Si me da la chance, la voy a aprovechar

Roger Martínez, el punta del semillero que quedó relegado, le pide una posibilidad a Cocca. “Quiero demostrar que puedo jugar”, dice.



Tandil le cerró las puertas. En realidad, se las bloqueó Reinaldo Merlo. Excedido de peso en aquel entonces, Roger Martínez ni siquiera viajó a las sierras para realizar la pretemporada con el plantel. En este receso, en cambio, se preparó muy bien, incluso durante sus vacaciones. Se comprometió más, aceptó los tirones de orejas. Pero el camino tampoco se le allanó: hoy tiene que remarla detrás de Milito, Hauche, Castillón y, tal vez, de Rentería. Pensó seriamente en irse a otro club en busca de continuidad, aunque -al menos por ahora- sigue en Racing. Con un gran potencial como usina de su propia confianza y de la que muchos hinchas acreditaron en él.

-¿Cómo te preparaste para este semestre?

-Uno aprende de los errores. Hasta cuando estuve de vacaciones, en junio, trabajé. Me entrenaba todos los días en la playa haciendo movimientos de coordinación. A veces jugaba en un club de Cartagena, siempre con un entrenador personal que estaba pendiente de mí. También controlé una dieta. He mejorado bastante, estoy bien.

-¿Te ilusionaste con que este semestre debería ser el de tu explosión?

-Trabajo fuerte porque debo estar preparado para cuando se me dé la posibilidad. El que toma las oportunidades es el que se prepara. Lo hago y con paciencia.

-¿Y es difícil tener paciencia cuando adelante tuyo hay varios delanteros?

-Uno siempre se tiene que esforzar, matarse en cada entrenamiento. Hay que tener mucha humildad y esperar la chance sabiendo que tendré que aprovecharla al máximo.

-¿Te gustaría irte?

-Sé del interés de algunos clubes (de Tigre y el Eibar de España). Me recomendaron que fuera allá para ganar rodaje porque eso me permitiría volver con más experiencia a Racing. Pero por otro lado, estar acá con tantos jugadores de gran recorrido como Milito, Wason, Hauche o el otro que llegó (Castillón) me haría aprender mucho de ellos. Tengo orgullo de ser compañero de esos jugadores.

-¿Cómo es practicar al lado de Milito?

-Un privilegio. Siempre miro sus movimientos. Trato de poner en práctica sus cosas, me gusta mucho la calidad que tiene para recibir el balón y tocar.

-¿Ves lejano que puedas formar dupla con él?

-Me imagino jugando al lado suyo, su presencia me daría confianza. Sería hermoso que me pase la pelota y yo devolvérsela, je.

-¿Qué sentiste cuando te enteraste de que venían Castillón y Osorio?

-Soy una persona que no se bajonea fácilmente. Otro se podría haber puesto triste, yo no. Porque tengo la sensación de que en cualquier momento se me presentará la chance de jugar en Racing. Quiero demostrar que puedo hacerlo y darle alegría al club.

-¿Creés que vas a tener que esmerarte mucho para seducir a Cocca?

-Lo respeto mucho. Trabaja excelente, explica muy bien cada ejercicio. Si me da la chance, la voy a aprovechar. Me tengo mucha confianza.

-¿Te imaginás en la selección en Rusia 2018?

-Con humildad, que es la base del éxito, sé que llegaré a la selección. Y cuando se me dé, le pediré a Dios que me ayude.