Check the new version here

Popular channels

Riquelme y los hinchas...

La derrota ante Tigre expuso detalles que no se notaban cuando las cosas iban bien. Sus compañeros no aguantan sus actitudes y el público no lo ovacionó.




Perder como local en el choque de este domingo, por 3 a 2, marcó no sólo el final de un invicto de 29 partidos en la Bombonera, sino también el incipiente quiebre dentro del plantel en torno de la presencia del ídolo, Juan Román Riquelme.

Con el resultado puesto, llama la atención que el jugador se haya retirado de la cancha a los 34 minutos del segundo tiempo (lo reemplazó Leandro Gracián) sin ser despedido por las acostumbradas ovaciones.

Esto puede servir como termómetro respecto de la relación hinchas-jugador, algo inesperado e impensado.

El problema, sin embargo, no sólo sería externo, sino también interno, puesto que a algunos de sus compañeros de equipo habría comenzado a molestar determinadas acciones del jugador.

Una de ellas tiene que ver con sus gestos ampulosos ante un error, sus quejas constantes y su fastidio recurrente a la vista de todos, dejándolos a muchos de ellos mal parados ante el público.

Estas actitudes, señala el matutino La Nación, hacen que sus compañeros se sientan "condicionados (…). Algunos, sobre todo los más jóvenes e inexpertos, se incomodan con las insistentes indicaciones de Román".

"Jesús Dátolo, por ejemplo, parece obligado a pasarle la pelota a Riquelme y ello le quita protagonismo y vuelo. Lucas Viatri, asimismo, todavía no logra comprender dónde le llegarán las asistencias del enganche y, ayer, hasta pareció bajonearse luego de algunos reproches del estratego".

Los triunfos que no llegan
Un dato curioso que no pasará desapercibido para algunos hinchas de Boca tiene que ver con la ausencia de victorias desde que Riquelme volviera al equipo tras su participación en los Juegos Olímpicos de Beijing.

Desde que se reincorporó, entonces, Boca apenas pudo lograr tres empates y una derrota.

El 27 de agosto fue protagonista en el empate por 2 a 2 ante Arsenal por la Recopa Sudamericana, pero luego su nivel de juego cayó en una meseta que incluyó la igualdad por a 1 a 1 frente a Independiente y un 0 a 0 con Argentinos, ambos encuentros por el Torneo Apertura.

Y ayer fue el detonante, con la caída por 3 a 2 ante Tigre, en la mismísima Bombonera.

En cuanto al cambio de ayer, el entrenador Carlos Ischia fue contundente: "Lo saqué porque no lo veía bien. Le pegaron dos o tres patadas muy fuertes (…) No quise arriesgarlo. No pidió el cambio. Lo saqué yo".

El jueves, ante Newell's, tanto Boca como Riquelme tendrán la posibilidad de reivindicarse. De ellos depende.

Fuente:http://www.infobae.com
+11
0
0
0No comments yet