Popular channels

Roland Garros: Al día siguiente Delpo vence a Berdych





Del Potro quiere seguir con el envión ante Berdych



Delpo vencía a Berdych por dos sets a uno (7-6, 1-6 y 6-3) hasta que la oscuridad obligó a que el partido continúe hoy en el segundo turno; fue una muestra de coraje con una rodilla maltrecha; jugarán hoy desde las 8.30. Por Sebastián Torok / Enviado especial

El court Suzanne Lenglen, una joya arquitectónica, está prácticamente en penumbras. Son las 21.15, cuando un supervisor de la organización ingresa en la cancha y habla con el umpire Enric Molina. El escenario es un hervidero; los argentinos y franceses gritan, aplauden, alientan al tenista espigado que luce un bruto parche en la rodilla izquierda. En dos horas y 37 minutos de acción, con coraje, Juan Martín del Potro acaba de ponerse al frente dos sets a uno -7-6 (8-6), 1-6 y 6-3- frente al checo Tomas Berdych, el número 7 del circuito, buscando un lugar en los cuartos de final frente al suizo Roger Federer. El tandilense, al ver la situación, se muerde los labios, se tapa el rostro con una toalla, observando de reojo a su entrenador, Franco Davin.

El partido no podrá seguir, no hay manera. El supervisor le pide opinión a Berdych, que parece un boxeador contra las cuerdas, y obviamente anhela la suspensión. Luego, la autoridad se dirige al argentino, que hace lo posible por convencerlo de jugar algunos games más. Pero es imposible. Y cuando el árbitro español anuncia que el partido continuará hoy, en el segundo turno, tras el choque entre Nicolás Almagro y Janko Tipsarevic, que comenzará a las 6 de la Argentina, la silbatina surge de inmediato.

Para el tandilense, fue una pena que no pudiera continuar con su envión. Porque después de sufrir por ese maldito dolor en la rodilla izquierda que no se le evapora, se repuso, hizo lo posible por olvidarse y, con pura potencia, dominó y martilló contra la resistencia del checo, uno de los mejores sacadores del circuito. Se alimentó del aliento del público y terminó mucho más entero. En una superficie pesada y húmeda -ayer fue el día más inestable y frío desde que comenzó el torneo-, el primer set resultó desgastante, con una duración de 1h12m. "¡No aguanto más! ¡No aguanto más! La c. de la lora", gritó Del Potro en el 6-5, harto de las molestias que no lo dejan afirmarse con comodidad y que hasta lo llevan a hacer movimientos antinaturales, apoyándose más de la cuenta en la pierna derecha para descansar la otra pierna. En el tie-break, Delpo ajustó la puntería y se desahogó.

El arranque del segundo set nada tuvo que ver con el resto del parcial. Del Potro sacó con solidez y en el segundo game contó con dos oportunidades para quebrarle el saque a Berdych, pero no los consiguió. Y el checo, que batió a Delpo en las semifinales del último Masters 1000 de Madrid, exhibió lo mejor de su repertorio, rompiéndole el servicio al argentino en el quinto y el séptimo game. El contundente 6-1 del hombre que llegará a la Argentina para las semifinales de la Copa Davis en el Parque Roca y los evidentes problemas de Del Potro en los desplazamientos laterales -sobre todo hacia la izquierda- hicieron temer lo peor. Pero si hay una virtud que ostenta la Torre tandilense es su espíritu de lucha. Y así lo demostró, otra vez.

En el arranque del tercer set, cuando el marcador estaba 30-30, un durísimo smash de Berdych fue devuelto por Delpo con un mazazo que se transformó en tiro ganador y ahí revivió y le corrió electricidad en el cuerpo. Levantó sus brazos. Se desahogó. Miró al cielo. Y hubo un antes y un después. Quizá también se haya acordado de los consejos de su amigo Martín Palermo, optimista si los hay, porque Delpo empezó a tirar y a tirar, sin temores, le quebró el servicio a Berdych en el tercero, séptimo y noveno juegos, para posicionarse 6-3, con todas las ilusiones. Pero el reloj ya marcaba las 2.15 y, más allá de que en el Philippe Chatrier seguían jugando Jo-Wilfried Tsonga y Stanislas Wawrinka (se suspendió poco después, con el marcador 6-4, 7-6, 3-6, 3-6 y 4-2 en favor del francés), en el Suzanne Lenglen no se podía seguir.

