Canales populares

Todo lo que tenes q saber para el bike trial

El biketrial es un deporte individual que incorpora el uso de una bicicleta especial, la cual el corredor maneja y balancea de tal forma que debe sobrepasar obstaculos "artificiales" o naturales sin bajar los pies en lo posible.
Al igual que en mototrial, evitar el contacto fisico con los obstaculos es la escencia del deporte. Para detallar un poco el asunto, existen normalmente 4 categorias de inscripcion para competir - principiante - amateur - experto - pro. Dependiendo de su clase, entra a competir en secciones mas complejas con un tiempo mas estrecho, generalmente hay 4-5 secciones que se hacen 2 o 3 veces en orden. El corredor es penalizado con 1 punto al momento de tocar con su cuerpo un obstaculo, esta penalizacion puede llegar hasta 5 puntos si el corredor toca los obstaculos con mas de una parte de su cuerpo, por ejemplo el tocar el suelo con ambos pies al mismo tiempo tiene 5 puntos de penalización. Para ese corredor la seccion ya ha terminado, luego pasara a la proxima seccion. Una vez terminada la seccion el corredor recibe una targeta con los puntos y espera su turno en la siguiente seccion.

Existen dos modalidades de biketrial, las que compiten en bicicletas MOD, que son bicicletas de ruedas de aro 20" de facil maniobrabilidad, generalmente usadas por los mas pequeños por su bajo peso.. La otra modalidad es STOCK, o bicicletas de aro 26", ambas estan adaptadas especialmente al biketrial. Una cosa importante de saber es que las de aro 20" no son BMX aunque se parezcan, tienen grandes diferencias, por ejemplo la llanta trasera no es de 20" sino de 19" ¿para que? al poner 19" reduce el diametro de la llanta lo que da la posibilidad de poner un neumatico con mucho perfil,,,,o sea un neumatico bien GORDOOO! lo que da mas estabilidad al mometno de rebotar en la rueda trasera y dar de llantasos, ademas la potencia o tee es mucho mas larga y usa unas bielas o palancas de 160mm un poco mas cortas que las de aro 26" que son de 170mm de largo. Ademas tiene un protector de aluminio apernado al marco en la parte del motor que recibe todos los golpes. La rueda delantera de las MOD es simplemente de aro 20". Generalmente se ocupa una relacion Bielas-Corona de 18-12 o el equivalente de 22-16.
En aro 26" ambas ruedas son del mismo aro, la diferencia es que en vez de llevar un protector bajo el motor, este lo lleva a modo de "cyclon" junto a la corona de la biela o palanca. A diferencia de las 20" estas bicis usan generalmente mas de una velocidad en la maza trasera, desde 1corona hasta 8 coronas, aunque la unica que se ocupa para practicar es la relacion biela-piñon 22-18 o 22-19.



Algunos videos interesantes =p....

http://www.youtube.com/v/J-jjmLuhW2g&feature=related
link: http://www.youtube.com/watch?v=J-jjmLuhW2g&feature=related

http://www.youtube.com/v/Z19zFlPah-o
link: http://www.youtube.com/watch?v=Z19zFlPah-o



Pero ojo!!!! suelen pasar cosas como estas

http://www.youtube.com/v/U_3vkGTFIMs&NR=1
link: http://www.youtube.com/watch?v=U_3vkGTFIMs&NR=1

Imagenes ...












Algunos tutos ....

Equilibrio

¿Qué es lo que se debe hacer para tener equilibrio? Principalmente, estar sobre la bicicleta lo más quieto posible. Para perfeccionar la técnica, lo que hay que hacer es jugar mucho con el cuerpo; es decir, si la bicicleta se va hacia la izquierda, el cuerpo tiene que ir hacia la derecha, y viceversa. Por otra parte, también debe mantenerse siempre el manillar lo más recto posible en líneas rectas.

Con todo, lo esencial es intentar mantener el centro de gravedad en el centro de la bicicleta en todo momento. Asimismo, no debe olvidarse que para mejorar esta técnica también es importante el poder de concentración que se tenga en lo que se está haciendo.

