Check the new version here

Popular channels

Te cuento la historia del mas Grande



Club Atlético River Plate

El Club Atlético River Plate conocido generalmente como «River Plate» o simplemente «River», es una entidad deportiva de la ciudad de Buenos Aires, Argentina. Fue fundado el 25 de mayo de 1901 en el barrio de La Boca por la fusión de los clubes Santa Rosa y La Rosales, que luego de varias propuestas decidieron llamarlo «River Plate». Actualmente milita en la Primera División.

Su estadio es el Antonio Vespucio Liberti, también conocido como «El Monumental». Es el estadio más grande de Argentina y el sexto más grande de América. Tiene capacidad para 61.321 espectadores y es en donde desempeña su localía la Selección de fútbol de Argentina.




Su primer titulo
River consiguió su primer título a base de mucho sacrificio y perseverancia, fue en el torneo de 1920 (aunque el partido final se disputó el 9 de enero de 1921), donde ganó en la última fecha a Quilmes por 2-0, postergando a Racing (que terminó segundo a dos puntos del campeón). Para entonces River tenía su cancha junto al Riachuelo, en la manzana formada por las calles Pinzón, Gaboto, Aristóbulo del Valle y Pedro de Mendoza, y su casaca era una camiseta de franjas verticales rojas y blancas, con una raya negra más fina en los bordes de las franjas rojas. No sería para nada destacada la actuación de River en los años posteriores, ya que apenas dos subcampeonatos en 1921 y 1922 fueron sus mejores campañas. En 1923 se mudó a una segunda cancha, en la avenida Alvear (hoy Libertador) entre Tagle y Austria; contaba con una tribuna oficial y otra popular, ambas de 120 metros de largo, y en ese estadio obtendría sus tres primeros campeonatos en la era profesional.16
(Equipo de River Plate campeón en 1920.)


La Máquina (1941 - 1946)
La década del 40 es considerada una de las mejores épocas futbolísticas de River Plate, consagrándose campeón en 1941 con 44 puntos, partidos ganados 19, empatados 6 y perdido 5, 75 goles a favor y 35 en contra, 1942 con 46 puntos, partidos ganados 20, empatados 6 y perdido 4, 79 goles a favor y 37 en contra y 1945, y subcampeón en 1943 y 1944. Por esta época la delantera de River recibió el nombre de La Máquina. La misma estaba formada por Juan Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera, Ángel Labruna y Félix Loustau. El desborde y centro atrás de Muñoz, los pases en cortada de Pedernera, las gambetas y el despliegue de Loustau y las diagonales de Labruna eran su sello. En 1941, 1945 y 1947, River salió campeón de la Copa Aldao. En 1941 y en 1942, se coronó campeón de la Copa Dr. Carlos Ibarguren. En 1945, después de ser dos veces subcampeón de Boca, River se convierte nuevamente en campeón, ya sin Moreno y destacándose Labruna (otra vez goleador del torneo con 25 tantos), el volante central Néstor Rossi, adquirido en 1944 y teniendo como capitán al peruano José Soriano. En 1947 River se consagra nuevamente campeón con 48 puntos en 30 partidos y convirtiendo 90 goles (37 en contra), 22 partidos ganados, 4 empatados y 4 perdidos destacándose el arquero Amadeo Carrizo y el delantero Alfredo Di Stéfano, surgido de las inferiores de club, que con sus 27 tantos se convierte en el goleador del torneo.

Muchas veces se intenta menoscabar a "La Máquina" de River afirmando que sólo disputó 18 partidos en total, siendo esto una falacia. La Máquina es un concepto futbolístico que trasciende los nombres, sólo se hace hincapié en cinco de ellos y su mejor momento personal porque representan la excelencia de dicho planteamiento. La delantera compuesta por Muñoz, Moreno, Pedernera, Labruna y Loustau es el símbolo del fútbol riverplatense, la encarnación perfecta del juego ofensivo. A pesar de ello, La Máquina de River con diversas alineaciones brilló durante 20 años (1937/1957) contando varios altibajos. Se gestó en un momento determinado, poco a poco, y luego fue adaptándose a los tiempos y portadores de la banda roja. También incluye valores como Bernabé Ferreyra, Renato Cesarini, José María Minella o Carlos Peucelle, anteriores a 1941 y Omar Sívori, Eliseo Prado, Santiago Vernazza o Alfredo Di Stéfano (posteriores), entre otros.

