá a ganar como lo hace en todas las canchas. Además, existen sobrados ejemplos de equipos dirigidos por técnicos referentes del equipo rival que igual ganaron. Ejemplo: Antonio Mohamed. En el Clausura 2011, dirigiendo a Independiente, su equipo goleó por 5 a 1 a su adorado Huracán, que terminó descendiendo tras perder el desempate con Gimnasia La Plata.


Lanús vs. Boca:



En esa misma fecha de River-Banfield, el Granate recibirá a Boca. Es altamente probable que el Xeneize juegue con suplentes por lo que ahí entrarán a tallar dos especulaciones: 1) que lo hará para perjudicar a River, el rival de toda la vida y 2) que será para beneficiar a Guillermo, uno de los últimos ídolos del club. La realidad indica que el Vasco Arruabarrena ya puso un equipo alternativo ante Arsenal, este último domingo, y seguramente hará lo propio en la próxima fecha ante Independiente. La prioridad es la Copa Sudamericana, no el torneo local. Además, existe un antecedente: en el Inicial 2013, un Lanús necesitado de ganar porque luchaba por el título con San Lorenzo (luego campeón), aunque con suplentes porque jugaba la Copa Sudamericana, igualó de local 2-2 con un Boca que corría de atrás.


Racing vs. Godoy Cruz:



En la última fecha del campeonato, quizá con chances concretas de salir campeón, la Academia recibirá en Avellaneda a un Godoy Cruz que tampoco tendrá demasiadas pretensiones salvo cumplir con el fixture del torneo y comenzar las vacaciones. Ahí se dividirán las opiniones: estarán los que imaginarán a un Tomba super incentivado para ganar y los que avisarán de un pacto para que no le haga demasiada fuerza al equipo de Cocca, quizás avalado en la conexión Bragarnik, representante del DT de Racing y a su vez con fuertes vínculos en el equipo mendocino. Como casi siempre, una teoría incomprobable.
0No comments yet