Popular channels

Teo: "Las empanadas de mi abuelita me hacen más golead



Teo, otra vez ovacionado, le dedicó el triunfo su nona, que cumplió años.





Vaya si respiraron los hinchas de River al escucharlo (y, por supuesto, Pekerman y todos los colombianos, ya suceptibles con la casi exclusión de Falcao). Porque Teo, que a priori, según el médico del plantel, Rafael Giulietti, sólo padece “un leve esguince en la rodilla derecha” e incluso “podría jugar contra Olimpo” el próximo fin de semana, volvió a ser objeto de adoración para la gente de River. Y lo fue porque jugó más y mejor que la mayoría de sus compañeros. Porque hizo el gol del triunfo. Porque otra vez se besó el escudo, tribuneada que, por cierto, se le viene haciendo costumbre.



“Fue un partido muy duro, pero gracias a Dios, el equipo, ganamos. Estamos los que estamos, la familia, nosotros... Quiero dedicarle el gol a mi abuelita, que cumple años: sus empanadas, esas arepas, me hacen más goleador”, reveló uno de los secretos de su éxito el colombiano, más precisamente de Barranquilla, quien hoy a las 11 se realizará una resonancia magnética para confirmar que, dijo el doc Giulietti, su dolor “en el ligamento externo, que lo tiene más laxo por una vieja lesión, de 2008, no es algo grave. Los ligamentos cruzados no están comprometidos, están sanos, eso lo comprobamos en el campo de juego, en el momento en que se lesionó”.

Teo, de hecho, intentó seguir jugando después de haber sido revisado por el médico. Para quienes vieron la imagen del instante en que se lastimó, era impensado que volviera al césped. Sin embargo, lo hizo, aunque brevemente: el dolor lo venció, y debió ser sustituido, nuevamente bajo una ovación de todas las gradas del Monumental, para sentarse en el banco con hielo, para terminar disfrutando desde afuera ver a todos desde la terraza de la tabla, gracias a él, y a su abuelita.


0
0
0
0No comments yet