Ejercicios para practicar el equilibrio:

* Líneas continuas de las carreteras: Se debe ir por encima de la línea blanca y no salirse de ella, intentando aguantar al máximo.
* Aceras: Hay que intentar pasar exactamente por el bordillo y mantener el equilibrio en una posición algo más alta que el suelo adyacente. De este modo se perfecciona la técnica casi sin darse cuenta.
* Tubo: Recorrer un tubo es el ejercicio de mayor dificultad para practicar la técnica del equilibrio. Cuanto más estrecho sea éste, más difícil será conseguirlo y se adquirirá mayor experiencia.
* A pie: El equilibrio no sólo se puede practicar sobre la bicicleta, sino que también es posible hacerlo a pie. Andar sobre una barandilla ayuda a coger la esencia del equilibrio y a saber cómo colocar el cuerpo cuando se pierde.


Queda claro, pues, que en la bicicleta siempre se debe intentar guardar el máximo equilibrio. Cuando se está en movimiento, se consigue manteniendo la rueda recta, lo que resulta bastante fácil. En cambio, hacerlo parado es mucho más difícil, pues se debe girar la rueda para que el centro de gravedad de la bicicleta esté más abierto y sea más fácil mantenerse quieto. Estar en equilibrio sobre una bicicleta parada es mucho más fácil si la rueda está girada, ya que de este modo tiene más base; por el contrario, con la rueda recta se tiene mucho menos margen de maniobra.

Así, para aprender a mantener el equilibrio es mejor hacerlo primero en movimiento y después parado, desplazando el cuerpo hacia la derecha o la izquierda según la bicicleta se desequilibre hacia uno u otro lado. Además, se puede jugar un poco con los frenos, balanceando el cuerpo levemente adelante y atrás. Por último, otra manera con que también se puede practicar la técnica es utilizando sillas de cuatro patas, intentando aguantar el equilibrio únicamente sobre dos.



Pedal adelantado

Una cuestión a tener en cuenta a la hora de mantener el equilibrio sobre la bicicleta es que el pedal que tengamos adelantado en ese momento servirá como punto de apoyo y equilibrio. En biketrial, las personas diestras mantienen mejor el equilibrio apoyándose en el pedal derecho, mientras que las zurdas lo hacen mejor sobre el pedal izquierdo, es decir, teniendo adelantado ese pedal.



Pivotar sobre la rueda trasera

Es una de las técnicas básicas del biketrial y sirve para aguantar el equilibrio cuando éste se pierde ligeramente, además de para encarar perfectamente los obstáculos, cambiando de posición la rueda delantera sin que la trasera se desplace. Es muy importante que, a la hora de llevar esta técnica a la práctica, tanto los brazos como las piernas hagan la función de una suspensión; el cuerpo tiene que convertirse en un muelle que actúe como si la bicicleta tuviera suspensión y se quisiera aprovechar. El aire de los neumáticos y el cuerpo son los que ayudarán a hacer saltar la rueda de delante.

Para llevar a cabo esta pivotación, se deben encoger a la vez brazos y piernas y dar un ligero tirón con los brazos mientras se gira levemente el tronco hacia uno de los lados, de modo que la rueda de delante se levante y se desplace lateralmente. Lo más importante es tener en cuenta la posición de brazos y piernas, que deben estar flexionados; con las extremidades estiradas sería imposible hacer el movimiento necesario para levantar la rueda.

Todos los ejercicios de biketrial tienen una correspondencia con algún ejercicio que se haga de pie, sin bicicleta. Esta técnica de pivotar sobre la rueda trasera se puede equiparar al hecho de levantar un peso del suelo; si los comparamos, vemos la necesidad de que pies y brazos estén flexionados, ya que a nadie se le ocurriría levantar un peso del suelo sin flexionar ambas extremidades.

Para consolidar esta técnica, no hay más posibilidad que practicarla muchas veces, aunque los ejercicios con pesas son buenos para coger fuerza y soltura en el movimiento. Para iniciarse, es mejor practicar sobre un terreno totalmente llano. Resultará útil empezar realizando círculos completos a base de pequeñas pivotaciones: primero hacia el lado izquierdo y después hacia el derecho, en el caso de los diestros. Cuando el círculo completo ya salga bien, el siguiente paso es intentar dar algunos botecillos hacia la izquierda seguidos de algunos más hacia la derecha, sin poner nunca el pie en el suelo.



Pivotar sobre la rueda delantera

Mover la rueda trasera pivotando sobre la delantera es una técnica más compleja que su inversa. En el período de iniciación al biketrial, es un movimiento que apenas resulta útil, porque en la mayoría de los casos se puede sustituir por la pivotación sobre la rueda trasera.

