Check the new version here

Popular channels

Sin Di María, perdió el Madrid

Atlético Madrid venció a Real Madrid y se llevó la Supercopa española en un 'partidazo'

En el Vicente Calderón, Atlético Madrid superó 1 a 0 a Real Madrid, en la revancha del torneo español. Mandzukic hizo el tanto que le dio el título al conjunto del "Cholo", quien fue expulsado por increpar al árbitro. El local sufrió hasta el último segundo los ataques del equipo de Carlo Ancelotti, donde Di María fue 'colgado', James arrancó de titular y Cristiano ingresó. La Ida había sido 1 a 1.



Fue un encuentro estupendo la revancha de la Supercopa española entre Atlético Madrid y Real Madrid, protagonistas de una revancha que tuvo el triunfo del "Colchonero" por 1 a 0, gracias al tanto de Mandzukic, quien abrió el partido apenas iniciado el mismo luego de un error en la marca del "Merengue", que no tuvo a Ángel Di María ('colgado' por Carlo Ancelotti). Como la Ida en el Santiago Bernabéu había sido 1 a 1, el equipo de Diego Simeone se llevó el trofeo que el año pasado había perdido ante Barcelona por el gol de visitante.

Hace poco, Simeone dijo que su equipo no está para competir mano a mano con Real Madrid y Barcelona, los poderosos de la Liga española. Sin embargo, por lo visto hoy, la gente del "Aleti" puede tener ilusiones de que su plantel será protagonista nuevamente, al igual que en la temporada pasada. Tal vez no le dé la nafta para competir en 38 fechas del torneo local, donde se consagró hace algunos meses en el Camp Nou ante el Barcelona, pero no quedan dudas que en el plano continental va a ser un equipo muy duro y seguramente sea candidato en la próxima Champions League. Cabe destacar que este es el único torneo que le falta al "Cholo" y que en la Final pasada estuvo a un minuto de ganarlo (se lo empataron y lo perdió en el alargue justamente ante Real Madrid).

Por este motivo, el encuentro fue una especie de revancha de aquella derrota en Lisboa que privó de coronar una temporada brillante al "Aleti", un equipo que mostró una actitud avasalllante de arranque sobre su rival, al punto que le anotó al minuto y medio de partido por obra del croata Mandzukic, quien entró por el medio y luego de que le bajaron la pelota, le puso el balón al lado del palo a Iker Casillas. De esta manera, el local hizo lo que debía para después pasar a exponer su mejor cualidad: la defensa del resultado.

Con la desventaja, el Real Madrid salió a atacar para nivelar rápido la historia. Sin Ángel Di María, afuera del banco de suplentes porque está a un paso de marcharse (lo buscan Manchester United y Paris Saint Germain), ni Cristiano Ronaldo (en el banco porque no estaba al 100%), el conjunto "Merengue" apuntó su juego en James Rodríguez, quien no desentonó y tuvo la más clara. Sin embargo, no pudo anotar como lo hizo en la ida, porque el arquero Moyá logró desviar de manera formidable el balón.

No obstante, la historia se hizo de ida y vuelta, porque el Atlético Madrid salió a buscar también los espacios que dejó un equipo muy desequilibrado como Real Madrid, debido a que ataca con muchos hombres y defiende con pocos. Encima, no es garantía en el juego aéreo y muchas veces pasó sobresaltos frente a un "Aleti" que no podía ampliar el marcador y dejó la historia abierta para el complemento.

En el mismo, Ancelotti mandó a la cancha a Cristiano Ronaldo por Toni Kroos. A partir de ahí, se pasó a jugar en el campo del local, pero el entrenador se equivocó al sacar a James Rodríguez, porque tuvo que apostar todo al portugués, quien complicó pero no tuvo al socio que era el colombiano cuando permaneció en la cancha. Por su parte, el Atlético Madrid jugó cada pelota como si fuera la última, dejando en claro que ese es su sello y es, sin dudas, el equipo europeo con más características de sudamericano. Esto se debe a que pega, raspa, corta con faltas tácticas y no deja pasar ninguna (sin ir más lejos, Mandzukic se 'fajó' todo el partido con Sergio Ramos, siendo un digno reemplazante de Diego Costa, el goleador que se marchó al Chelsea).

Pero la diferencia es que Atlético Madrid también juega y por eso casi aumenta con un cabezazo al travesaño y una atajada fenomenal desde el suelo de Casillas, quien despejó el balón con una mano cuando venía todo el "Aleti" a definir. Cabe destacar que en el campeón sobresalió la gran labor de la defensa, con el uruguayo Godín de estandarte, como así también la ofensiva de Koke, Raúl García y Griezmann, todos jugadores que son de renombre internacional, pero que no están en clubes poderosos. Sin embargo, se adaptan perfecto a lo que pide Simeone.

Real Madrid lo fue a buscar y lo metió en su área al "Aleti", aunque siempre le faltó precisión. Pero en la última, Sergio Ramos casi lo empata de cabeza (casi revive el fantasma de la Final de la Champions League) y generó un susto en todo el estadio. Esto se debió a que Atlético Madrid se cansó de errar contraataques (algo que tendrá que mejorar). Pese a esto, el título se lo llevó el "Colchonero", que lo conquistó después de 29 años (el último había sido en 1985).


La expulsión de Simeone: una mención aparte para el "Cholo", porque en un partido de mucho roce perdió los estribos y se fue al vestuario en el primer tiempo por increpar al cuarto árbitro, con el agregado de que le tocó la cabeza. Encima, como si fuera poco, aplaudió irónicamente a la terna arbitral y se fue pidiendo una ovación al estadio para que alentara aún más. Luego, en complemento, lo vio desde la platea y no dejó de dar indicaciones a sus futbolistas, mezclado entre los simpatizantes de su equipo.
0No comments yet