Check the new version here

Popular channels

Salas: 'Haber ido a River en vez de Boca fue lo mejor'

"Haber ido a River en vez de Boca fue lo mejor que me pasó"



Marcelo Salas recordó que antes de llegar al Millonario estuvo muy cerca de irse al eterno rival y remarcó que jugar con La Banda fue lo más gratificante de su carrera. Además, reveló que todos en Chile le pidieron que no se fuera al fútbol argentino.

Si hay un chileno identificado con River, ese es José Marcelo Salas. El trasandino supo ganarse un lugar en un equipo repleto de estrellas e hizo historia en la década más gloriosa de la historia. Pero antes de llegar a Núñez, el enorme goleador estuvo a punto de jugar en el eterno rival.

Cerca de los 40 años -los cumplirá el 24 de diciembre-, Salas recordó aquella época y explicó que haber jugado con La Banda en vez de irse a Boca fue lo mejor que le pasó en su carrera.

"Cuando llego a Boca me dicen que es a préstamo. Yo les dije que no. O me compraban o me volvía, entendiendo que no me conocían bien. Ahí es cuando le preguntan a Bilardo y él dice que nunca un chileno ha triunfado en Argentina. Después, de inmediato, aparece lo de River. Y puse como condición que si me compraban, viajaba. Y así fue. Estuve una semana negociando en La Bombonera, y a la semana estaba en River. Fue lo mejor que me pasó", aseguró.

Salas llegó al Más Grande para la temporada 1996-97. Ganó el tricampeonato de esos años, además de la Supercopa del '97 (en la que fue figura excluyente) para luego emigrar hacia Juventus.

"Ese equipo era increíble, y la banca era increíble. Yo estaba sentado con Solari, Aimar, Gallardo, Escudero. Todo ese equipo era seleccionado titular de su país, hasta los reservas. Hasta el día de hoy se habla de lo difícil que es que ocurra algo así. En los primeros partidos llegué tarde. Me tocó esperar. Fue una apuesta, y a mí también me gusta apostar", comentó.

En diálogo con el sitio chileno Capital, el Matador reveló que en su país le advirtieron antes de llegar al fútbol argentino porque creían que no se le iba a hacer fácil triunfar en esta liga:"Me acuerdo de que en ese tiempo todos en mi familia me decían que no fuera. No porque no creyeran en mis condiciones. Era el temor de que en Argentina me iban a hacer la cama".

Contando su segundo ciclo en el club -en el que ganó el Clausura 2004-, el chileno jugó 137 partidos y metió 69 goles (medio tanto por partido de promedio). Un ídolo que marcó una época y que estuvo a punto de jugar en el rival de toda la vida. ¡Menos mal que viniste a Núñez!

0
0
0
0
0No comments yet