Check the new version here

Popular channels

se fue un grande, Monti



Leonardo Monti, innovador en la especialidad que era considerada como la más tecnológica en nuestro país, Leo fue responsable, junto a su inseparable amigo y socio Víctor Rosso, del Honda Racing, una de las formaciones más exitosas en el historial de esa categoría.
Ganaron cuatro títulos de pilotos (uno con Omar Martínez, otro con Juan Manuel Silva y dos con José María López) entre 1997 y 2001, ejerciendo una superioridad aplastante con los vehículos japoneses.
Monti y Rosso nacieron en Marcos Juárez y desde antes de formar su propio equipo en el TC2000 compartieron otras experiencias, también positivas. Leo como preparador y Víctor como piloto, se destacaron en el Karting primero y después en la Fórmula Renault, logrando en los monopostos el campeonato argentino en 1980.
Un año más tarde, viajaron a Inglaterra, donde constituyeron una estructura íntegramente nacional, que denominaron Argentina Racing Team, con base operativa en Londres.
Luego de un paso en la Fórmula 3, junto al "Bichín" fundaron el Pro Racing en 1994 y tres años más tarde el imbatible Honda Racing.
Fue en el TC2000 donde Leo alcanzó su mayores conquistas, pero también fue convocado por el JP Racing para hacerse cargo de la dirección técnica del equipo de Gustavo Lema en el Turismo Carretera; junto a Francisco Otaño, de quien fue navegante, consiguieron interesantes resultados en el Campeonato Argentino de Rally Cross Country con un prototipo diseñado por Monti.
Pero mi relación con Leo se fortaleció a partir de una original presentación que realizó el Honda Racing en el año 2004 en Copina, un lugar impactante en las Altas Cumbres. Esa temporada, se incorporó al equipo Martín Basso, quien me invitó a participar, junto a su padre José Luis, de una puesta en escena que rompió todos los moldes. La formación liderada por Monti y Rosso, se completaba con Juan Manuel Silva y Maximiliano Merlino, un piloto que había conseguido, en la temporada anterior, el título de la Fórmula Renault.
Desde ese momento, tuve oportunidad de dialogar con marcada frecuencia con Leo en los diferentes escenarios que compartimos. La última, este año, cuando el TC2000 se presentó en el autódromo local y Monti estaba al frente del RAM Racing Team, con el que se adjudicó los campeonatos de marcas y de equipos.
Fue su última satisfacción en un deporte que vivió con pasión y al que le entregó su talento mientras se lo permitió su salud, que se fue deteriorando como consecuencia de padecer una enfermedad terminal. Ayer, a los 54 años, falleció en Córdoba, muy cerca de Villa Carlos Paz, su lugar en el mundo desde que se instaló con su taller y se radicó en ese lugar que hoy lo despide con lágrimas y respeto.
0No comments yet
      GIF
      New