La Máquina compitió contra el gran Independiente de Arsenio Erico, el Racing Club tricampeón, un San Lorenzo con muchas luces y el rival de toda la vida. Su época representó la cumbre del fútbol argentino, donde ganó 11 campeonatos locales y 5 internacionales en el lapso, cuando cada competición era anual. Con menos altibajos, los números podrían brindar más excelencia inclusive. A pesar de ello, ningún otro equipo pudo conseguir un tercio de los títulos cosechados por River en los 20 años que duró su aventura más prodigiosa. La Máquina, junto con equipos como la Holanda de Johan Cruyff, el Brasil de Pelé o el Barcelona de Lionel Messi fue un culto al juego de calidad, por encima de las mañas o acciones antideportivas.




De vuelta a la gloria (1975 - 1983)
En 1975 asumió como director técnico Ángel Labruna, que con un gran equipo donde destacaban la zaga central conformada por el "Mariscal" Roberto Perfumo (proveniente del Cruzeiro de Brasil) y Daniel Passarella, Ubaldo Fillol en el arco, el mediocampo de Alonso, Reinaldo Merlo, Juan José López y los atacantes Carlos Morete, Pedro González y Oscar Más, logró que River ganara el torneo Metropolitano y el campeonato Nacional y cortar la racha de 18 años sin títulos. Un gol del juvenil Rubén Norberto Bruno ante Argentinos Juniors, en una fecha atípica por una huelga de futbolistas profesionales, le daría a River el título de campeón que terminaría con la sequía.21

En 1976 el estigma de la Copa Libertadores volvería a surgir, nuevamente el escenario fue el Estadio Nacional de Santiago, donde River perdió el partido de desempate por la final ante Cruzeiro por 3-2. En 1977 River se consagró campeón del Torneo Metropolitano, destacándose el defensor Daniel Passarella en un equipo integrado por Leopoldo Jacinto Luque, Oscar Alberto Ortiz, Fillol, Merlo, Perfumo y Pedro González. Como hecho notable, River logró la victoria decisiva en la cancha de su máximo rival, Boca Juniors, al imponerse 2-1, consagrándose campeón en la fecha siguiente derrotando por 4-2 a Ferro Carril Oeste, en el Estadio de Huracán.

Durante 1978 River aportó 5 futbolistas (Ubaldo Fillol, Leopoldo Luque, Daniel Passarella, Oscar Ortiz y Norberto Alonso) al plantel de la selección nacional que ganó la Copa del Mundo que ese año se disputó en Argentina. También salió subcampeón del Torneo Nacional de ese año. En 1979 River salió campeón en los torneos Nacional y Metropolitano. En 1980 ganó el torneo Metropolitano, logrando así el segundo tricampeonato de la historia del club. Ramón Díaz, Leopoldo Luque, Ubaldo Fillol, Alberto Tarantini, Emilio Commisso, Norberto Alonso y José Luis Pavoni fueron algunos de los integrantes de los planteles.

En 1981 Alfredo Di Stéfano había reemplazado a Labruna, ganador de seis títulos como técnico. Para contrarrestar el impacto generado por Boca al adquirir a Diego Maradona, River contrató a Mario Alberto Kempes, Julio Olarticoechea y Américo Gallego, el Tolo. Basado en su sólida defensa, con Tarantini de baluarte, River sumó 31 puntos en 20 partidos y se consagraría campeón tras derrotar en las dos finales a Ferrocarril Oeste por 1 a 0 en ambos partidos, sin Alonso, marginado por Di Stéfano.

