About Taringa!

Popular channels

Riquelme a Tigre

Caído el pase al Palmeiras, debido a que el nuevo presidente le bajó el pulgar pese a que su antecesor tenía todo acordado, el futuro de Román vuelve a estar ligado al “Matador”. Claro que para que el ex futbolista de Boca se sume al elenco de “Pipo” Gorosito antes se tienen que dar una serie de hechos para que el sueño se convierta en realidad. ENTRÁ Y CONOCELAS




No es la primera vez que a Juan Román Riquelme se lo relaciona con Tigre. Desde su niñez, en el cual muchos afirman que era hincha, pasando por su buena relación con Sergio Massa, ex presidente y político con mucha injerencia en el “Matador”, hasta incluso lo cerca que esta su vivienda.

Todo fue válido para que Román sea la ilusión de los hinchas de Tigre. Sin embargo, hay otras cuestiones que deberían definirse antes como para que las partes puedan sentarse a charlar. Esto tiene que ver con la economía. “Mientras haya intereses desde el exterior por Riquelme, Tigre no puede iniciar una gestión”, cuentan allegados al club.

Por esto, ya caído el pase al Palmeiras, en donde se tenía todo acordado pero que con la llegada del nuevo presidente todo se disolvió, deberán esperar por ver lo que suceda con un interés del Fluminense y el Benfica. Pero atención, el “Matador” de Victoria tiene a favor que lo del “Flu” fue sólo un sondeo, nada claro, y que la intención del elenco portugués radicaba en la partida de Pablo Aimar a Arabia Saudita, que finalmente no ocurrió.

El último ítem importante que Tigre maneja como una seria posibilidad para convencer a Román es que el equipo pueda acceder a la fase de grupos de la Copa Libertadores. Por el momento, el equipo de Néstor Gorosito ganó el partido de ida del repechaje, frente al Deportivo Anzoátegui, y la ventaja de 2 a 1 lo hace ilusionarse.

Ya con el pase asegurado a la Libertadores, sumando además que el equipo también jugará la Copa Argentina, las chances crecen. Sobre todo por lo que significa para Riquelme el certamen continental. En Tigre son optimistas que, si todo esto ocurre, se podrán sentar a dialogar con Román que, a sus 34 años, no vería con malos ojos quedarse en Argentina.
3Comments