Canales populares

River: 8 partidos Perdidos y 4 ganados =17puntos

Ramón Díaz se está quedando cada vez más solo

Los jugadores no le responden, el hincha duda, la dirigencia que sale hace mutis y la que está por llegar se reserva un margen de acción

Quizá haya sido demasiado el peso que Ramón Díaz aceptó soportar, allá por noviembre de 2012. Se creyó más fuerte e invulnerable que lo que la realidad le está demostrando. Pretendió abarcar más de lo que podía. Llegó hace un año para quitarles presión a los jugadores, para liberarlos de angustias e inseguridades. El desafío también incluía rescatar a un Passarella que se desmoronaba por todos lados. Hoy, el Pelado está con los hombros vencidos, con síntomas de agobio y abatimiento. El plantel no le responde y el presidente se fue a Europa tras firmarle una renovación de contrato por dos años que se transformó más en un problema que en una solución.

Ramón transmitió ayer la sensación de que se está quedando solo en la que es su casa, en la que tanto se lo esperó y a la que él tanto deseó volver. Pocas situaciones más desmoralizantes. El compromiso con los jugadores se fue disolviendo al ritmo de los incontables cambios de esquemas e intérpretes. La dirigencia que se va hace mutis y la que está por venir quiere reservarse un margen de acción, lo empieza a tratar como Díaz, un técnico que debe rendir cuentas, y no como Ramón o El Pelado, un prócer intocable. El hincha duda, no quiere ser ingrato con el pasado glorioso, pero tampoco pecar de complaciente o distraído con este presente tan sombrío. Herir los sentimientos es más doloroso que un flojo campeonato.
0No hay comentarios