Check the new version here

Popular channels

Rosario Central la mejor historia + camisetas

CLUB ATLETICO ROSARIO CENTRAL










El Inicio: COMO NACIÓ EL CENTRAL ARGENTINE RAILWAY ATLETIC CLUB Un puñado de muchachos



No es el caso que recordemos la inauguración del ferrocarril en Rosario. La presidencia de Roca. Para la historia sucinta, breve, inconclusa, de un club deportivo, no interesa posiblemente. Pero lo importante es señalar que a raíz de ello llegaron en la segunda mitad del siglo pasado a nuestro país numerosos súbditos británicos para ejercer distintas funciones.


Desde Londres fueron comisionados altos empleados que venían a dirigir. También eran ingleses gran cantidad de obreros ferroviarios. Entre esos "jonhis" muchos había de edad madura. Otros eran jóvenes. Y no faltaban, como es lógico suponer, los pibes.


Nos cuentan que los inglesitos, que en su patria ya se divertían pateando la pelota, empezaron aquí, en los "güecos", cercanos a los talleres, a darles puntapiés a la redonda.


Ese puñado de pebetes empezó a hacer ejercicios con una pelota de goma que quedaba frente a la parada Castellanos. Eran los muchachos de don Tomás S. Hopper – William y Henry – y F. Mc. Leen, Michel Green, F. Barton, E. Camp, J. Mac Intire, Sthephen Simps, entre otros.

Fueron ellos quienes iniciaron la ruta de la entidad que habría de surgir oficialmente.


Durante un tiempo jugaron partidos amistosos bajo la denominación de Talleres, hasta que SE FUNDA EL CENTRAL ARGENTINE RAILWAY ATLETIC CLUB.


Era el mes de diciembre. Corrían los días agonizantes del año 1889. Caía la tarde. Un grupo de obreros y empleados del F.C. Buenos Aires y Rosario acababan de llegar, terminadas sus ocupaciones, a un viejo café de la Avenida Alberdi, donde años más tarde habría de levantarse el edificio del Colegio de los Talleres.


Entre ellos se hallaban, Colin Calder, Tomás S. Hoper, R.C. Chamberlain, Miguel Green, W. Mulhall, N. Cooper, Simps, Maybe, Wilkinson, Lamb, Hollis, Muskett y algún otro que la memoria se niega a precisar. Esa tarde el círculo se había hecho más estrecho.


Todos ponían atención en las palabras de Calder, que en tono al parecer convincente, poniendo calor en su expresión, exponía vaya a saber qué argumentos.



¿De qué conversaban aquellos ingleses que no podían ni siquiera presumir los criollos de las mesas cercanas?

Cuando ya entrada la noche los contertulios se alejaron del lugar, se adivinaba en ellos como una promesa de una reunión no lejana.


Al día siguiente, en el mismo local, quedaba fundada una entidad deportiva para la práctica de un sport que por entonces sólo se había jugado en forma esporádica, alguna tarde que después de la tarea diaria se habían reunido en el descampado para practicar cricket. T. Mutton propuso el nombre de la institución. Se llamaría Central Argentine Railway Atletic Club.


Fue primer presidente mister Colin Bolin Calder y secretario mister C. Chamberlain. Había cristalizado, pues una noble intención. Central Argentine Railway Atletic Club daría cabida a todos trabajadores del F.C. Rosario y Buenos Aires que desearan hacer deporte.


Cuando la empresa cedió un terreno para que ahí se diseñara el campo de juego, se iniciaron de inmediato las prácticas de cricket y muy poco después las de fútbol.


Los primeros colores de la flamante institución fueron blanco y rojo, más tarde casaca blanca y azul repartidos en cuadros grandes y, posteriormente, la auriazul, en franjas verticales.


