Popular channels

"Sería como un posgrado"


Pompei, con el silbato y la pelota, en la práctica en Casa Amarilla.

Así definió Roberto Pompei a la posibilidad de trabajar como ayudante de campo de Carlos Bianchi. "Ya el destino me hizo debutar como DT de Boca, si surge esa posibilidad sería como un posgrado en la mejor universidad", dice Tito.


"A nosotros nos fueron a buscar después de la renuncia del Chueco y nos dijeron que quedaban cinco partidos. Mi ilusión es poder hacer una buena campaña y cumplirles a los dirigentes y a la gente de Boca, poder ayudar al grupo a salir de esta situación incómoda", afirma Roberto Pompei cada vez que le preguntan sobre su posible continuidad como entrenador Xeneize.


Pero al pasar los días y, a medida que se van tachando diferentes nombres con el trono vacío, volvió a sonar el Virrey Bianchi para poder ocupar el lugar de honor. La idea de Ameal sería despertar al DT que duerme dentro de Bianchi después de que comente el Mundial. Claro, la nave Azul y Oro no puede quedar sin nadie que la navegue, por eso la idea es que Tito Pompei siga al frente del plantel y luego se sume como ayudante del ex manager.


¿Qué piensa Pompei acerca de la idea? "El destino me hizo debutar como técnico en la Primera de Boca y me da la posibilidad de compartir el día a día en el vestuario con Julio (Santella) como tipo de consulta. Porque es eso, el tipo al que tenemos al lado, que trabaja en esto desde hace muchísimos años y tiene unos pergaminos increíbles. Trabajar al lado de Carlos (Bianchi) sería como hacer un posgrado en alguna universidad de las mejores del mundo", sintetizó el DT interino.


Entusiasmado con la idea, Tito no ahorró elogios para su maestro. "Es normal cuando uno es jugador y sabe que quiere ser técnico, va guardando lo bueno y también alguna cosa que no te gusto y decís: 'Si no me gustó a mí como jugador, seguramente a mis jugadores no les va a gustar'. Lo que más me quedó de Carlos es la simpleza", comentó Pompei. Claro, lo que no será sencillo para los dirigentes Xeneizes es cortarle la siesta al técnico que duerme en el Virrey.


















0
0
0
0No comments yet