Check the new version here

Popular channels

San Martín perdió por 1 a 0 y La Ciudadela es un infierno

Los hinchas piden "que se vayan todos" y la policía responde con tiros hacia la gente.


"Que se vayan todos, que no quede ni uno solo", cantaban los hinchas "Santos", al tiempo que comenzaron a recibir balazos de la policía. La hinchada se cansó y muchos se agolparon en la zona de los vestuarios, que está custodiada por policías.

"Quién dio la orden de disparar", se preguntó por Twitter una seguidora de San Martín. "Hay mujeres y niños adentro de "La Ciudadela. Es una vergüenza", se quejó a través de las red social del pajarito.

Mientras los hinchas cantaban que "el Santo es de la gente" y pedían que "se vayan todos", en el vestuario se encontraban los jugadores con el cuerpo técnico. Los dirigentes, en tanto, en reunión analizaban la posibilidad de "soltarle la mano" al técnico Osvaldo Bernasconi, al que le pedirían la renuncia.

Bernasconi, por su parte, anunció que quiere seguir y que tgiene contrato por 18 meses y lo piensa cumplir. "Tengo 18 meses de contrato. Mañana seguiremos trabajando", anticipó el entrenador, que no quiere irse.

"Me voy a ir cuando un rival inferior a San Martín nos supere. Hasta ahora eso no pasó", resaltó el técnico.



San Martín buscó, pero no encontró. El equipo que conduce Osvaldo Bernasconi intentó conseguir los tres puntos frente a Mitre de Santiago del Estero, pero la falta de puntería de sus jugadores impidió el gol, y al final del partido pagó caro esa inoperancia cuando Marco Prieto marcó el único tanto para la visita, en tiempo adicionado.

El partido se desarrolló con mayor juego por parte de los tucumanos, en especial por el despliegue que propuso Facundo Silva. Sin embargo, las acciones no se materializaban en el arco contrario.

En el segundo tiempo, el ingreso de Lucas Chacana permitió mayor movilidad, pero sin que corra demasiado riesgo el arco defendido por Martín Góngora.

Cuando el 0 a 0 parecía sellado, el gol del conjunto santiagueño cayó como un balde de agua fría y se desató la furia de la hinchada, que pidió a gritos "que se vayan todos".
0
0
0
0No comments yet