Check the new version here

Popular channels

Racing podria descender por deuda de 6,5 millones

Racing y Murcia se encuentra en situación crítica y tienen de plazo hasta este jueves para presentar ante la Liga de Fútbol Profesional la documentación exigida que certifique que ambos clubes cumplen los requisitos económicos para poder ser inscritos en Segunda División.

En caso contrario, serán sancionados con el descenso a Segunda B. Ambos corren por tanto peligro de disolución. El Mirandés y el Castilla se mantienen a la expectativa para ocupar sus plazas en el caso de que el Racing y el Murcia no puedan competir en Segunda por motivos económicos. El Zaragoza y el Recreativo, sin embargo, a través de una inyección de ocho millones de euros en el caso del club aragonés, y del pago del dinero que se adeudaba a los jugadores en el caso de la entidad onubense, han respondido a tiempo y sí tienen garantizada la próxima temporada su participación en Segunda.

«Si se cerrase el plazo hoy (por el miércoles) en vez de mañana, el Racing y el Murcia no cumplirían los requisitos con los ratios, la diferencia entre la deuda y el volumen de ingresos. El Murcia tiene un pasivo de 35 millones e ingresos de seis millones, mientras que el pasivo del Racing es de 24 ó 25 y su solución estará más cercana si consigue aplazar la deuda a corto plazo», desveló este miércoles el presidente de la LFP, Javier Tebas, tras la asamblea de la patronal de clubes, rodeada de un ambiente de pesimismo por los problemas económicos de las dos únicas entidades cuya inscripción para la próxima temporada está seriamente amenazada.
«No lo tienen fácil»



El Racing debe a Hacienda 6,5 millones de euros, mientras que la deuda del Murcia con la Agencia Tributaria asciende a 14 millones. A ninguno de los dos clubes se les ha concedido un aplazamiento, aunque las causas que podrían llevar a Racing y Murcia a Segunda B no son sólo por su endeudamiento con el fisco, según reconoció Javier Tebas. «Racing y Murcia pueden resolver sus casos con un aplazamiento con Hacienda, con otro acreedor, o poniendo dinero, que es lo que ha hecho el Zaragoza, que estaba en una situación similar y tuvo que poner ocho millones. Mañana (por este jueves) tiene que estar toda la documentación aquí, en la sede de la Liga. Habrá cinco días para subsanar los defectos que haya, pero el ratio lo tiene que certificar el auditor del club y lo que no es subsanable es no presentar el certificado a la Liga», subrayó el presidente de la patronal, que no se declaró «ni optimista ni pesimista», aunque reconoció que lo clubes implicados «no lo tienen fácil».

El ratio económico que establece la Liga debe ser, como máximo, de 4,5, pero el del Murcia llega a alcanzar el 5,8, cifra que resulta de dividir la deuda (35 millones) por los ingresos (seis). En el caso del Racing, el ratio es más reducido, pero se le ha denegado por tercera vez el aplazamiento de su deuda con Hacienda y aunque su presidente, Juan Antonio Sañudo, quiso mostrarse esperanzado respecto a la continuidad en Segunda y la supervivencia del club, la realidad económica empuja en principio al club hacia el abismo, ya que no será ayudado con fondos públicos.
Protestas en Santander

Cerca de 2.500 personas se han manifestado en Santander para pedir «justicia» para el Racing y «flexibilidad» en la aplicación de las normas, para que se dé al club cántabro la «oportunidad de cumplir con la ley» y devolver lo que debe. Los aficionados, ataviados con sus camisetas, bufandas y banderas, han respondido así a una convocatoria de la Asociación de Peñas Racinguistas que también ha sido secundada por la plantilla y por el entrenador, Paco Fernández.
Entre cánticos de apoyo al Racing, gritos de «nos vamos a salvar», y críticas a sus dos anteriores presidentes, Ángel Lavín y Francisco Pernía, y también al jefe del Ejecutivo cántabro, Ignacio Diego, los aficionados han recorrido el trazado que separa la sede del Gobierno regional y el Ayuntamiento de Santander. En su camino han hecho un alto, frente a la Delegación de Hacienda en Cantabria, donde han dedicado una pitada y gritos de «fuera, fuera» a la administración tributaria.

La marcha la encabezaba una pancarta con el lema «No nos mataréis», tras la cual se podía ver, entre otros, al técnico racinguista y a los tres capitanes -Mario, Francis y Andreu-. Después, toda la plantilla ha rodeado a Mario, en la plaza del Ayuntamiento, cuando se ha encargado de leer las primeras frases del manifiesto redactado por las peñas. En ese manifiesto, las peñas y la afición han reivindicado «dignidad, regeneración y justicia» lo mismo que, según dicen, vienen pidiendo para el Racing desde hace tres años.
0
0
0
0No comments yet