About Taringa!

Popular channels

River Plate: Javier Mascherano, El Patron (Jefecito)



Javier Alejandro Mascherano (San Lorenzo, Argentina; 8 de junio de 1984) es un futbolista argentino, aunque también tiene nacionalidad italiana. Su posición habitual es la de volante central y su primer equipo fue River Plate. Actualmente milita en el Liverpool Football Club en la FA Premier League. Él y el polista Juan Nelson, han sido los únicos argentinos en ganar dos veces la medalla de oro olímpica.









Biografía

Nació en San Lorenzo (Provincia de Santa Fe). Ha jugado desde joven en las categorías inferiores del River Plate. En 2003 Mascherano empieza a jugar con la primera plantilla. Debuta en la Primera división de la liga argentina de fútbol el 3 de agosto de 2003 en el partido River Plate 2:1 Nueva Chicago. Con River Plate se proclamó campeón del Torneo Clausura en dos ocasiones (2003 y 2004).

En la Copa Libertadores 2005 marcó su primer gol oficial con la camiseta de River Plate en una apilada fenomenal contra Olmedo de Ecuador haciendo uno de los mejores goles de esa copa.

Durante ese año, varios clubes europeos mostraron interés en fichar a Mascherano, pero finalmente lo hace Corinthians en 2005. Con este equipo ha ganado una Liga brasileña.

Nuevamente cambia de club el 30 de agosto del año 2006, es traspasado (junto con el también argentino y jugador del Corinthians Carlos Tévez) al West Ham United inglés, por la suma de 35 millones de dólares. En el club inglés no le fue muy bien ya que el técnico no lo convocaba a casi ningún partido, de manera inexplicable, provocando el deseo extremo del Jefecito a abandonar dicha entidad.

A fines del 2006, el Liverpool manifestó su intención de contratar a Mascherano, pero debido a que la reglamentación de la FIFA prohíbe la participación de un jugador en tres equipos en una misma temporada y Mascherano ya había jugado en el Corinthians y el West Ham United, el equipo de Anfield realizó un pedido ante la FIFA para poder disponer de Mascherano. El 31 de enero del 2007, la FIFA otorgó el permiso luego de considerar las coincidencias en las temporadas del fútbol sudamericano y europeo.1 2 Sin embargo, el Liverpool debió esperar el visto bueno por parte de la Premier League.3 que finalmente fue otorgado. Por último, debutó oficialmente en el Liverpool ante el Sheffield United, el 24 de febrero de 2007.4

A finales de febrero de 2008, firmó su contrato permanente con Liverpool FC hasta 2012 por la cifra de 18 millones de libras (u$s 35.700.000), club en el que ya se ganó la titularidad.

En 2009, comenzó a circular un sitio de Internet que contenía una investigación del periodista Luis D'Apelo, que generó mucha controversia en los medios del deporte y el espectáculo televisivo en Argentina5 que finalmente se supo que era una publicidad de la marca automotriz fiat.
Características como jugador

Mascherano es un clásico volante de contención con más quite y recuperación que salida al ataque, aunque no se le niegan su grandes habilidades ofensivas como es el regate y disparo de larga distancia. En River Plate heredó la posición, la camiseta y el apodo de su predecesor en ese puesto, Leonardo Rubén Astrada, quién también fue el director técnico que lo afianzó en la primera división. Javier pudo llevar con la altura exigida por la afición la camiseta número 5 del equipo 'Millonario', una camiseta con historia y que supieron vestir como máximos exponentes el ya nombrado Astrada, Américo Rubén Gallego, Matías Almeyda y Reinaldo Merlo entre otros.

Selección Nacional de Argentina

Su debut como internacional se produjo el 16 de julio de 2003 en el partido Argentina 2:2 Uruguay en La Plata. Un mes y medio después, debutaría en River Plate de la mano de Manuel Pellegrini.

Con su selección ganó dos veces la medalla de oro olímpica, en los Juegos Olímpicos de Atenas 2004 y en los Juegos Olímpicos de Beijing 2008. También logró dos subcampeonatos en la Copa América: 2004 y 2007.

Convirtió dos goles en la Copa América 2007 de Venezuela, ante Paraguay y Perú.

En 2008, Diego Armando Maradona, designó a Mascherano como capitán.

Participaciones en Copas del Mundo




Titulos


Despedida De River Plate


Emocionado por el tributo que le dedicó la hinchada, Mascherano dio su adiós entre lágrimas. Admitió que en el futuro le gustaría volver a su otra casa.

