Popular channels

Teo erró, River pecheó y Aurich rió. Todo fue una confusión

Bueno...cuando pensabamos que RiBer no podia jugar peor y pechearla mas.....



Fue increíble. La gente trataba de frotarse los ojos para entender si lo que estaba viendo no era producto de una pesadilla, un mal sueño del que la solución corta y rápida era despertarse. Pero no. Todo fue real. Desde el tiro libre de Pacheco y el cabezazo cruzado de Ramos hasta la arremetida de Marcos Delgado para ese 1-1 final de Juan Aurich que lo deja a River sin consuelo. Es cierto que todavía tiene chances matemáticas de clasificarse a los octavos de final de la Copa Libertadores , pero ya desperdició tantas chances... Y no sólo en el partido de esta noche.

Aunque el arquero Gallese tuvo atajadas interesantes dentro de las diez situaciones de gol que no concretó River en el Monumental, los remates en los palos fueron una maldición: Teo Gutiérrez, que necesitaba subir su rendimiento y encontrar revancha en un 2015 esquivo (por eso incluso tuvo una charla con el cuerpo técnico) contó con tres remates que dieron en los postes; en una de las situaciones, hasta había gambeteado al arquero y estaba con el arco vacío... El colombiano probó con un remate a colocar, con un zurdazo de arremetida, de todas las formas. Pero no hubo caso.

Juan Aurich se mostró siempre limitado. Los defensores parecían cómplices con sus pifias en los rechazos cortos, con falta de precisión en la marca, sobre todo en la zona de volantes. Pero ni así River pudo aprovecharse de eso. El desarrollo fue ampliamente favorable, hasta el final, donde ese minuto fatídico lo dejó confundido, aturdido de bronca. Ni que hablar cuando segundos después del empate Chiarini salvó un mano a mano ante Valoyes.

Volviendo al principio de la historia: marcar un gol debió haberle dado más tranquilidad a los millonarios desde el juego, pero no frenó casi nunca la aceleración en una noche donde las presiones lo habían agitado desde hace varios días. Fue, atacó, propuso, pero falló más de lo que acertó.

Con una de las viejas fórmulas, la pelota parada, con la misma que marcó en Perú, se puso en ventaja nuevamente en un segundo intento de córner; Carlos Sánchez tomó el rebote y cruzó el centro, no resolvió bien Teo , pero allí estaba Mercado para corregir de zurda.

Justo Mercado, uno de los apellidos que estaba en duda para Gallardo . El DT evaluó en ponerlo a Mayada para buscar un equipo más ofensivo, pero también porque no veía bien al lateral titular que venía de un gran 2014.

Encima tácticamente lo perdió a Vangioni (lesionado) y después también a Balanta . Probó primero con Funes Mori , luego cerró al central y lo ubicó por la izquierda a Mayada . El ingreso de Pity Martínez pareció darle, en pocos minutos, más pausa en relación a lo que mostraba River con el acelerado Pisculichi . Pero volvió a ser más intención que claridad.

Teo Gutiérrez volvió a chocar contra la mala suerte y la falta de justeza para resolver. Rodrigo Mora tuvo otras tantas chances. Pero no lo definió, no lo resolvió y lo pagó carísimo al final.

En su última participación en Copa Libertadores (2009) River fue eliminado en la etapa de grupos. Ahora quedó en jaque y, para que no pase lo mismo, está obligado a mostrar algo más que ganas. Eficacia, por ejemplo. Pero ya ni siquiera depende de sí mismo.
0
0
0
0No comments yet