El pivotar sobre la rueda delantera facilita el colocarse en la mejor posición para encarar un obstáculo, ahorrando bastantes de los movimientos que se deberían ejecutar si sólo se pudiera pivotar sobre la rueda trasera. Hay lugares, por la composición del terreno, en los que no queda más remedio que pivotar sobre la rueda delantera, ya sea porque no hay posibilidad de ir hacia atrás o porque la rueda delantera se ha quedado sin espacio libre para girar. La libertad de movimientos es mucho mayor pudiendo pivotar alternativamente sobre una u otra rueda que verse limitado a hacerlo sólo sobre una de ellas.

Aprender en una pendiente

La mejor manera de aprender este movimiento es en una pendiente, en la que se marca una línea. A una velocidad no demasiado alta -para no salir despedido por delante del manillar- nos acercamos a esa línea, frenamos y echamos el cuerpo hacia delante. La frenada debe realizarse con los dos frenos, aunque algo más intensamente con el de delante que con el de detrás. Automáticamente, por inercia, la bicicleta se levantará de atrás. Con la rueda trasera elevada, los diestros deberán dar un golpe de cadera hacia la derecha para mover la rueda hacia esa dirección, mientras que los zurdos deberán hacer lo mismo hacia la izquierda.

Mejoría en llano

Cuando se domina la técnica en una pendiente, se puede pasar a intentarlo en un terreno llano: se marcas una línea, se llega pedaleando y se frena con el freno delantero para que se levante la rueda trasera. Con ésta en el aire, se da un golpe de cadera hacia el lado bueno y ya está todo hecho.

Perfeccionamiento en estático

Una vez se domina la técnica en movimiento, llega lo más difícil: realizarla sin moverse. Para levantar la rueda no se cuenta con la inercia que proporciona la carrerilla, sino que debe intentar conseguirse con el cuerpo. Para hacerlo, se debe desplazar el centro de gravedad lo más hacia delante posible, como si se quisiera tocar la rueda delantera con la nariz.

Is important to learn this movement to your " bad side ", because in any competition the only way to pass the section will be the movement to bad side. You must to learn the movement step by step. Right people make all the movements with right pedal in front and viceversa, independently the side that you would like to make the pivotationEs importante que, después de saber pivotar hacia el lado bueno, lo practiquemos también hacia el lado malo, ya que alguna vez, en competición, no tendremos más remedio que realizar el movimiento hacia ese lado. Habrá que seguir todo el proceso desde el principio, empezando por la pendiente y después en llano, con carrerilla, para finalmente hacerlo en estático. Hay que tener en cuenta que un diestro siempre afrontará los obstáculos con el pedal derecho adelantado, mientras que un zurdo lo hará con el izquierdo, independientemente de hacia qué lado deba realizar la pivotación.

Ejercicios alternativos

Las técnicas de pivotación sobre la rueda trasera y sobre la rueda delantera son fundamentales en el biketrial. Es por ello que conviene dominarlas al dedillo, sin dudas ni vacilaciones, ya que eso evitará muchos esfuerzos y dificultades a la hora de encarar de forma correcta los obstáculos.

Un buen ejercicio consiste en alternar una pivotación sobre la rueda trasera, con una sobre la rueda delantera, cambiando también el lado hacia el que se pivota. Así, sin moverse del sitio, se puede practicar mucho.

Pasar este ejercicio a una escalera, con el objetivo de subirla sin poner el pie en el suelo en ningún momento, es la última etapa del aprendizaje de esta técnica. En cada escalón se mejora la técnica de movimiento de la rueda delantera pivotando sobre la de atrás, así como el equilibrio y el movimiento de la rueda trasera al pivotar sobre la de delante.

Es importante que la escalera elegida tenga, como mínimo, la misma anchura que longitud tiene la bicicleta. Si es más estrecha, la técnica también se puede utilizar, pero sin poner la bicicleta en paralelo. La rueda delantera siempre irá algún escalón por encima de la trasera, lo que implicará mayor dificultad para mantener el equilibrio.

En la escalera se aprende mucho acerca de dónde colocar la rueda delantera para que no resbale ni se caiga. También ayuda a mejorar la capacidad de mantener el equilibrio en una posición difícil como, por ejemplo, con las dos ruedas en alturas diferentes.