En 1982 hechos como la venta de Alonso a Vélez Sársfield por su pelea con Di Stéfano (“El técnico o yo”, planteó el Beto), la vuelta de Kempes al Valencia español por incumplimiento de pagos por parte de River y las transferencias de Ramón Díaz al Napoli y Passarella a Fiorentina crearon grandes huecos difíciles de compensar. Ese año es eliminado en el grupo de la semifinal de la Libertadores, ante el Flamengo de Brasil (campeón defensor) y el Club Atlético Peñarol, que se consagraría campeón. En 1983 Fillol dejó el club por conflictos económicos.



Hacia la cima del mundo (1984 - 1989)
En 1984, con la dirección técnica del "Bambino" Héctor Veira, River sería subcampeón Nacional ante Ferro. El año anterior había incorporado a la revelación uruguaya, Enzo Francescoli, El Príncipe, proveniente de Montevideo Wanderers; y en ese 1984 sumaría al arquero Nery Pumpido. Al año siguiente se inaugura un nuevo sistema para el campeonato de primera división, al estilo europeo, jugándose un sólo torneo que abarcó la segunda mitad de 1985 y la primera de 1986. River comenzó obteniendo el torneo de la temporada 1985/86, consagrándose campeón seis fechas antes del fin del torneo, superando por 10 puntos al subcampeón Newell's Old Boys, convirtiendo 74 goles en 36 partidos, con un saldo de 23 victorias, 10 empates y tan sólo 3 derrotas, destacándose las victorias por 5-4 ante Argentinos en el Monumental y el 2-0 a Boca en la Bombonera con dos goles del Beto Alonso, el primero de cabeza con una pelota naranja, tras el cual besó su camiseta de cara a la hinchada millonaria en uno de los últimos grandes momentos de su trayectoria, y el segundo de tiro libre. Jugadores como Nery Pumpido, Oscar Ruggeri, Héctor Enrique, Jorge Gordillo, Claudio Morresi, Roque Alfaro, Gallego, Luis Amuchástegui y el goleador Francescoli (autor de 25 goles) le darían a River su vigésimo título de primera división.

En junio, con Pumpido, Ruggeri y Enrique en la columna central de la Selección, Argentina obtiene su segundo campeonato en el Mundial de México. Entre el 9 de julio y el 20 de agosto River disputa la primera ronda de la Copa Libertadores obteniendo un saldo de cinco victorias y tan sólo un empate, siendo sus rivales Boca Juniors, Peñarol y Montevideo Wanderers. Ya no estaba Francescoli, vendido meses antes al Racing Club de París. En septiembre el grupo semifinal de la Libertadores enfrenta a River contra Argentinos Juniors (campeón defensor) y el Barcelona de Guayaquil. Las dos goleadas ante el cuadro ecuatoriano serán decisivas para darle el pase a la final a River, por mayor diferencia de gol frente a Argentinos. El último rival era el América de Cali de Colombia subcampeón en la edición anterior de la Copa. El 22 de octubre River vence en la primera final por 2-1, goles de Juan Gilberto Funes y Alonso, siendo el primer equipo extranjero en salir victorioso del Estadio Pascual Guerrero en siete años. Una semana después un gol de Funes le da el triunfo a River por 1-0.


El 14 de diciembre de ese mismo año, en el Estadio Olímpico de Tokio (Japón), venció al Steaua Bucarest de Rumania por 1-0, ganando la Copa Intercontinental. El puntero uruguayo Antonio Alzamendi, de cabeza tras un doble rebote en el palo y en las piernas del arquero, marcó el único gol del partido. El plantel fue integrado por: Pumpido; Gordillo, Gutiérrez, Ruggeri y Montenegro; Enrique, Gallego, Alfaro y Alonso; Funes y Alzamendi, que fueron participes de dicho triunfo.

En 1987, con la conducción de Carlos Timoteo Griguol, logró la Copa Interamericana ante la Liga Deportiva Alajuelense de Costa Rica (0-0 en Costa Rica y victoria 3-0 en el Monumental con goles del uruguayo Jorge Villazán, Funes y Enrique). La Libertadores de ese año sería para el Club Atlético Peñarol, River quedó eliminado en el grupo de la semifinal en el que enfrentó a Peñarol, y a Independiente. Frente al equipo de Avellaneda Funes hizo un gol, pero luego un remate suyo, sin arquero, pegó en un palo y River cayó 2-1. Los ’80 terminarían sin gloria. Con César Luis Menotti en el banco y la llegada de grandes nombres como Ángel Comizzo, Omar Palma, Claudio Borghi, Abel Balbo, el uruguayo Jorge da Silva, Carlos Enrique y el regreso de Passarella, River conformaría un equipo que no supo rendir.

