Suárez vuelve a jugar para Uruguay

A 108 días del mordisco, Suárez vuelve a jugar para Uruguay

El delantero regresa a la Celeste luego del incidente que lo dejó afuera del Mundial y que le prohíbe debutar en el Barcelona. Los de Tabárez enfrentan a Arabia Saudita






Está de regreso. Luis Suárez vestirá la camiseta de la selección de Uruguay nuevamente, 108 días después del mordisco a Chiellini que lo dejó fuera del Mundial y que todavía le impide jugar al fútbol de forma oficial.

Pero el delantero uruguayo volverá a ser la referencia ofensiva de la Celeste en el amistoso ante la selección de Arabia Saudita. La máxima atracción en la localidad saudita de Jeddah, será el regreso del actual jugador del Barcelona y su condición física.


Aquel duelo ante Italia por el Grupo D, que se disputó en el Estadio Das Dunas de Natal, fue el adiós para el "Pistolero". Su incidente hizo que la FIFA actúe de oficio, lo expulse de la Copa del Mundo y lo suspenda por cuatro meses de toda actividad profesional.

Tras una apelación al Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS), el delantero pudo entrenar con sus colegas y volver a sentirse futbolista. Además, consiguió permiso para disputar amistosos con el Barça y con su selección. Es por ello que forma parte del combinado charrúa para este partido.

El equipo de Tabárez recuperó a su figura, pero no cuenta con varios de sus hombres de peso en lo que se presume como una progresiva renovación de la plantilla. Forlán, Diego Pérez y Lugano no están presentes en el compromiso.

A las ausencias habrá que sumar la del nuevo capitán, Diego Godín, al que un incidente inesperado durante un entrenamiento en el gimnasio lo descartó del choque.

El único enfrentamiento entre las selecciones de Arabia Saudita y Uruguay se dio el 27 de marzo de 2002, y en ese encuentro, la victoria correspondió al equipo local por 3-2. En Jeddah, 12 años después, llega la hora de la revancha.

La Arabia Saudita de López Caro parece, a priori, rival propicio para que Suárez tenga un feliz retorno. Es uno de los mejores delanteros del mundo, y en Uruguay, ya se frotan las manos por verlo jugar.