Giros

Si marcásemos una especie de reloj en el suelo, para ir desde las doce hasta las tres pivotando sobre la rueda trasera, necesitaríamos cuatro botes. Con la técnica de los giros nos ahorramos tiempo y esfuerzos, pues el cambio de dirección se realiza con un solo bote más largo. Se trata de una técnica parecida al pivotaje sobre la rueda trasera. También se realiza flexionando primero el cuerpo hacia delante, para tirar después del manillar mientras se gira el tronco hacia un lado, pero multiplicando ese bote. En realidad, ambas técnicas implican un esfuerzo similar, aunque en los giros, en lugar de hacer dos botes pequeños, se va ampliando la distancia hasta que se consigue convertirlos en un giro largo.

Con esta técnica, un buen piloto es capaz de realizar giros de hasta 180º sin levantar en ningún caso la rueda trasera del suelo.




Salto lateral

Esta es una técnica equiparable a la de saltar hacia atrás, pero moviéndose hacia un lado. A los diestros les es más fácil saltar hacia la derecha, mientras que a los zurdos les resulta más cómodo hacerlo hacia la izquierda.

Con los frenos siempre bloqueados, se debe utilizar el cuerpo como una suspensión, flexionándolo, y saltar hacia un lado. Para realizar el salto, hay que hacer fuerza con los brazos y con las piernas, tirando de la bicicleta para que se mueva hacia arriba y desplazando el tronco hacia un lado para completar el cambio de posición
.Los saltos efectuados mediante esta técnica son relativamente cortos, de unos 40 centímetros como máximo, así que mantener el equilibrio en el aterrizaje no representa un problema añadido. En cualquier caso, si se pierde el equilibrio al llegar al punto de destino, se pueden hacer algunos botes con la rueda delantera o trasera para corregir la posición.

Es buena idea practicar los saltos laterales tanto hacia la derecha como hacia la izquierda, porque aunque la técnica es la misma, la dificultad es diferente según sea o no el lado bueno del piloto.



La marcha atrás

La marcha atrás es muy importante para mejorar la movilidad sobre la bicicleta. Todo el mundo está acostumbrado a ir hacia delante, pues es muy fácil pedalear para avanzar. Con todo, al no poder usar los pedales, ya no resulta tan sencillo retroceder sobre una bicicleta. Poder dar marcha atrás ofrece un mayor control de la bici y sirve para rectificar; en el momento de volver a intentar superar un obstáculo que no te ha salido a la primera o en el posicionamiento previo, sin duda tienes que saber ir hacia atrás.
Se parte de una posición inicial sobre la bicicleta, con la rueda delantera girada. A partir de ahí, se tienen que clavar los frenos, colocar el tronco hacia delante y, una vez éste se encuentra sobre el manillar, desplazar súbitamente todo el peso hacia atrás y soltar los frenos. Así se aprovecha el propio impulso del cuerpo para retroceder.

Para adquirir esta técnica de forma correcta, es mejor empezar practicándola sobre un terreno con una ligera pendiente, ya que nada más soltar los frenos, la bicicleta tenderá a ir hacia atrás, mientras que en un terreno llano, las primeras veces que se intenta, la bicicleta se empeña en quedarse estática. En una superficie inclinada, el impulso del piloto, sumado a la inercia provocada por la bajada, llevarán la bicicleta hacia atrás.



Saltar hacia atrás

Consiste en desplazarse hacia atrás sin tocar el suelo. Esta técnica permite moverse marcha atrás por superficies abruptas; en un terreno llano es fácil dar marcha atrás rodando, pero en un terreno abrupto eso no es posible, así que hay que hacerlo saltando. Los saltos se consiguen con los frenos bloqueados, flexionando el cuerpo totalmente hacia delante e impulsándose hacia atrás, utilizando tanto la fuerza de los brazos como la de las piernas.

Es muy importante que, antes de iniciar el movimiento, se tenga claro cuál será el lugar en el que aterrizarán las dos ruedas. Asimismo, antes de practicarlo por primera vez, es buena idea intentar hacerlo fuera de la bicicleta, ya que en esencia es lo mismo. Los saltos se consiguen con los frenos bloqueados, flexionando el cuerpo totalmente hacia delante e impulsándose hacia atrás, utilizando tanto la fuerza de los brazos como la de las piernas.



