Check the new version here

Popular channels

Tatadios vs Pekerman, Duelo de titanes

Los cuartos de final dejaron frente a frente a dos de los cinco entrenadores criollos que siguen en la competencia; la Argentina y Colombia se medirán el viernes próximo



los cuartos de final de la Copa América puede tener otra lectura: la de los entrenadores. Y si antes se hablaba del torneo de los directores técnicos argentinos, qué decir con el cuadro firme de la segunda etapa. Empezaron seis técnicos criollos y cinco seguirán en la competencia, ya que apenas quedó eliminado Gustavo Quinteros, de Ecuador. Allí asoman Ricardo Gareca, de Perú; Ramón Díaz, de Paraguay, y Jorge Sampaoli, de Chile, con el choque central que mantendrán Gerardo Martino, de la Argentina, y José Pekerman, de Colombia, según el capricho de los resultados.

El seleccionado argentino y el colombiano se medirán el viernes próximo, a las 20.30, en Viña del Mar. Seguramente, si hubieran podido elegir, habrían elegido otro adversario, pero así fue el destino. Dos de los favoritos chocarán en busca de las semifinales. Y, si se trata de los DT, el mano a mano los encontrará en etapas muy diferentes de sus carreras.

Martino es la renovación y busca afirmarse al frente del plantel albiceleste, después del subcampeonato del mundo que logró Alejandro Sabella en Brasil 2014. Pekerman encarna una línea de trabajo que le devolvió la línea al fútbol colombiano. Los modos de José convencieron tanto como la tarea en la Copa del Mundo, en la que llegó a los cuartos de final, en los que Brasil se impuso por 2-1. Justo Pekerman aparece en el camino argentino; el entrenador que junto con Hugo Tocalli guió a los juveniles y les sacó el mayor jugó a las últimas camadas de la AFA estará frente a frente con el seleccionado nacional. A estas alturas no habrá que olvidarse de que Lionel Messi debutó de la mano de Pekerman, en 2005, en un amistoso ante Hungría.

TODOS LOS LOGROS DE TATADIOS QUE TUVO QUE OBTENER PARA SER DT DE LA SELECCION ARGENTINA Y DEL BARCELONA



El trazado de la Copa los tuvo entre altibajos, sobre todo a Colombia. La Argentina mostró actuaciones con altibajos ante Paraguay (2-2), Uruguay (1-0) y Jamaica (1-0). El conjunto cafetero tuvo un traspié en el debut, ante Venezuela (0-1), y después se encaminó con el éxito ante Brasil (1-0) y con el empate con Perú (0-0). Tienen un punto en común, si bien el conjunto criollo pareció algo más aceitado: buena parte de sus posibilidades se basan sobre las actuaciones individuales y el talón de Aquiles parece la defensa.

Martino y Pekerman, casi seguro, se habrán sorprendido. La Copa América los puso en guardia antes de tiempo. El futuro del fútbol argentino se enfrenta con un grato recuerdo del pasado. Dos escuelas están frente a frente, aunque tienen mucho en común.

La etapa de Pekerman en Colombia empezó tras una victoria argentina, en Barranquilla, por 2-1, en la que renació el ciclo Sabella, que por entonces hacía agua. La federación cafetera destituyó por entonces a Leonel Álvarez y, después de muchas charlas, contrató a Pekerman, que enderezó el rumbo y que dejó a la selección segunda en la eliminatorias, precisamente, detrás de la Argentina. En ese torneo José se enfrentó con el seleccionado criollo en la segunda rueda: fue en el Monumental, el 7 de junio de 2013, y el partido terminó 0-0.

No se conocen demasiado, pero cuentan sus círculos íntimos que guardan un silencioso respeto mutuo. Martino y Pekerman comparten los modos, las formas y el apego por el juego a ras del piso, más allá de los intérpretes y las circunstancias. Por un motivo u otro se ganaron la consideración del público argentino.



Comparten, además, los vaivenes de sus equipos. Más allá de las individualidades, cada seleccionado sembró algunas dudas en el camino. La Argentina, por ejemplo, en el empate con Paraguay y en los últimos tramos del partido con Jamaica, en el que los caribeños merodearon con insistencia por el área. Colombia defraudó en el debut con Venezuela y no pudo con los peruanos. Los dos entrenadores piden paciencia frente al desgaste físico. Ambos toman el desafío en Chile como un compromiso mayúsculo. La Argentina hace 22 años que no gana un título y tiene una camada de jugadores con un potencial único, en las mejores ligas del mundo. Colombia, tras Brasil 2014, se entusiasma también con el peso de los nombres propios y toma la Copa América como una oportunidad única para encumbrarse entre las potencias. De ellos dependerá.

El cariño se mantiene latente hacia Pekerman, de 65 años, por los tiempos de gloria con los seleccionados juveniles argentinos: tres títulos mundiales Sub 20, más allá de la eliminación del equipo mayor en la Copa del Mundo de Alemania, por penales, ante los anfitriones, por los cuartos de final. El Tata se ganó un respeto por la coherencia en Newell's (campeón en 2013) y por la carrera en Paraguay, pese a que la temporada pasada no hizo pie con las estrellas de Barcelona.

Las sensaciones fueron diferentes en las concentraciones. La Argentina sabía que la ruta empezaría a complicarse, aunque no esperaba toparse tan temprano con otro de los favoritos. Colombia se rindió ante su suerte: por un momento se vio afuera y, con el transcurso de los minutos, entró en una etapa decisiva con sensaciones encontradas en los bancos de suplentes. Por el pasado, el presente y, sobre todo, el futuro.
0
0
0
0No comments yet