Check the new version here

Popular channels

¿Quién es más grande: River Plate o Boca Juniors?


EL CLÁSICO MUNDIAL. Esa inscripción tendrán en el pecho las camisetas de River y Boca el domingo, en una nueva edición del partido más importante del mundo a nivel clubes. El fútbol argentino puede no ser el más vistoso, y seguro no tiene a los mejores jugadores, pero nadie en el mundo no reconoce que el Superclásico es fascinante para un argentino, un australiano y un esquimal.

Nadie debería morirse sin vivir de cerca un River-Boca. Aunque no es lo mismo ir a ver un partido en el que sólo habrá hinchas del local, en este caso de River, la intensidad con la que esas personas viven este partido sólo puede compararse con la final del mundo, o quizás, también con las finales de la Copa Libertadores y la Champions League. La diferencia sustancial es que en este partido no hay un título en juego, vale tres puntos, como River- Atlético de Rafaela o como Boca-Olimpo.

Sin embargo, el lunes no será igual para los hinchas de ninguno de los dos si el resultado final no es un empate. Los millonarios, si ganan, inflarán el pecho más que nunca porque, claro, a pesar de las chicanas de los bosteros, que insistirán que nunca descendieron, caminarán erguidos con la seguridad de que mirarán de arriba a sus eternos rivales hasta el próximo clásico.

Si la historia es al revés, y el Xeneize logra un triunfo en el Monumental, como ocurrió la última vez que se enfrentaron en ese estadio, los 65 mil fanáticos de River (o menos, porque seguramente habrá infiltrados de Boca) se irán masticando bronca y los jugadores de Boca, solitos, festejarán saboreando la dulce miel de la victoria en casa ajena y la inyección anímica que les servirá para meterse en la pelea por el campeonato, justamente con el Millonario.

La herida que el descenso de 2011 generó en los riverplatenses empezó a cicatrizar con el título del semestre pasado y el dolor cesó bastante cuando Ramiro Funes Mori la metió de cabeza en La Bombonera en el último Superclásico, pero para seguir olvidando, los hinchas quieren más. Los boquenses, en cambio, si bien no conocen la segunda división, caminan con los hombros encogidos por el ciclo fallido de Carlos Bianchi, el técnico más ganador en la historia del club, pero tienen la esperanza de volver a lo más alto, porque como ellos mismos lo dicen: “Son Boca”.

EL CLÁSICO MUNDIAL. No falta nada, se juegan todo. Ganadores y perdedores serán aún más fanáticos después del partido, unos en la alegría y otros en la tristeza, pero antes de que la pelota empiece a rodar, nada mejor que calmar la ansiedad debatiendo: ¿quién de los dos es más grande?

si te gusto no olvides puntear
0
0
0
0
0No comments yet