Check the new version here

Popular channels

Te piden a Bou




Bou, entre las glorias retratadas en las paredes del club... El ex River seguirá en la dupla de ataque con Milito.


Los tres goles consecutivos y cómo se entendió con Milito frente a Boca cambiaron el humor de los hinchas: ahora bancan al punta.

Poco más de media hora. O, con mayor detalle y apego a todos los sucesos ocurridos desde el lunes, fueron los 38 minutos -tiempo agregado incluido- en la Bombonera y el partido precedente, con Newell’s, con el valor agregado de tres goles, los últimos que convirtió Racing. Gustavo Bou aprovechó la oportunidad que se abrió con la lesión de Diego Milito con un progreso sostenido. Del reemplazo forzado por el desgarro del Príncipe, en el final del primer tiempo contra Independiente, a su aporte vital en el clásico con Boca pasaron episodios que a Bou le sirvieron para afirmarse hasta torcer la desconfianza que generó su llegada.

Último en la lista de 14 incorporaciones para esta temporada (11 refuerzos y tres regresos al plantel), el ingreso de Bou derivó en el préstamo de Roger Martínez, un canterano, a Ramón Santamarina, de la B Nacional. Eso y el hecho de que lo represente el mismo agente que a Diego Cocca provocaron reacciones desfavorables en los hinchas, que pusieron la vara de examen. Y sin demoras...

El mérito de Bou, además de una técnica superior a la de otros sustitutos, sobre todo en la comparación con un Wason Rentería que jamás arrancó, consistió en que supo abreviar el plazo de adaptación. Y, sobre todo, que explotó a la perfección lo que promueve la jerarquía Milito. Bou se benefició con el efecto derrame: en cancha de Boca tocó para que el ex Inter definiera con maestría -el gesto técnico superó el hecho de que la jugada fuese anulada por posición adelantada- y, luego, tomó la asistencia de pecho, devolución de gentilezas del Príncipe, para acomodar la pelota y convertir con derecha. Luego, con estilo diferente, le puso la cabeza a un centro exacto de Acuña. Ya en el Cilindro, en el anticipo del lunes, había entregado pruebas de que puede moverse por adentro y salir del área.

“Desarrollé más el físico, ahora puedo aguantar más la pelota y eso me permite jugar por adentro. Antes lo hacía más por afuera”, dijo ayer de su nuevo perfil. Con Hauche doblemente lesionado y con una recuperación que le llevará no menos de dos semanas -reapareció el lunes luego de un desgarro y no pudo completar los 90 minutos por una distensión en el posterior derecho-, Bou tiene asegurada la sociedad de ataque con Milito. La reaparición del Demonio, sin fecha, más que un dilema representará para Cocca una ocasión para ensayar variantes que le den más riqueza al fútbol ofensivo que ahora parece asumir rumbo cierto. Incluso, en una encuesta de la web de Olé , hubo preferencias por Bou como socio de Milito.



0
0
0
0
0No comments yet