About Taringa!

Popular channels

Suárez: la imagen de un héroe que cae en picada

Suárez: la imagen de un héroe que cae en picada
Fue protagonista en el Mundial de Sudáfrica y Campeón de América. Fue ídolo, goleador y capitán de Ajax; es la esperanza y figura de Liverpool. Está siendo vapuleado por la prensa inglesa y es mirado de reojo por el fútbol mundial

Luis Suárez pasó de héroe a villano, de víctima a victimario. La joven estrella salteña surgida en Nacional se vio envuelto en una tormenta en la que parece estar lejos de poder salir. Fue encontrado culpable de una denuncia por racismo, fue sancionado con ocho partidos, multado y la prensa británica lo fustiga por su actitud, mientras la prensa mundial mira de reojo y pone en duda su honorabilidad.

La demora en la investigación, los gestos ofensivos a la hinchada de Fulham captados por los fotógrafos, una defensa que apeló a diferencias culturales y la contradicción del club y el propio jugador en las acciones a seguir no colaboraron con la situación del uruguayo.

Parece que de continuar en el fútbol inglés, Suárez padecerá su estadía.

Con 24 años se convirtió en uno de los mejores delanteros del mundo, incluso opacando en algunas ocasiones la presencia de Diego Forlán en la selección uruguaya. Fue protagonista del Mundial de Sudáfrica por sus goles y la mano salvadora ante Ghana que permitió una definición por penales y el pasaje a las semifinales del certamen.

En la Copa América se consagró; fue nombrado el mejor jugador del torneo y los medios de comunicación internacionales se rindieron a sus pies. “A mí me sorprende que se sorprendan con Suárez”, dijo el entrenador de la selección uruguaya, Oscar Tabárez, en conferencia de prensa.

A Liverpool ingresó por la puerta grande: fue el elegido para sustituir al español Fernando Torres. Los hinchas del club de Anfield lo idolatraron desde su llegada y les devolvió tanto cariño marcando un gol en su debut. De inmediato se ganó la titularidad y fue la estrella del equipo marcando la diferencia en todos los partidos.

En Ajax creció como jugador y como profesional; él mismo lo reconoció. Ídolo de la hinchada holandesa –que elaboró varias banderas en su honor-, fue el goleador del equipo en varias temporadas y se convirtió en capitán a pesar de su corta edad. “Tú viniste a nosotros cuando eras un joven futbolista con pelo largo. Pero creciste con nosotros. Te convertiste en un jugador top, en capitán y en padre. Es tiempo de dar un paso más y nos entristece verte ir”, dijo el ex futbolista de Ajax y asistente técnico en ese momento, Danny Blind, al momento de la despedida del salteño.

Suárez entró en la historia de la selección uruguaya y las Eliminatorias al marcar los cuatro goles con los que Uruguay derrotó a Chile en el Estadio Centenario. Además, tiene grandes chances de convertirse en el máximo anotador de la historia de la celeste. Volvió a Inglaterra y la siguió rompiendo.

Pero todo cambió después del partido que jugaron en octubre en Anfield Liverpool y Manchester United. Suárez se enfrentó durante el encuentro al francés Patrice Evra, quien tras el partido denunció ante el juez que el uruguayo le había propinado insultos racistas.

Al comienzo pareció que fue una bronca del momento, del partido. De cosas que pasan y quedan en la cancha. Pero pasaron los días y Evra sostuvo que llevaría adelante las acciones necesarias ante el uruguayo que le había dicho “al menos siete veces” una palabra ofensiva. Liverpool respaldó al salteño a capa y espada. Suárez desmintió rápidamente las acusaciones escribiendo en sus cuentas de Twitter y Facebook estar muy enojado y ofendido por esas falsas denuncias.

Mientras se aguardaba por el fallo de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), el jugador reaccionó ante los incesantes insultos de los hinchas de Fulham y le realizó gestos ofensivos hacia la tribuna que fueron captados por los fotógrafos. Eso no ayudó.