En la primera época La primera época estuvo erizada de dificultados

Se jugaba por el deporte mismo. El juego de los "cuatro ingleses locos" se practicaba, realmente, por pura diversión. Esos obreros entusiastas después de pasar muchas horas del día entregados a la tarea que a cada cual correspondía en los talleres del ferrocarril, junto a hierros y maquinarias, necesitaban, fuera del trabajo, buscar motivos de distracción.


Es que existía, por lo demás, verdadero amor por el deporte. Los hijos de la Albión habían sabido predica con el ejemplo las bondades que aporta el cultivo del músculo mediante el ejercicio físico, ya fuera este bajo el aspecto del cricket o del fútbol.


El ferrocarril aportó bien pronto un terreno para que se hiciera el campo de deportes. Aquellas tardes del viejo barrio Talleres hallaba a los "pioneers" del gran fútbol de ahora, entregados a la práctica de un sport que, con el correr de los años, habría de alcanzar enorme arraigo y popularidad.



Pero si bien es cierto que el campo de juego, contando con la colaboración de la empresa, significaba un aporte considerable, no salvaba ello todas las necesidades del momento.


Había que comprar los implementos necesarios para la práctica del fútbol, que no eran pocos, representaba un gasto apreciable, si se tiene en cuenta la carencia de un número calificado de contribuyentes y lo elevado de esos artículos importados que más de una vez habrían de causar la risa de los empleados aduaneros.


Un episodio pintoresco Danny Green nos decía en cierta ocasión que hallándose un día jugando fútbol en un descampado que daba sobre la hoy Avenida Alberdi, en las inmediaciones del portón número dos, de un shot fue a parar la pelota al medio de la calle en circunstancias en que acertaba a pasar un coche de plaza o victoria, guiado por un aúriga de pocas pulgas.


El hombre descendió del pescante, tomó el esférico y partió con él entre el asombro y el descontento de la muchachada que reclamaba a gritos su devolución.


- Para nosotros la pelota tenía un gran valor, que seguramente no sabía apreciar el cochero de marras. Fuimos detrás de él hasta el centro de la ciudad. Y no nos costó poco convencerlo de que se trataba de un juego sin molestias para nadie y menos motivo de burla, como posiblemente fuera su interpretación. Cuando nuestros equipos, actuando en campeonatos oficiales fueron ganando popularidad, en las canchas donde jugábamos solíamos hallar al buen hombre que a la postre resultó ser nuestro mejor "hincha"


Cada vez son más los adictos al nuevo deporte, que por meras razones generacionales más que de otra índole, chocan con frecuencia con los conductores -fundadores- de la institución.


El primitivo nombre de Central Argentine Railway Atletic Club, subsistió hasta principios de siglo. Cuando en el año 1903 se produjo la fusión de los ferrocarriles Buenos Aires y Central Argentino, se realizó una asamblea entre los asociados rosarinos y personal ferroviario que se trasladara desde Campana a esta ciudad.


Fue un acto en el cual se trató de buscar la fórmula que conciliara las preferencias de las dos tendencias. Y fue así que tras algunas deliberaciones se adoptó una denominación mixta, dándose el nombre de C.A. Rosario Central, aprobándose una moción de don Miguel Green. Si bien es cierto que desde tiempo antes la práctica del fútbol constituía ya la preferencia de los asociados de la floreciente entidad, puede decirse que a partir de entonces tomó mayor arraigo y popularidad el juego.



Los partidos amistosos prosiguieron a partir de entonces sin solución de continuidad y fue formando Rosario Central en sus filas a elementos que poco después habrían de brindarle legítima satisfacción. Cuando los institutos que propulsaban el juego de la redonda entre nosotros resolvieron constituir una institución central que los cobijara y organizara campeonatos, el club auriazul habría de ser uno de los más decididos organizadores.







LAS CASACAS


En 1889, los colores que eligieron en un principio para identificar a los jugadores fue el blanco y rojo, que pronto, en 1903 fueron sustituidos por el blanco y azul, dispuestos en dos grandes cuadros colocados en ambas mitades de la camisa.