Mascullando bronca, porque sentía fuego en la raqueta y se daba cuenta de que lo podía ganar allí mismo, Del Potro demoró más que Berdych en abandonar el estadio. En la caminata final, le arrojó su toallón a un argentino que lucía la camiseta de Boca. Y, tras la ducha, se fue a descansar al hotel donde está alojado junto con su equipo de trabajo, a pocas cuadras del Arco del Triunfo. La falta de luz natural le frenó a Del Potro el envión.

Hoy habrá una nueva historia. Comenzará sacando el argentino, lo que es bueno. E intentará hacer como si nada hubiera pasado, como si hubiera sido un abrir y cerrar de ojos. Tenis para ubicarse entre los mejores ocho de Roland Garros tiene. Garra, también. La función debe continuar.

Galarza, en los Juniors

Ayer comenzó el cuadro de juniors, con la presencia de cuatro argentinos. Juan Ignacio Galarza venció 7-5, 2-6 y 7- 5 a Enzo Couacaud (Francia), Mateo Martínez a Daniel Santos (Perú) por 6-0 y 7-6 (4). María Constanza Vega cayó 0-6, 6-3 y 7-5 con Rebecca Peterson (Suecia) y Victoria Bosio perdió 6-2 y 6-1 ante Annika Beck (Alemania).



A paso firme: Delpo cerró el partido y se metió en los cuartos de final

Tras la suspensión por falta de luz, Juan Martín reanudó el encuentro ante el checo Berdych, ganó por 7-6 (6), 1-6, 6-3 y 7-5 y se metió entre los mejores ocho de Roland Garros; Federer, el próximo rival



El tandilense Juan Martín Del Potro, noveno favorito, le ganó al checo Tomas Berdych por 7-6 (6), 1-6, 6-3 y 7-5 al completar hoy el partido suspendido ayer por falta de luz y avanzó a los cuartos de final de Roland Garros, instancia en la que se medirá con el suizo Roger Federer.

El argentino, que se fue a dormir ayer con ventaja de dos sets a uno, entró en la cancha como una aplanadora, no se desconcentró por el viento que soplaba en París y se colocó con tres juegos de ventaja que fueron suficientes para controlar el cuarto y último set antes de que el checo pudiera reaccionar e intentar la remontada.

Tanto en los primeros tres sets de ayer como en el último, disputado hoy también en la pista Suzanne Lenglen, Del Potro jugó con un aparatoso vendaje en la rodilla izquierda para mitigar los dolores que sufre en la rótula desde antes del torneo.

En la reanudación, Del Potro se colocó con un 3-0 de arranque, quebrando el saque del checo y número 7 del ránking de la ATP.

Berdych reaccionó en el cuarto juego, puso el marcador en 3-1 e incluso dispuso de una bola de quierbre para el 4-2, que no aprovechó, y de otra para el 4-3, que sí convirtió.

A pesar de el resquicio de esperanza para Berdych, era demasiado tarde y Del Potro supo recuperar la ventaja perdida, quebrarle el saque a su rival en el último juego y cerrar el partido con un 7-5 en el primer punto de partido del que dispuso.

Lo que viene: Federer. El histórico de partidos entre el suizo y Del Potro arroja un balance de once victorias y dos derrotas para Federer. En 2012 se midieron hasta en cuatro ocasiones (Abierto de Australia, Rotterdam, Dubai e Indian Wells), siempre sobre cemento y siempre con victoria para el número tres del mundo, campeón de Roland Garros en 2009.

Del Potro sólo consiguió arrancarle victorias en 2009, en el Abierto de Estados Unidos, en el que finalmente se proclamó campeón, y en la Copa Maestros de Londres de ese mismo año.

Más tarde se presentará Juan Mónaco, que por cuartos de final se medirá con el número dos del mundo, el español Rafael Nadal.



0
4
0
4Comments
niconem3

se come la japi contra roger (lo digo por cabala)

0
Tuchinga74

Uhhh ahora viene Federer..ojala Delpo de el batacazo..!!

0
alb0rosie

q grande delpo

0
crtn_gz

bien ahi delpo lastima que tenga la rodilla a medias

0