—Dejando de lado el final del equipo, ¿fue tu mejor tarde?

—No creo que haya sido la mejor, pero sí estoy seguro de que será imborrable. Nunca me voy a olvidar de esto. Fue hermoso.

—¿Cómo conjugás la felicidad por este homenaje con la desilusión por no poder despedirte con la Libertadores?

—Uno tenía el deseo de irse ganando algo importante: yo era feliz en este grupo y me moría de ganas por lograr la Copa. Por suerte, después de este triunfo, me voy más tranquilo porque River consiguió la posibilidad de estar en la Libertadores del 2006 y así tiene la revancha para lograr lo que se nos escapó este año. Igual, la emoción que viví en mi despedida tapa un poco esa bronca. Nuevamente la gente me dio mucho más de lo que yo le pude brindar dentro de la cancha.

—¿Si lo medís desde lo emocional, esto fue similar a dar una vuelta olímpica?

—Sabía que era un compromiso importante, era el último y uno tenía muchas sensaciones previas. Me parece que no vale lo mismo que un campeonato, aunque está claro que, en lo personal, lo que sucedió superó cualquier cosa, me hizo tan feliz como cuando tuve la suerte de dar alguna vuelta olímpica.

—Durante un rato pareció que estaba jugando el Club Atlético Mascherano.

—En realidad se terminó reconociendo al equipo... Este triunfo era importantísimo para el futuro. Y todos los que estuvimos en la cancha tratamos de dejar la vida por la camiseta.

—Sin embargo, se hizo una gran diferencia con el resto de los jugadores. ¿Encontrás alguna explicación?

—Que me hayan alentado como se dio significa que sirvió el esfuerzo que hice por la camiseta. Pero no sé bien cuáles fueron los motivos. Quizá porque nací en el club y eso siempre es muy valorado por la gente de River. Después no encuentro otras razones, porque sinceramente no conseguí muchas cosas.

—¿Alguna vez habías agradecido el apoyo y la ovación en medio del partido?

—Nunca.

A los 21 años, Javier Mascherano es un prócer de River, más allá de haber jugado 71 partidos, metido un gol y logrado un título.

—A partir de esta fiesta parece que entraste en la lista de los ídolos más grandes.

—No me creo ídolo de un club que tuvo y tiene tan grandes futbolistas. Idolos otro tipo de jugadores, son los que ganaron cosas importantes o que jugaron muchos años en la institución. A mí, lamentablemente, me tocó estar poco tiempo con la Primera.

—¿Te imaginás cómo te vas a sentir cuando caigas que ya no serás jugador de River?

—Seguro que con la herida de dejar un lugar en el que uno se siente tan cómodo. En River fui feliz y me trataron bien. Sin duda ya genera nostalgia. Me imagino que es normal, es lo que debe sentir cualquier jugador que deja su segunda casa... Se extraña.

—A vos te empezaron a extrañar antes de que te fueras.

—Pero el que ocupe mi puesto lo hará sin problemas y pronto la gente lo empezará a querer.

—¿Podés decir quién debería ser tu reemplazante?

—No soy quién para decirlo. Leo sabe muy bien quién debe ocupar esa posición. Y es bueno aprovechar esta oportunidad para decir que el cuerpo técnico merece ser apoyado. En principio, porque todos sus integrantes son muy buenas personas y eso es fundamental para armar un plantel. Además, al margen del traspié con el San Pablo, los que vivimos el proceso desde adentro sabemos que se trabajó bien. —Pero al final del semestre el equipo dejó una mala imagen.

—Si el resultado del primer partido contra San Pablo habría sido otro, tal vez ahora no me estaría despidiendo. Pero no hay excusas: fuimos superados en la semifinal y debemos asumir la realidad.

—¿Qué se te pasó por la cabeza cuando te levantaste?

—Con Lucho dijimos que teníamos que disfrutar este día a full. Nunca más íbamos a poder compartir el equipo con muchos jugadores a los que admiramos y tampoco sabíamos si alguna vez volveríamos a jugar aquí.

—Está claro que tenés las puertas abiertas para volver, ¿no?

—Uno no puede predecir las vueltas del fútbol. Quizás en el futuro River no me necesite.

—¿Qué te deja River?

—Viví muy buenos momentos y muchos otros difíciles. Lo principal es que aquí pude cumplir mi sueño de jugar en Primera. Soy yo quien le doy gracias a River.


IMAGENES



























VIDEOS





































0No comments yet