Popular channels

"River ya volvió a ser River, como Boca siempre será Boca"





"River ya volvió a ser River, como Boca siempre será Boca"

Guillermo ya palpita su clásico personal. Dice que “es difícil verle un punto débil” al equipo de Gallardo, pero confía en pararlo y avisa: “Voy a llamar a Palermo”.

El rostro de Guillermo Barros Schelotto estará por siempre íntimamente ligado a Boca, pase lo que pase y le guste a quien le guste. Por eso, como reconoció hace unos días, en la previa al duelo con River es imposible que no se refloten sus diez años en el club. Y aunque lo niegue, parece esconder algo. “Quizás la función de entrenador es diferente a la de jugador por lo que no se me viene ningún clásico a la cabeza. Sólo pienso en gastar tiempo para armar el mejor equipo para ganarle mañana”, le cuenta el Mellizo a Olé .

-Y como técnico, ¿cuál tenés guardado?
-El más importante fue el de la Copa Sudamericana, cuando ganamos 3-1 en su cancha y nos dimos cuenta de que podíamos salir campeones. Y así se dio. Quizás este partido sea uno que marque nuestras posibilidades y las de River.

-¿Cómo lo imaginás?
-La verdad está en la cancha y es ahí donde uno puede hablar y demostrar lo que hizo en la semana. Ganar es clave para acomodarnos. Imagino un partido de ida y vuelta. Se dieron buenos espectáculos en los últimos enfrentamientos.

-Que River haya jugado el jueves, ¿es una ventaja para ustedes?
-Mirá, nosotros hemos jugado domingo y miércoles sin inconvenientes. No creo que bajen la intensidad. Quizá tengan menos tiempo de recuperación, pero me parece que cuentan con un plantel amplio que puede marcar la diferencia.

-Por lo que decís, no vas a cambiar lo que muestran siempre.
-Nunca. Lo que nosotros tenemos que hacer es ganarles. Saldremos a eso. Además, si perdemos quedaremos lejos de la lucha.

-¿Van a chocar ante el mejor equipo del fútbol argentino?
-Y, los números hablan por sí solos: hasta el momento lo viene siendo. En resultado, en juego y en goles superó a sus rivales. Por algo va puntero e invicto, mostró un gran nivel.

-¿Lo pueden parar?
-Trataremos de hacerlo.Te lo contesto después del partido, ja.

-Veo que te cuesta encontrarle algo malo.
-A ver... Es difícil verle un punto débil a un rival que gana seguido, que se le presenta un partido como el de Arsenal, en el que le marcan un gol y se repone rápido aun sin tener ese fútbol que viene mostrando fecha a fecha. Algún punto débil debe tener, pero no lo vamos a decir en público.

-Imagino que lo estabas mirando y pensaste “es imposible que se caiga”.
-Da la sensación de que a River le pegan y no lo bajan, demostró una gran fortaleza. Espero que contra nosotros no se levante tan fácilmente como lo viene consiguiendo.

-¿Lo llamaste a Palermo para pedirle la receta?
-Con Martín aún no hablé. El partido de ellos terminó muy tarde y nosotros entrenamos temprano. Quizá lo haga antes del partido.

-¿Le vas a agradecer por el empate que sacó?
-Más allá de que le agradezca, depende mucho de nosotros que nos metamos en la pelea.

-¿Coincidís en que se parece al River de antes?
-No sé, es difícil comparar. Tiene cosas como la presión asfixiante y la determinación de ganarle a cualquier rival. Pero aquellos equipos venían siendo muchas veces campeones y no habían sufrido el tema del descenso. De hecho, aparecían juveniles y se acoplaban muy rápido, cosa que está volviendo a pasar. De a poco parece volver a ser ese rival que uno enfrentaba. Hay que ver cómo se da con el tiempo, aunque viene de conseguir un título y eso le da una confianza extra. También cambió de técnico e impactó. Más allá de eso, no se puede comparar porque el fútbol va cambiando. Tampoco quiero meterles una presión que no tiene sentido.

-Pero se ve otro respeto cuando lo enfrentan.
-Puede ser que hoy le vayan al Monumental con más recaudos que hace un año. El que juega al fútbol sabe que River ya volvió a ser River, como Boca siempre será Boca.

-¿Cómo se le gana ahora que está tan bien?
-La clave puede pasar por no perdonarlo cuando se presentan las chances de lastimarlo. Godoy Cruz le generó bastante pero no pudo vulnerar a Barovero.

-Y encima tiene a Teo Gutiérrez y a Mora totalmente encendidos...
-Claro, tiene dos delanteros como ellos que están de racha con el gol, al igual que Pisculichi.

-¿Y a tus centrales ya los ves afianzados?
-Braghieri y Gómez están mejor. Era una cuestión de tiempo, no es fácil venir a reemplazar a Izquierdoz y a Goltz, estar con la sombra de ellos constantemente. Mirá, a Cali y a Paolo les costó casi tres años tener el nivel que consiguieron.

-¿Cómo se dio este repunte de Lanús?
-Arrancar perdiendo la Recopa y la Suruga Bank fueron dos golpes duros para todos, nadie lo esperaba. Creo que el click lo dimos a partir del triunfo contra Estudiantes, porque nos venía costando.

-¿Si le ganan a River lo pueden hacer tambalear un poco?
-No sé, pero podemos ponernos ahí y llevarlo hasta la última fecha cabeza a cabeza.

-Encima, después de Lanús a River le toca el superclásico...
-Sí, pero no puedo hablar del camino de ellos.

-Para ustedes es clave ganarles y ponerse ahí.
-Sí, porque quedar a un punto te permite estar cerca para luchar.



0
0
0
0No comments yet