La frenada

Las frenadas en biketrial tienen que hacerse con los dos frenos, aunque siempre con un porcentaje mayor del freno trasero que del delantero. Podríamos cifrar ese porcentaje en un 60% para el de atrás y un 40% para el de delante, debido a que si se frena más con el delantero se corre el riesgo de volcar.

En el momento de la frenada, en condiciones generales, se tiene que intentar desplazar el peso lo más hacia atrás de la bicicleta posible y mantener el manillar lo más recto que se pueda. De esta forma, se consigue un mejor control y se reduce el riesgo de desequilibrios.

Hay que anticiparse, siempre que sea posible, y prever dónde va a tener que empezar la frenada, para que ésta sea progresiva y no clavemos los frenos, ya que dificultaría el control a causa del derrape.

Ubicación de las manetas

Un consejo interesante es situar la maneta correspondiente al freno trasero -que es el más importante- en el lado del manillar que coincida con la mano buena. Es decir, para los diestros deberá estar en la derecha y para los zurdos en la izquierda. Esto se debe a que la mano buena siempre tiene más fuerza y capacidad de reacción.

Lo importante es que la reacción sea lo más inmediata posible. Es por eso que algunos pilotos acostumbrados a ir en moto colocan la maneta del freno trasero en la parte izquierda del manillar, que es el lugar en el que la llevan las motos.

Forma de frenar

Actualmente, las mejores frenadas ce consiguen con frenos hidráulicos, que son los que equipan la mayoría de participantes en las grandes pruebas del calendario.

Normalmente, la mayoría de frenadas se hacen sólo con el dedo índice, manteniendo los otros cuatro dedos de la mano en el puño, para no perder un ápice del control sobre la bicicleta en el momento de frenar.

En situaciones extremas -como en pendientes muy pronunciadas-, en las que se necesita una frenada muy fuerte o brusca, se puede llegar a frenar con dos dedos, el índice y el corazón.

Consejos

En el biketrial, la mayoría de frenadas requieren que la rueda sea bloqueada completamente, dejando pocas ocasiones para el deslizamiento. Además, es un deporte en el que continuamente hay que frenar.

Para optimizar la capacidad de frenado de la bicicleta, una buena opción es rallar las llantas o recubrirlas con una capa de alquitrán o tela asfáltica, lo que repercute en un mejor agarre de las zapatillas y en una frenada más brusca.



Golpe de pedal para avanzar

Esta técnica se utiliza para avanzar cuando el terreno no es uniforme y no puede recorrerse rodando. Así pues, el piloto debe optar por saltar ese espacio, evitando que las ruedas tomen contacto con el suelo para no arriesgarse a una caída.

El salto hacia delante se consigue dando un fuerte golpe de pedal, ayudándose con un impulso de piernas y brazos. Es muy importante, para que la técnica surta su efecto, el juego con los frenos. El golpe de pedal debe ser simultáneo al desbloqueo de los frenos: al principio, éstos deben estar bloqueados, dándose el golpe de pedal en el momento de soltarlos.Dicho golpe de pedal tiene que ser brusco para que, junto con la tracción de la cadena, lance la bicicleta hacia delante. Cuanto más brusco sea, más lejos irá la bicicleta en el salto. Por eso, la potenciación de los músculos que realizan el esfuerzo (los cuádriceps) contribuirá a un mayor éxito del movimiento.

No hay que olvidar que todos los golpes de pedal se hacen con el mismo pie: el derecho para los diestros y el izquierdo para los zurdos.


Avanzar a brazos

Esta técnica consiste en desplazar toda la bicicleta por medio de saltos, que se llevan a cabo con la fuerza de los brazos. Se puede avanzar de este modo tanto en terreno llano como en terreno irregular o en pendiente. Es una técnica muy segura, aunque requiere bastante fuerza para que se pueda hacer de forma continuada en una zona o a lo largo de varias zonas de una competición. Para avanzar a brazos, se parte desde una posición en equilibrio. Todo el movimiento se realiza con los frenos totalmente bloqueados, con lo que no hay ninguna ayuda del golpe de pedal. El avance se consigue flexionando todo el cuerpo y extendiéndolo súbitamente, mientras los brazos tiran fuerte del manillar para llevar la bicicleta hasta el punto elegido.