Esa original combinación permaneció hasta -se presume- aproximadamente 1904, cuando se adoptó la camiseta azul y amarilla, dispuestos en bastones verticales, que siguen siendo identificatorios hasta hoy de Club Atlético Rosario Central.






A partir de mediados de la década de los '80, la camiseta de Rosario Central comienza a mostrar la publicidad de los patrocinadores.

El primer patrocinador fue la marca de motocicletas Zanella, con la que la Institución cumplió sus primeros 100 años. Con ella se utilizó indumentaria Topper.





Luego, desde el año 1992 se utilizó el auspicio de la firma de Seguros General Paz





UhlSport usada en 1992




Indumentaria Penalty usada en 1994






Indumentaria Le Coq Sportif usada en 1997


A partir del segundo semestre de 1998, la camiseta de Central lleva el auspicio de CableHogar y la indumentaria es de la firma Umbro.





Un conjunto diseñado especialmente para la Copa Libertadores 2000 que fue estrenado el 14 de marzo








Desde Septiembre del 2000, la empresa Puma se encarga de la indumentaria deportiva. La camiseta oficial vuelve a mostrar el diseño clásico, y en sector derecho del pecho, se muestra el Monumento a la Bandera y la inscripción 19/12/71, fecha en la que Aldo Pedro Poy convirtiera de palomita el gol histórico. Sobre la espalda de esta camiseta se observa también el Monumento a la bandera.





Para los compromisos internacionales, es amarilla con vivos azules o azules con vivos amarillos, con la escarapela argentina en el pecho.





Desde mediados del año 2001 y por casi un año, Central no arregló comercialmente con ningún sponsor






Desde mediados de Octubre de 2002, Puma Argentina presentó un nuevo modelo de camiseta alternativa. Se trata de un modelo modificado de la camiseta que utilizó Central en torneos Internacionales durante el año anterior, realizado en el mismo color amarillo intenso y basada sobre todo en los modelos Puma que se utilizaron equipos europeos como la Lazio.





Algunos puntos destacables en el diseño de esta nueva indumentaria para Central son el detalle de las costuras en azul, que le da un estilo particular a la flamante camiseta y el regreso de la imagen del Monumento a la Bandera, que se encuentra tanto en el frente como en la parte trasera de este nuevo diseño.



A partir del segundo semestre de 2002, la camiseta de Central lleva el auspicio de Transatlántica





Desde finales del año 2004 y por casi un año, Central no arregló comercialmente con ningún sponsor




2004 Alternativa





Indumentaria utilizada en el año 2005


A partir del segundo semestre de 2005, la camiseta de Central lleva el auspicio de Frigoríficos Paladini.





A partir del mes de mayo de 2006, Rosario Central lució el nuevo modelo de camiseta de la marca italiana Kappa.

La presentación oficial fue el 8 de Mayo en el galpón número 11 del Centro de Expresiones Contemporáneas (CEC)


En cuanto al diseño, como novedad la camiseta luce una franja azul amplia sobre los hombros, que se va acortando al bajar hacia las mangas. También tiene listones del mismo color a los costados.






El 1º de Febrero de 2007, a las 18:30hs. en el Auditorio Centenario, El club Atlético Rosario Central incorporó a la casaca oficial el último trabajo creado por Robertro Fontanarrosa. EL CANAYA.






El miércoles 6 de Agosto de 2008, a las 18:30 hs. en El Salón Puerto España. se realizó "La presentación oficial de la nueva indumentaria del Club Atlético Rosario Central en la temporada 2008"

Una muestra de gigantografías decoraba el elegante salón, la nueva casaca de Rosario Central, tanto titular como en su versión alternativa resplandecían en el escenario.





Se estima que a partir del próximo campeonato, la marca PUMA vovlerá a proveer de indumentaria al Club Atlético Rosario Central, y en reemplazo de Paladini, ira FORUM, complejo que se construye en la Zona Norte de la ciudad de Rosario.







0
0
0
0No comments yet