Tarde de forobardo asegurado Uruguay - Argentina en la final

Uruguay - Argentina: una final que tiene un antecedente de violencia




El partido que hoy por la noche se jugará en el Centenario para definir el Sudamericano Sub 20 comenzó el 17 de abril de 2013 en San Luis. Aquella noche, el 3 a 3 entre la Argentina y Uruguay quedó como una anécdota. El escándalo que se armó entre ambos planteles los salpicó. Un año y medio después volverán a verse las caras y esta vez el juego se parecerá mucho a una final.

Hasta anoche ya se habían vendido 30 mil entradas y para hoy se espera un estadio repleto. Será el clima de un encuentro decisivo. A Uruguay sólo le sirve ganar. A la Argentina le alcanzará con el empate para ser campeón y clasificarse para los Juegos Olímpicos. Pero el tema de la disciplina es de lo que se habló. "Lo que pasó en San Luis lo dejamos atrás. Sabemos que si nos expulsan nos perdemos partidos del Mundial. Es una final y se va a meter, pero no queremos tener problemas", confió Nicolás Tripichio, uno de los sobrevivientes de aquel episodio.

El chico de Vélez insistió: "Ya somos más grandes y si bien nos jugamos el titulo tenemos que ser inteligentes". En cuanto al partido, Tripi destacó que "no está en la esencia de este equipo defenderse. Nos alcanza con un empate pero vamos a salir a ganar. Estamos ilusionados, hace muchos años que no se logra un título en esta categoría". Humberto Grondona fue tajante ante Clarín: "Hablamos durante todo el torneo sobre este partido. Nos propusimos estar tranquilos y no entrar en las provocaciones. Al margen del resultado lo único que quiero es que termine todo bien". Fabián Couto, técnico de Uruguay, fue por el mismo lado. "Eso ya quedó en el recuerdo. El resultado no debe alterar los ánimos".
Montevideo