Check the new version here

Popular channels

River. Relato Costa Febre

El equipo de Gallardo impuso su estilo en el Nuevo Gasómetro y le ganó por 3-1 a San Lorenzo, campeón de América. Así, cosechó su cuarto triunfo al hilo en el torneo y es el único puntero. ¿Los goles? Pisculichi, Teo y Boyé. Matos, para el Ciclón.


A todo equipo que empieza a mostrar cosas interesantes y que asoma como potencial animador de un torneo, se le pide siempre un salto de calidad ante un rival de peso. Y qué mejor oportunidad para River, sensación por estos días, de hacerlo ante el reciente campeón de América. Fue otra buena demostración de fútbol de los de Núñez, que cosecharon su cuarto triunfo al hilo en el campeonato al vencer por 3-1 a San Lorenzo. Encima, quedaron como único punteros. Los copa a todos.

De arranque, San Lorenzo buscó hacer daño por las bandas. Llegar por ahí y meter peligro con sus delanteros de área. Y, en apenas tres minutos, el Millo quedó mal parado y, tras un gran pique de Villalba por la derecha, Matos capturó el centro y puso el 1-0. ¿Intranquilidad para la visita? No, porque no resignó su intención y, con su ya característica idea de presionar y atacar rápido, Rojas le metió un gran pase a Pisculichi para desorientar a la defensa azulgrana y, con un tremendo zurdazo, el ex Argentinos colocó el 1-1 en apenas quince minutos. En lo siguiente, se notaron los dos estilos entre el actual campeón del fútbol argentino y el monarca de América. Intenso y de ida y vuelta, con algunas polémicas de Delfino que no pasaron inadvertidas (penal de Cetto a Maidana, más otra controvertida acción contra Teo y una doble amarilla que debió haberle sacado al colombiano por foul a Villalba).

En el segundo tiempo, a pesar de las bajas de Matos y Verón por lesión, el Ciclón arrancó mejor ante un River que parecía estar dormido. Mientras tanto, Delfino siguió haciendo de las suyas, al tampoco no cobrarle un penal al local por foul de Funes Mori a Cetto. En un fiel reflejo de lo que pretende el equipo de Gallardo, Sánchez condujo una contra para dejar mano a mano a Pisculichi, quien le amagó a Cetto y habilitó perfectamente a Teo para el 2-1. El de Bauza no contó con muchas ideas en los posteriores minutos. No tuvo sustento en el tándem Mercier y Ortigoza, ni tampoco peso en ataque. Sintió el golpe ante un River que se manejó a partir de la tranquilidad en el resultado y, por supuesto, de su juego. Peor aún con la roja a Mercier por foul a Tomás Martínez (más tarde Cetto se fue expulsado por insultar al árbitro) . Y mucho más adverso el panorama para el dueño de casa con el 3-1 marcado por el juvenil Boyé.

Sobrio e interesantísimo lo de este River, que gana y gusta. Y copa a propios y extraños. Esta vez ante el campeón de América. Ah, va por más.


Aquí el relato de Costa Febre


link: https://www.youtube.com/watch?v=LBcc26t4bgU

Fin del Post


0
0
0
0
0No comments yet