River no pudo con Olimpo y el campeonato está que arde.

Fue empate 1 a 1 ante un equipo que terminó con 10 por la expulsión de Ezequiel Parnisari. Si Lanús vence a Independiente, lo alcanzará en lo más alto de la tabla de posiciones.



Perdió dos puntos. A River se le escapó un partido que tenía controlado y el torneo Primera División está más que abierto. Fue 1 a 1 ante Olimpo, para sacarle un punto de ventaja a Racing -rival del próximo domingo- pero que también le da la chance a Lanús (el lunes visita a Independiente) de alcanzarlo en lo más alto.

El Millo tardó unos minutos en meterse en partido. En los primeros instantes del encuentro, se le hizo difícil encontrar los caminos para lastimar a la visita, pero lentamente empezó a inclinar la cancha y por medio de centros empezó a generar peligro en el área de Nereo Champagne. Así llegó el primero: a los 23, Ramiro Funes Mori le ganó a todos en el área y con un estupendo cabezazo puso el 1 a 0, con el que se irían al descanso.

En un complemento muy chato, fue Miguel Borja el encargado de dar la sorpresa en el Monumental. A los 24, El delantero de Olimpo aprovechó un error de Funes Mori y fusiló a un Marcelo Barovero, que nada tuvo por hacer. A 15 del final, Ezequiel Parnisari vio la segunda amarilla por una falta estratégica y dejó con 10 a Olimpo, que se dedicó a aguantar el encuentro como pudo.

Así se fueron los minutos y River terminó conformándose con un empate. Ya sin la tranquilidad de hace algunas fechas en el ámbito local, ahora los de la Banda deberán poner la mente en el duelo de la Copa Sudamericana del jueves, ante Boca en la Bombonera, por la ida de la semifinal.