Te damos la bienvenida a la comunidad de T!Estás a un paso de acceder al mejor contenido, creado por personas como vos.

O iniciá sesión con
¿No tenés una cuenta?
La Selección, que convive estos días con la aceptación de la noticia de que su estrella, Manu Ginóbili, no será parte del Mundial, fue derrotada por la verdeamarelha por 68 a 59 en el cierre del triangular amistoso disputado en Rio.



El seleccionado argentino de básquetbol, sin el capitán Luis Scola, perdió este mediodía con su par de Brasil, por 68-59, en el encuentro de cierre del triangular Tres Naciones que se jugó en Río de Janeiro y fue preparatorio para el Mundial España 2014.

El estadio Maracanazinho lució repleto (casi 11 mil espectadores) para observar el triunfo de los dirigidos por el cordobés Rubén Magnano, con los siguientes parciales: 20-14, 33-32, 49-48 y 68-59.

La figura del cotejo resultó el pivote local, Tiago Splitter (compañero de Emanuel Ginóbili en San Antonio Spurs), con 15 puntos y 12 rebotes. En tanto, en el quinteto albiceleste se destacó el base cordobés Facundo Campazzo, responsable de 17 tantos y 6 rebotes.

El equipo conducido por Julio Lamas lució disminuido por la ausencia del ala pivote y emblema de la "Generación Dorada", Scola, quien se quedó en Buenos Aires completando una serie de trabajos físicos para conseguir la puesta a punto ideal, con miras al comienzo del torneo ecuménico, pautado para el sábado 30 del corriente.

No jugó el pivote Marcos Delía, afectado por un golpe en el tobillo, molestia que se produjo en el cotejo del viernes frente a Angola (86-77). Tampoco actuaron el base Nicolás Laprovíttola y el escolta Selem Safar, ambos no utilizados por el técnico.

El marcado tono ‘localista’ de los árbitros también contribuyó a que el representativo ‘verdeamarelho’ se quedara con la victoria, en un encuentro que tendrá revancha este viernes 8, con el choque que ambos asumirán en Buenos Aires, específicamente en el nuevo estadio de Tecnópolis, en la barriada de Villa Martelli.

Argentina intentó hacer pie desde el comienzo, a pesar de la marcada desventaja de talla. Se plantó con un Pablo Prigioni muy activo en campo rival y tratando de asfixiar arriba. Pero la cerrada defensa que impusieron en tablero propio, los ‘gigantes’ Nené y Tiago, dificultaron las conversiones.

La situación se revirtió cuando Brasil pasó al ataque. Si bien es cierto que falló bastante a la hora de convertir (recién marcó un gol de campo al promediar el segmento), las segundas opciones por rebotes capturados en ofensiva le permitieron a los locales adelantarse en la pizarra (16-11), tras un triple de Leandrinho. El parcial concluyó 20-14 a favor del quinteto de Magnano.

Argentina ajustó las marcas y endureció la presión apenas comenzado el segundo capítulo. Hubo mucha agresividad en Nicolás Richotti (5) y Campazzo (5) para que la ventaja del local se recortase. Inclusive una volcada del pibe Tayavek Gallizzi (de muy buena labor) le permitió al visitante pasar al frente por 28-27.

Pero Brasil supo que el ‘negocio’ estaba en ‘sobrecargar’ el rebote ofensivo y allí, los citados Nené y Splitter, marcaron diferencias. El primer período se cerró con un ajustado 33-32

En el tercer segmento, el quinteto local amenazó con sentenciar el pleito, cuando se escapó 45-35. Pero apareció la magia del cordobés Campazzo (10 tantos), bien secundado por el interno Matías Bortolín, para que Argentina quedase nuevamente a tiro (49-48), al ingreso al último parcial.

Brasil metió un parcial 7-0 en el arranque del cuarto período y pareció asegurarse el triunfo. Sin embargo surgieron las brusquedades y, en ese contexto, los jueces omitieron algunas faltas de jugadores locales sobre argentinos, sobre todo una de Nené sobre Campazzo, que pareció evidente.

Argentina no se dio por vencido y, con la determinación del promisorio crack que brilló en Peñarol de Mar del Plata en la última Liga, estuvo cerca (59-55). La escasa eficacia en los tiros exteriores (3-21 en triples) y la permeabilidad en defensa (le tomaron 16 rebotes ofensivos) conspiraron contra las chances albicelestes y decidieron el triunfo de Brasil, que terminó de sellarse con un triple de Larry Taylor, a 17s. del cierre.

Resumen

(68) Brasil: Marcelinho Huertas 4, Alex García 9, Marquinhos 6, Nené 10, Tiago Splitter 15 (fi) Leandrinho 10, Marcelo Machado 0, Rafael Hettsheimeir 2, Anderson Varejao 7, Raulzinho 2, Larry Taylor 3. DT: Rubén Magnano.

(59) Argentina: Pablo Prigioni 11, Marcos Mata 2, Andrés Nocioni 0, Leonardo Gutiérrez 4, Matías Bortolín 14 (x) (fi). Facundo Campazzo 17, Nicolás Richotti 6, Walter Herrmann 1, Tayavek Gallizzi 4 (x). DT: Julio Lamas.

Parciales: Brasil 20-14, 33-32, 49-48 y 68-59

Árbitros: Fernando Serpa Oliveira-Fabio Kover-Francisco Tandú

Estadio: Maracanazinho (Río de Janeiro).