Silenció a Echeverría y ahora habló Él, Julio Irrazabal.