El uso de esta técnica es muy habitual, ya que en una zona de tierra donde resulta imposible pedalear, por ejemplo, sólo se puede avanzar a través de saltos. Además, es una técnica muy versátil, pues se puede llevar a cabo con la bicicleta totalmente recta o posicionada oblicuamente y aterrizar en una posición diferente con un simple golpe de cadera en el aire. Un buen consejo para mejorar el avance a brazos es practicarlo en una escalera, una estructura que ayudará mucho al piloto a precisar los puntos exactos donde colocar las ruedas en cada salto.

Botar sobre la rueda trasera


Esta técnica es muy importante, ya que el Biketrial es cada vez más técnico y hay muchas zonas con tramos en los que sólo se utiliza la rueda trasera. A veces, los lugares por donde se pasa son tan sumamente estrechos que no tienen ni siquiera la longitud de la bicicleta, por lo que se debe subir con la rueda delantera en el aire y aguantar el equilibrio para superar el obstáculo.

Botar sobre la rueda trasera es la técnica que ha evolucionado más en los últimos tiempos por la sencilla razón que los obstáculos son cada vez más estrechos y hay que saber botar con la rueda de atrás muy bien para encarar algunos de ellos. Por ejemplo, si se debe subir por la raíz de un tronco pero la bicicleta no cabe, se tiene que ir botando con la rueda de atrás para ascender. Otro caso sería una escalera muy estrecha y vertical, donde no cabría la bicicleta, y que se debería subir botando sobre la rueda de atrás, con la delantera en el aire. Por ello, esta técnica se tiene que aprender muy bien.

Botar sobre la rueda trasera se puede hacer de tres formas diferentes:

1. A brazos marcha atrás

Esta técnica es la primera que se aprende para botar. Se realiza en una pendiente: se sube por ella, se frena levantando la rueda delantera -siempre resulta más fácil en una pendiente- y, con los frenos bloqueados, se va botando de espaldas hacia abajo.

Para levantar la rueda delantera en la pendiente, hay que frenar y tirar del manillar con los brazos. Una vez la rueda está en el aire, la bicicleta tendrá tendencia a irse hacia atrás, con lo que para corregir ese desequilibrio y no caer de espaldas se tendrá que estirar piernas y brazos, impulsándose en un salto hacia atrás. Una vez se aterriza, se debe controlar que la rueda no caiga hacia adelante, llevándola hacia el cuerpo; otra vez parecerá que la bicicleta quiera volcar hacia atrás, pero otro salto lo solucionará.

El movimiento que se hace sobre la bicicleta en estos saltos se puede equiparar perfectamente al que hace un gimnasta para levantar unas pesas del suelo, con un tirón brusco hacia arriba. Más exactamente, después de levantar la rueda delantera, el cuerpo del piloto debe flexionarse, atrayendo el manillar hacia él. Cuando se produce el desequilibrio, el piloto debe alejarse primero del manillar echándose hacia atrás para, posteriormente, tirar del manillar fuertemente con los brazos para hacer saltar la bicicleta.

La mejor manera para mejorar en esta técnica es intentar siempre superarse a uno mismo. La motivación por hacer un mayor número de botes cada día conducirá a una progresión imparable. El mejor rendimiento se consigue en el entrenamiento colectivo, ya que el instinto de competitividad conduce a un piloto a esforzarse más todavía para superar a otro. Recuerdo con cariño la época de niños en que, con mi vecino Antonio Talavera, nos picábamos por conseguir hacer más botes que el otro: si por la noche él me decía que había hecho nueve botes seguidos, por la mañana yo no paraba hasta que hacía diez. Uno siempre aprendía del otro.

2. A brazos

Después de haber consolidado la técnica de botar a brazos marcha atrás, se puede empezar a botar solamente a brazos. Se trata de levantar la rueda y, con la fuerza de los brazos, ir botando sin moverse de sitio. Ésta se realiza también con los frenos bloqueados, pero en un terreno llano y sin moverse de un mismo punto.

Primero se tiene que levantar la rueda delantera: con el cuerpo muy hacia delante, se cambia todo el peso hacia atrás tirando del manillar. Para realizar los botes, hay que flexionar primero las piernas y luego estirarlas al mismo tiempo que los brazos que, a su vez, tiran del manillar hacia arriba.

Para evitar que la rueda caiga hacia delante en el aterrizaje, el cuerpo debe corregir su posición intentando que la rueda esté situada lo más alto posible, ya que es más fácil de controlar.