(El plantel campeón de River en Japón en 1986.)
(Copa libertadores 1986)
(Copa intercontinental 1986)
(Copa interamericana 1987)


La Gloriosa década del 1990
En junio de 1989, de la mano del Beto Alonso, Reinaldo Merlo asumió la dirección técnica, y con un equipo donde militaban Comizzo, Fabián Basualdo, Jorge Higuaín, Gordillo, Sergio Batista, Ramón Centurión y Gabriel Batistuta alcanzó el segundo puesto al terminar la primera ronda del campeonato 89/90. Con la derrota de la lista oficialista de Osvaldo Di Carlo y la asunción de Alfredo Davicce a la presidencia del club Merlo decide renunciar; su lugar fue ocupado por Passarella, quien con la base de Merlo más jugadores como Ramón Medina Bello, Héctor Enrique, Rubén Da Silva, Hernán Díaz y los juveniles Leonardo Astrada, Gustavo Zapata y Juan José Borrelli obtiene un nuevo campeonato nacional, y alcanza las semifinales de la Libertadores 1990, siendo eliminado por penales ante el Barcelona de Guayaquil. La segunda mitad de 1990 lo vio pelear el torneo ante el Newell's Old Boys de Marcelo Bielsa, River cayó en la última fecha en el Monumental ante Vélez, el día del retiro de Fillol, quien se despidió con una actuación soberbia impidiendo una nueva consagración millonaria.

En 1991 comenzaría una nueva racha negativa ante Boca, varios partidos seguidos sin victorias que incluyeron una derrota 4-3 tras ir ganando 3-1 en la Bombonera por la Libertadores de ese año, en la cual River no pudo superar la primera ronda (luego de un sospechado empate de Boca como local, que habría ido a menos contra un conjunto boliviano). La segunda parte del año trajo el regreso de Ramón Díaz, proveniente del Mónaco francés. En el inicio del torneo Apertura River logró nueve victorias consecutivas, comienzo récord para el fútbol argentino. Sin embargo River no podría obtener el título de forma invicta. En el plano internacional, Cruzeiro volvió a ser el verdugo en otra final, esta vez por la Supercopa.

En 1993, Ramón Díaz partiría al Yokohama Marinos japonés. Con varios jugadores provenientes de sus divisiones inferiores, como Ariel Ortega, Marcelo Gallardo y Hernán Crespo, junto a Sergio Goycochea, Fernando Gamboa y Sergio Berti, River obtuvo nuevamente el Torneo Apertura. En 1994, luego de la vuelta de Francescoli y con las adquisiciones de Roberto Ayala y Germán Burgos (ambos provenientes de Ferro), y con la dirección técnica de Américo Gallego, River ganó el Apertura de manera invicta (la única vez en su historial), con doce triunfos y siete empates. Se aseguró la conquista del título al derrotar a su rival de siempre en La Bombonera por 3-0, con goles de Francescoli, Ortega y Gallardo.



La era de Ramón Díaz
En 1995, tras el breve paso de Carlos Babington, Ramón Díaz tomó la conducción de River. Tuvo un mal torneo a nivel nacional, y en el plano internacional cayó por penales en semifinales en los dos torneos, ante Atlético Nacional de Medellín por la Libertadores en el Monumental (René Higuita le atajó un penal a Matías Almeyda) y ante Independiente por la Supercopa.

