Check the new version here

Popular channels

Teo Gutierrez: "Contra Independiente tengo un arma secreta".







Era sólo cuestión de tiempo. Semejante locura no debe sorprender a nadie. Todo lo que sucedió fue la consecuencia de un caldo espeso que se estuvo cocinando dentro del vestuario de Racing y que estaba hirviendo desde hace meses. El clásico contra Independiente, la derrota, la goleada, fue la excusa. El personaje que desató la ira fue el de siempre: Teófilo Gutiérrez. Otra irresponsable expulsión del colombiano, la segunda en el torneo, la cuarta en los 41 juegos que tiene en el club, desató el fastidio de sus compañeros. Y lo que sucedió dentro del vestuario fue un escándalo tan imaginable como vergonzante: Sebastián Saja y Teo a las trompadas y el colombiano amenazando a sus compañeros con un arma. Sí, todo eso sucedió después del clásico.

Comenzó la locura cuando Sergio Pezzotta terminó el clásico. Allí Saja salió disparado hacia el camarín de la Academia, donde ya estaba Teo, que había visto la tarjeta roja a los 23 minutos del segundo tiempo. Cuando el arquero llegó, comenzaron los insultos con el delantero colombiano por haberse hecho expulsar de manera burda (le dijo carón al árbitro -en Barranquilla significa sinvergüenza- y Pezzotta entendió que le dijo cagón) .

Las cosas se pusieron aún más caliente y comenzaron los golpes entre Saja y Teófilo Gutiérrez. Entre tanto descontrol, Giovanni Moreno intentó separarlos y uno de los golpes de Saja terminó por darle en el ojo a Gio, que quedó con un pómulo cortado. El enojo con Teo creció y el colombiano se dirigió hacia su bolso y sacó un arma para intimidar a sus compañeros. Una escena dantesca y escandalosa que hasta mereció la intervención de la policía. Sí, la policía dentro del vestuario de Racing para terminar con tanta locura y para constatar que el arma que tenía Gutiérrez era de aire comprimido [según los especialistas, si se dispara desde poca distancia puede causar heridas importantes].





0
0
0
0
0No comments yet