Serbia le dio un cachetazo a Brasil y lo sacó del Mundial

Le ganó 84-56 y avanzó a las semifinales, donde el viernes enfrentará al ganador de España - Francia.


No hay caso. La generación más talentosa de Brasil en la última década sigue sin poder dar un salto de calidad en el básquetbol internacional. Ni con sus mejores jugadores en plenitud logra el impulso que necesitaría, de cara a los próximos Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016. Y Rubén Magnano lo sufre desde el banco. Después de eliminar a la Selección Nacional en los octavos de final, luego de una paternidad argentina extendida en Mundiales y Juegos Olímpicos, Serbia fue demasiado para Brasil. El equipo europeo ganó por 84-56 y el viernes jugará la semifinal ante el ganador de España-Francia, duelo que cerrará la jornada de hoy en Madrid.

Fue un primer tiempo en el que Brasil remó de atrás todo el tiempo porque Milos Teodosic, el desfachatado base serbio, hizo de las suyas penetrando o desde el perímetro. Jamás lo pudieron frenar y anotó 16 puntos en 16 minutos, con 2-4 dobles, 2-3 triples y 6-6 libres. Claro que el equipo de Magnano padeció la baja efectividad (38 por ciento en tiros de campo) y la ausencia sin aviso de Leandrinho, quien se escondió en la primera mitad.

Con 8 puntos de Teodosic, Serbia ganaba 14-11 a un Brasil que no repartía goleo, porque apenas habían anotado Marquinhos (7) y Varejao (4), quien fue decisivo en los tableros, con 8 rebotes en sus 17 minutos del primer tiempo. Cuando Nené también se sumó con defensa y un par de volcadas, Brasil remontó y pasó al frente por 32-29 con un doble de Alex.

Faltaban 2m15 para el entretiempo y Magnano ya no se agarraba la cabeza ni protestaba por alguna marca soltada antes de tiempo. Pero el cordobés sufrió de lo lindo en el banco con un nefasto cierre del parcial, ya que Serbia logró una racha de 8-0, con un triple de Bjelica, tres libres de Teodosic y un doble de Krstic, y se fue 37-32 al descanso.

Luego de una diferencia que se extendió a 24 tantos (66-42) casi sobre el final del tercer parcial, el partido dejó de ser tal y todo lo bueno que había construido Brasil en el Grupo A, con victorias ante Francia y Serbia, se vino abajo estrepitosamente antes de tiempo.

Magnano dejó de estar parado en el último cuarto y se sentó resignado, pensando en el futuro de una Selección que tiene tanto talento como frustraciones internacionales. Clasificados a los Juegos Olímpicos como organizadores, quedarán dos años hasta el próximo desafío. Demasiado tiempo para alejar los fantasmas.


El local quiere seguir de fiesta

Con Estados Unidos y Lituania esperando en una semifinal, este miércoles se definirán los otros dos que completarán el póker de mejores equipos del Mundial de Básquetbol de España 2014: luego de Brasil - Serbia, a las 17, España buscará seguir avanzando ante Francia.