Check the new version here

Popular channels

Sergio «Maravilla» Martínez de Campeon a Idolo

Sergio «Maravilla» Martínez nació en Avellaneda, Buenos Aires, Argentina.

De infancia dura, pero de corazón grande, Maravilla supo sobreponerse a esta y a muchas adversidades que la vida le fue poniendo en su camino.

Consideró que “ese es un gran mensaje para la juventud, ya que la vida esta llena de obstáculos, y va en uno perseguir los sueños para que se hagan realidad”.



Entre los logros deportivos de “Maravilla” Martínez, se destaca que fue campeón interino superwelter del CMB el 4 de octubre de 2008, ante Alex Bunema, reteniéndolo el 14 de febrero de 2009 ante el puertorriqueño Kermit Cintron.

En abril de 2010, en Atlantic City, Nueva Jersey, ante el campeón mundial mediano Kelly Pavlik, “Maravilla” dio la sorpresa y derrotó al americano, proclamándose como el mejor del mundo en las 160 libras.

En la primera defensa de su nuevo cinturón, noqueó en combate de revancha a Paul Williams, en solo dos asaltos, y finaliza el 2010 considerado como el mejor boxeador del año.

Realizó tres defensas como campeón mundial, noqueando al ex campeón mundial superwelter Sergei Dzinziruk; al campeón de Europa de la categoría, Darren Barker; y al considerado número 2 de la división, Matthew Macklin.

El 15 de septiembre de 2012, en Las Vegas, se alzó con el título de peso mediano del CMB ante Chávez junior por decisión unánime.




Su retiro a los 40 años le bajó el telón a una carrera impecable. Que ni siquiera pudo opacar la paliza que le dio el puertorriqueño Miguel Cotto, quien lo venció por nocaut técnico el 7 de junio de 2014, cuando le arrebató la corona mundial de los medianos del CMB.



Me dijeron TE FALTAN HUEVOS, y yo pense: esto no es cuestion de huevos, es cuestion de INTELIGENCIA.
Esta bien no crean en mi, pero yo sere campeon.


“Maravilla ha demostrado que con dedicación y confianza se puede llegar a ser un número uno del deporte mundial.

Es sin duda un símbolo para los jóvenes y su trabajo generó en el pueblo argentino una enorme alegría y un profundo y admirable respeto”


0
0
0
0
0No comments yet