Check the new version here

Popular channels

tetra-campeon de america juega con river

Estudiantes avanzó a los cuartos de final de la Copa al vencer a Peñarol por penales. El equipo de Pellegrino, que cayó 2-1 en los 90 minutos, tuvo a Hilario Navarro, que atajó tres en la definición



Fue un partido típicamente copero entre dos equipos con una histórica tradición en este tipo de competencias como Peñarol y Estudiantes. Los penales sirvieron para agregarle una mayor dosis de dramatismo a un partidazo, jugado con garra, con fútbol y de ida y vuelta. Y desde los 12 pasos, se agigantó la figura de Hilario Navarro, quien había sido clave en esta misma Copa obtenida por Independiente en el 2010. El arquero correntino, con el machete y la intuición a mano, atajó tres penales en la definición y así Estudiantes avanzó a los cuartos de final.

El partido arrancó a puro ritmo. Hasta los 23 minutos de juego, cuando Schunke peinó un tiro libre de Pacheco y metió la pelota en su propio arco, Estudiantes venía haciendo las cosas mejor. Tenía la pelota e inquietaba con Correa por la izquierda ante un Peñarol que parecía mal parado en el fondo, con espacios que el Pincha podía aprovechar. Ese gol, claro, cambió todo porque con el 1-0, al local le alcanzaba para pasar de ronda por el gol en condición de visitante que había convertido en la ida (terminó 2-1). A partir de ahí, lo que quedó del primer tiempo fue de ida y vuelta. No a un ritmo frenético pero sí en cuenta a las situaciones que tuvieron ambos equipos. Pudo empatarlo Estudiantes, pero también pudo estirar la cifraPeñarol. Dentro de un encuentro parejo, parecía que se irían al entretiempo con esa cifra. Sin embargo, Jonathan Rodríguez gambeteó en el área y sacó un remate que fue inatajable para Hilario Navarro. 2-0 y a cobrar.

En el segundo tiempo, cuando se esperaba la reacción de Estudiantes, ocurrió lo contrario: el conjunto uruguayo salió mejor parado y en busca del tercero para asegurar el pase a los cuartos de final de la Copa. Zalayeta y Pacheco tuvieron sus ocasiones como para alargar la diferencia, favorecidos por la parsimonia del equipo de Pellegrino. Estudiantes parecía más lejos en el juego que en el marcador en sí. Hasta que Carrillo encontró una pelota servida por Román Martínez y, desde afuera del área, sacó un remate rasante que Migliore fue incapaz de desviar. Con ese gol, que fue como la mano que pone aquel boxeador que está cerca del nocaut, el Pincha consiguió aire y se paró mejor para aguantar y llegar a los penales. Incluso, hasta tuvo una situación clara para empatar: un derechazo de Román Martínez, dentro del área, que no entró de milagro.



link: http://www.youtube.com/watch?v=JIWxQGFOYHw


0
0
0
0No comments yet