Haciendo una analogía con un ejercicio sin bicicleta, esta técnica de botar sobre la rueda trasera a brazos sería comparable a un salto de sentadilla.

3. A golpe de pedal

Es una técnica depurada y una de las más importantes que existen en el biketrial. Consiste en levantar la rueda delantera y avanzar a saltos, dando golpes de pedal y jugando con los frenos. También se empieza levantando la rueda delantera, pero con el añadido de que la intención es avanzar, para lo que se debe dar un golpe de pedal. Es muy importante, para que la técnica surta efecto, el juego con los frenos. El golpe de pedal debe ser simultáneo al desbloqueo de los frenos. Es decir, se empieza con los frenos bloqueados, dándose el golpe de pedal en el momento de soltarlos.

Ese golpe de pedal tiene que ser muy brusco porque, al soltar los frenos, la rueda delantera empieza a caer, y son precisamente ese golpe de pedal y la tracción de la cadena los que reequilibran la situación, a la vez que lanzan la bicicleta en un salto hacia delante.

Hay que recordar dos cuestiones importantes. Una vez se ha realizado el salto y la rueda trasera ha vuelto a tomar contacto con el suelo, se debe evitar que la rueda delantera caiga, volviendo a bloquear los frenos y alzando esa rueda lo más arriba posible. Por otro lado, no hay que olvidar que todos los golpes de pedal se hacen con el mismo pie: el derecho para los diestros y el izquierdo para los zurdos.

Cuanto más brusco sea el golpe de pedal, más lejos irá la bicicleta en el salto. Por eso, la potenciación de los músculos que realizan el esfuerzo (cuádriceps) contribuirá a un mayor éxito del movimiento.



Esta técnica sirve para encarar un obstáculo en aquellos lugares donde no cabe la bicicleta entera. Se parte de una posición en que el piloto está botando sobre la rueda trasera con golpes de pedal. El giro se hace poco a poco, como cuando se pivota sobre la rueda trasera; es decir, no son muchos los grados que se giran en un solo bote. Los diestros tienen mayor facilidad para girar hacia la izquierda, mientras que los zurdos se sentirán más cómodos girando a la derecha.

Cuando se está en el aire, se debe girar la cintura hacia el lado deseado para, inmediatamente después, acompañar el manillar hacia ese mismo lado, volviendo a poner la bicicleta recta con respecto al cuerpo.

El juego con los frenos es igual que en el movimiento de botar sobre la rueda trasera. Sólo se sueltan en el momento de dar el golpe de pedal para realizar el bote y girar; cuando se vuelve a aterrizar, deben estar nuevamente bloqueados. Avance sobre superficies mojadas

¿Qué hacer cuando nos tenemos que meter en zonas muy resbaladizas? ¿Cómo afrontar el avance en un río, por ejemplo, donde todas las piedras patinan y parece que quieran tirarnos al suelo?

Lo primero que hay que hacer es intentar dotar a los neumáticos de la máxima adherencia posible, bajando la presión de las ruedas aproximadamente a la mitad, aunque pueda parecer exagerado. La conducción cambia muchísimo, sobre todo debido a que la falta de aire en los neumáticos reduce mucho los rebotes, lo que provoca que el piloto se deba esforzar más para superar una zona.

También hay que prestar mucha atención al frenado, porque las bicicletas pierden capacidad de frenada cuando las llantas están mojadas. Es imprescindible que las llantas estén ralladas con un dibujo muy brusco para que siga siendo posible frenar en seco cuando las condiciones lo requieran.

Precisión máxima en la conducción

La técnica de conducción sobre mojado tiene que ser muy precisa, ya que las zonas permiten poco margen de error en las desviaciones de la trazada buena. En seco, aunque el piloto se salga un poco de la mejor trazada, puede encontrar una superficie estable y seca a la que agarrarse, algo que no acostumbra a suceder cuando están mojadas.

Por eso, hay que tener muy claro antes de iniciar la zona cuáles van a ser los puntos por los que se va a pasar y reducir los movimientos sobre la bicicleta al mínimo en cada punto, realizando solamente los imprescindibles para mantener el equilibrio.



Bueno eso es todo espero q les agrde ( comenten porfavor asi no quedo colgado )
PD:es mi primer post piedad
0
0
0
0No hay comentarios