Comenzó el siguiente año disputando la primera fase de la Copa Libertadores con San Lorenzo, Minervén y Caracas FC, ambos de Venezuela. Cinco victorias y un empate pusieron a River en octavos de final, donde esperaba Sporting Cristal de Perú. La goleada 5-2 en la revancha en el Monumental, con un golazo de chilena de Crespo incluido, clasificó a River a cuartos de final. El siguiente paso fue San Lorenzo. En semifinales esperaba la Universidad de Chile de Marcelo Salas. Tras un empate 2-2 en la ida y una victoria por 1-0 con gol de Almeyda, River llegaba a su cuarta final de Copa Libertadores. Como diez años atrás, el rival era América de Cali. La ida se disputó en el Pascual Guerrero, con victoria para los colombianos por 1-0. En la revancha, dos goles de Hernán Crespo llevaron a River a su segunda Libertadores, la que Francescoli tanto había ansiado levantar. Germán Burgos, Hernán Díaz, Celso Ayala, Juan Gómez, Juan Pablo Sorín, Astrada, Almeyda, Ortega y Medina Bello integraban el plantel campeón.

Tras la consagración partieron Almeyda al Sevilla, Crespo al Parma y Gómez al Real Sociedad. Para reemplazarlos llegaron Eduardo Berizzo, Roberto Monserrat, Julio Cruz y Marcelo Salas. Ese gran equipo ganó de punta a punta el Apertura, pero su mira estaba puesta en la Copa Intercontinental, frente a la Juventus de Zinedine Zidane, Alessandro Del Piero, Alen Bokšić y Ciro Ferrara. River llegó a Japón alentado por su buen desempeñó en el plano local, pero perdió injustamente frente a la Juventus, que sobre el final consiguió ganar por 1-0 con gol de Alessandro Del Piero.

En 1997 la venta de Ortega al Valencia permitió la consolidación como titular de Gallardo. Poco después, el pase de Cruz al Feyenoord Rotterdam dejó el campo libre para que Salas compartiera el ataque con Francescoli. River inició la defensa de su título de la Libertadores en octavos de final, ante Racing, pero quedaría afuera en esa instancia por penales. Otro viaje a Japón, para disputar la Recopa Sudamericana ante Vélez, terminaría en derrota 4-2 por penales tras un empate en un gol en 120 minutos. Sin embargo, con figuras como Salas, Francescoli, Sorín, Gallardo, Ayala y Santiago Solari obtuvo el Clausura y el Apertura (logrando junto al Apertura 96 el tercer tricampeonato de su historia). La Supercopa de 1997 daría una revancha a nivel continental. River ganó su grupo ante Racing, Santos y Vasco da Gama, equipo al que goleó 5-1 en la ida en el Monumental y al que derrotó 2-0 en la revancha, siendo esta la primera victoria oficial de River en Brasil. Venció a Atlético Nacional de Medellín en semifinales, y tras un trabado empate en cero en la ida vence en la revancha en el Monumental al São Paulo FC de Brasil, por 2-1 con dos goles de Marcelo Salas, convirtiéndose así en el primer equipo de su país en ganar en forma simultánea un título nacional y otro sudamericano. El empate en uno ante Argentinos en cancha de Vélez por la última fecha del Apertura marcaría la despedida de Francescoli.

Tras el Mundial de Francia 98 se produce la venta de Salas a la Lazio. En su lugar llegan Juan Antonio Pizzi y el colombiano Juan Pablo Ángel, y River alcanza la semifinal de la Libertadores. Cae 1-0 en Brasil ante Vasco da Gama, pero en la revancha el empate en uno en el Monumental es el punto más bajo para un año decepcionante.

En 1999, todavía con la conducción de Ramón Díaz, y con nuevas figuras como Pablo Aimar, Javier Saviola y Diego Placente, River ganó el torneo Apertura, impidiendo que Boca consiguiera el tricampeonato. River gana el Superclásico de ese torneo por 2-0, goles de Aimar y Ángel, siendo el primer triunfo ante Boca en el Monumental desde 1990. Saviola se consagra goleador con 15 tantos, siendo el segundo jugador más joven en ser goleador de un torneo de primera división, récord que posee Diego Armando Maradona.

(Copa libertadores 1996)
(Supercopa sudamericana 1997)

Hasta aca el post espero que les guste y nos vemos en un nuevo post!

COMENTARIOS BUENOS
COMENTARIOS MALOS
0
0
0
0No comments yet