Pero tres meses después del partido con el United llegó el golpe de KO: ocho partidos de suspensión y una multa de más de US$ 60.000. Una sanción ejemplar para un sudamericano que fue víctima de una federación que no sanciona por igual a ingleses y extranjeros. Denuncias hay muchas; sanciones pocas. Tampoco es la primea vez que Evra acusa a un jugador de racista.



link: http://www.youtube.com/watch?v=EzAQd2NGxmg&feature=player_embedded

Las repercusiones del caso Suárez recorrieron el mundo. Desde Inglaterra y desde Uruguay –por intermedio del abogado del jugador- se manifestó rápidamente que la sanción sería apelada. Hubo un comunicado de Liverpool en el que manifestó su indignación frente a la resolución y advirtieron que darían pelea.

Todo cambió el 31 de diciembre, cuando la FA dio a conoce un informe de más de 100 páginas del caso Suárez-Evra en el que sostienen que los argumentos del uruguayo son “insostenibles” y que las pruebas presentadas son “carentes de fiabilidad”. En el informe se establece que cuando el francés le preguntó al uruguayo por qué le había pegado, el salteño respondió: “Porque sos negro”. Cuando Evra amenazó con pegarle si repetía el comentario, Suárez respondió: “No hablo con negros”.

“El señor Suárez afirma que dio un pellizco en la piel al señor Evra en un intento por desactivar la situación. Suárez también dijo que su uso de la palabra 'negro' para dirigirse al señor Evra fue conciliatorio y amistoso. Nosotros rechazamos esa evidencia”, agregó el informe.

Este martes Liverpool dio marcha atrás y anunció finalmente que no apelaría la sanción de la FA. A pesar de continuar manifestando su respaldo hacia el uruguayo, cambió la estrategia y no intentó disminuir la sanción. Suárez también emitió un comunicado –dado a conocer en el mismo momento- en el que estableció que cumpliría “la sanción con la resignación de alguien que no ha hecho nada”.

Los medios ingleses y organizaciones contra el racismo criticaron, cuestionaron y fustigaron a Liverpool y al jugador por no pedir disculpas. Incluso reprocharan que el plantel de Anfield saliera a calentar al campo de juego con camisetas que respaldaban a Suárez tras conocerse la sanción.

El delantero y su club parecen haber cedido ante semejante presión. Este jueves, dos días después de los comunicados y el anuncio de la no apelación, se dieron a conocer públicamente las disculpas de Suárez (que no figuran ni en su propio sitio web ni en la página oficial del club). “Admití ante la comisión que dije una palabra en español una vez, y sólo una, y le dije a los miembros del panel que no la usaré de nuevo en un partido de futbol en Inglaterra”, expresó el salteño. “Nunca usé dicha palabra de manera despectiva y si ofendí a alguien entonces quiero disculparme por ello”, dijo.

Lejos de calmar a los indignados por el comportamiento de Suárez, despertó la furia de muchos, fundamentalmente por no pedirle disculpas directamente a Evra.

“’Perdón' no es una palabra fácil de pronunciar, pero más vale tarde que nunca. Suárez lo hizo, pero sin mencionar a Evra ni cualquier expresión de culpabilidad. Puede haber terminado como una víctima -una víctima de una pobre sanción- Pero, ¿víctima? No, no y no. Mil veces no”, escribió el columnista de The Times, Oliver Kay. “La hipocresía del Liverpool atenta contra el antirracismo y contra nuestros jóvenes”, publicó The Guardian. “Liverpool necesita mirarse a si mismo y cómo ha respondido a la denuncia y las investigaciones sobre las denuncias de abusos de Luis Suárez. A lo largo de los últimos tres meses, todos hemos escuchado la denigración de Evra. El intento de Suárez de disculparse llega tarde y es poco menos que lamentable. No puedo creer que un club de la talla del Liverpool, y más con la forma en que ha afrontado anteriormente cuestiones de injusticia y desigualdad social, puede permitir que su credibilidad pueda quedar tan degradada”, escribió Herman Ouseley según informó El País de Madrid.

Suárez, héroe y figura para los uruguayos, es considerado ahora un racista para muchos europeos. El conflicto con Evra le provocó a su imagen un daño irreparable, no en Uruguay, sino en el resto del mundo. Es una mancha que quedará registrada en su carrera. Parece ser demasiado castigo.
0No comments yet