Canales populares

Suarez no justifica sus 81 millones, James si lo hace

El uruguayo Luis Suárez, que el viernes terminó su suspensión por haber mordido a un rival en el Mundial de Brasil, realizó su esperado debut oficial con el Barcelona, como titular en el Clásico que su equipo perdió el sábado ante el Real Madrid (3-1), pese a una asistencia del atacante charrúa.

El pase decisivo fue para el tanto de Neymar en el minuto 4, que ponía provisionalmente a los suyos con 1-0, antes de la reacción de los locales con los tantos de Cristiano Ronaldo (35 de penal), Pepe (50) y Karim Benzema (61).

"Obviamente, uno siempre quiere que el debut sea con una victoria, más en un partido de estas características. Me voy con la sensación de que el equipo hizo todo para poder poder lograr un buen resultado, pero no se pudo. Hay que olvidarse de este partido, pensar en el próximo rival", declaró Suárez.

Cuatro meses después del escándalo por el mordisco al italiano Giorgio Chiellini, el uruguayo, que desde entonces sólo había podido entrenarse y jugar amistosos, tuvo un retorno a lo grande, en un partido de relevancia mundial y con el Santiago Bernabéu como escenario de lujo para su reaparición, pero finalmente sin final feliz.

Luis Enrique, que había anunciado el viernes que Suárez tendría seguro algunos minutos en el partido, sorprendió poniéndole de titular, conformando un estelar trío de sudamericanos arriba, con el argentino Lionel Messi y el brasileño Neymar.

Pero la fórmula sólo funcionó por momentos y Suárez, algo intermitente, sólo pudo aportar esa asistencia y destellos puntuales de su clase, bajando el rendimiento en la segunda parte como el resto de su equipo, hasta que fue reemplazado en el 68 por Pedro Rodríguez.

Pese a ello, Luis Enrique se mostró satisfecho con el rendimiento de su jugador: "No me arrepiento de que haya sido titular. Hizo más de lo que esperaba, estuvo bien y con ritmo. Lo cambiamos porque después de tanto tiempo jugar 90 minutos es difícil para él".

La primera aportación de Suárez en el partido y en el Barça, eso sí, había valido su peso en oro: suyo fue el pase desde la derecha para que Neymar controlara en el área y batiera a Iker Casillas en el minuto 4, logrando el primer gol de la tarde.

A esa primera asistencia como azulgrana estuvo a punto de sumarse otra en el 23, cuando envió también desde la banda derecha un gran balón al área que remató Lionel Messi, que solo ante Casillas no pudo conseguir el segundo.

Pero el 'Pistolero' no podía conformarse con el papel de pasador y en el 27 tuvo su primera oportunidad, recibiendo de Neymar en el área, pero Sergio Ramos despejó e impidió el remate a puerta del uruguayo. En el 32 Pepe impidió un remate suyo a bocajarro, aunque el juez de línea había invalidado la jugada por fuera de juego.

Cristiano Ronaldo igualó el partido de penal en el 35.

En la segunda mitad, la aportación de Suárez fue más discreta, coincidiendo con los peores minutos del Barça y los momentos que aprovechó el Real para matar el partido.

En el 50, el portugués Pepe puso a los locales por delante en el marcador y en el 61 el francés Karim Benzema consiguió el 3-1 definitivo.

En esa fase del partido, Suárez apareció en contadas ocasiones, especialmente en el 55, cuando se resbaló tras un pase de Neymar que le dejaba en una buena posición para probar suerte ante el arco blanco.

En el 66, el uruguayo no pudo llegar por poco a un pase en largo que le hubiera dejado también ante una buena oportunidad y esa fue su última aparición en el partido, ya que apenas dos minutos después cedió su lugar a Pedro.

Suárez, máximo goleador de la Premier League la pasada temporada y fichado antes de la actual campaña por el Barça al Liverpool por 81 millones de euros, cumplió el sueño de debutar con el equipo azulgrana, pero tendrá que esperar ahora para lograr su primer gol y quitarse el mal sabor del debut.




Mientras tanto, los fanboys de Messi 







0
0
0
0No hay comentarios