Racing goleó 4-0 a Estudiantes



Los de Diego Cocca jugaron un partidazo en La Plata y se llevaron tres puntos de oro para seguir prendidos en la lucha. El Pincha se despidió del campeonato.

Racing le ganó a Estudiantes por 4-0 en el Estadio Ciudad de La Plata, por la fecha 11 del Campeonato de Primera División, en un partido que se presentaba como "a todo o nada" para ambos equipos, ya que el que ganaba seguía en la pelea y el que perdía prácticamente se despedía de la lucha.



El primer tiempo arrancó vertiginoso, con Centurión llevando la batuta del ataque académico y con Correa haciendo lo propio para el conjunto local que, sin embargo, no logró romper la férrea defensa planteada por Diego Cocca.

Racing empezó a presionar cada vez más arriba y entendió que por la banda derecha estaba su negocio. Por allí llegó el primer gol del partido. Una contra rápida comandada por Díaz obligó a Ré a tener que salir lejos ante la ausencia de Oliva, que iba demasiado al ataque y descuidaba su espalda. El mediocampista visitante tocó para Pillud que sacó un centro preciso al hueco que había dejado el segundo marcador central del Pincha. Milito, con su experiencia, supo dónde debía ir a buscar la pelota, anticipó a Schunke y metió la cabeza para ubicarla al lado del palo izquierdo de Silva.



A partir de allí, Estudiantes fue pura imprecisión y nerviosismo y Racing lo iba a aprovechar dándole la pelota al rival para salir rápido de contra. Lo único negativo de esa primera mitad para los de Cocca fue la lesión de Pillud, que obligó a Díaz a ocupar la banda derecha y al ingresado Acevedo a ir a la mitad de cancha.

Hasta que a los 28 minutos, Centurión volvió a hacer de las suyas, eludió a Jara y con gran velocidad dejó atrás a Schunke para quedar mano a mano con Silva que le tapó el remate, pero dejó un rebote largo que aprovechó un Gustavo Bou entonado para poner el 2-0. El Pincha recibió otro mazazo y hasta el entretiempo no tuvo ni una sola chance de descontar.

Para la segunda mitad, Pellegrino mandó a la cancha a Vera por Auzqui, pero el León no mejoró en ataque y solo atinó a buscar a sus delanteros con muchos centros frontales. Por su parte, Racing dejó crecer mucho a su rival en los primeros minutos y eso le jugó en contra, ya que tanto Milito como Bou debían arreglárselas solos.

Hasta que a los 78', Aued le metió un pelotazo bárbaro a Hauche que había entrado por Milito y el atacante, mano a mano con Ré, tocó para Bou que definió solo para el 3-0 y su séptimo gol en el torneo.

.